Sobre AM
NoticiasPersonas

30 de junio de 2021

Madre advierte a otros tras la muerte de su hija por tragarse las baterías del control remoto

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Hay muy pocas cosas que los niños de 2 años no se lleven a la boca, pero algunas pueden provocarles la muerte. Esta es la dura experiencia que le tocó vivir a la madre de Harper-Lee.

El pasado 23 de mayo es un día que jamás olvidará la familia de la pequeña Harper-Lee Fanthorpe, de 2 años, así como el equipo de médicos que intentó salvar su vida.

En su dolor, Stacey Nicklin, madre de la pequeña, le ha prometido a su hija que intentará salvar a tantos niños como sea posible, haciendo una campaña de advertencia. En AmoMama nos sumamos a esta iniciativa.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

UNA DIMINUTA BATERÍA

Harper-Lee se encontraba bajo el cuidado de su hermana mayor Jamie-Leigh cuando sintió que no podía respirar. Su cuerpo se arqueó ligeramente hacia atrás y comenzó a vomitar sangre.

La niña perdió el conocimiento y fue trasladada de emergencia al Royal Stoke University Hospital. Luego de compensar la pérdida de sangre con una transfusión, ingresó a quirófano para intentar controlar la hemorragia.

“A mitad de su cirugía, el cirujano salió y me dijo que pensaban que se había tragado una pila de botón”, dijo Stacey, según recoge el NY Post.

Cargando...

Publicidad

A pesar de los esfuerzos médicos, Harper-Lee sufrió una arritmia cardíaca que no pudieron revertir y falleció en la mesa de cirugía. Su madre solo recuerda a su niña diciéndole que la necesitaba, mientras ella le repetía que la amaba.

ADVERTENCIA

Desconcertada por las palabras del cirujano, Nicklin revisó la habitación de su hija y encontró un control remoto al que le faltaba la batería en forma de botón. Hasta ese momento ella desconocía que su niña la había ingerido.

Cargando...

Publicidad

Ahora, Stacey se siente obligada a lanzar una advertencia a otros padres para que entiendan los riesgos que conlleva la ingestión accidental de esta pila con el siguiente mensaje:

Cargando...

Publicidad

“Las pilas de botón alimentan objetos cotidianos como llaveros de automóviles, controles remotos y juguetes para niños. Pero, ¿sabías que si se tragan pueden dañar gravemente o incluso matar a un niño?”, dice, según recoge Wales Online.

“Las baterías reaccionan con la saliva y si un niño se traga una batería de botón, puede crear agujeros y causar hemorragias internas, incluso la muerte”, expresa el texto de la advertencia.

Entre las recomendaciones para evitar este tipo de accidentes están cubrir con cinta adhesiva el compartimiento de las baterías, guardar con celo las de repuesto y deshacerse de las usadas de inmediato.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.