Sobre AM

Niño de 5 años con síndrome de Down no fue invitado a su graduación: "Fue un día muy triste"

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Val Elizondo es una madre mexicana que denunció una gran injusticia: discriminaron a su hijo Romeo, que tiene síndrome de Down, y no lo invitaron a la graduación del jardín de niños al que iba.

La historia la cuenta en primera persona esta madre de Coahuila, a través de Facebook. Relata que tenía mucha ilusión de ver a su hijito Romeo, que tiene síndrome de Down, graduarse del jardín de niños al que iba. "Siempre cumplí como mamá al poner a mi hijo a hacer las tareas", cuenta, con el corazón roto.

Su hijo Romeo además tenía una maestra de apoyo, que también le daba actividades. "Llegaron al grado de felicitarme desde Saltillo, Coahuila, por ser una mamá cumplida con mi hijo", relata.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Como no veía ningún preparativo para la tradicional fiesta de graduación de los pequeños, la madre supuso en un primer momento que estaría cancelada a raíz de la pandemia. Sin embargo, refiere que días atrás por las dudas le preguntó a la directora del establecimiento al respecto.

"¿No va a haber graduación o entrega de papeles?", preguntó. A lo cual, según cuenta, la directora le dijo que no se podía, y que le avisaría para que fuera a buscar los papeles de su hijo a la institución.

"Le mandé un mensaje a la maestra", cuenta, "que si iban a hacer algún evento, y dijo que no, que solamente le mandara una foto del niño con el uniforme en pared blanca". Obediente, la madre mandó la foto que le pedían, y si bien se entristeció lo comprendió.

Cargando...

Publicidad

Ahora bien, quiso la casualidad que, por trabajo, Val Elizondo tuvo que pasar por la puerta del colegio de su hijo en esos días. Cuando pasó, no pudo creer lo que veían sus ojos:

Allí estaban todos los compañeritos de su hijo, "uniformados con sus arreglos de graduación", en compañía de sus padres y padrinos. A las 9.40 a.m. llamó a la maestra de su hijo para pedir explicaciones, y no quedó nada conforme con lo que le dijeron.

Cargando...

Publicidad

"Ande, señora, perdón, discúlpeme, se me olvidó avisarle, tenía mucho trabajo", refiere que le dijo, "pero tráigaselo ahorita, el evento empieza a las 10.00 a.m.".

Muy dolida y ofendida, la señora Elizondo refirió que no quiso llevar a su hijo al lugar en el que había sufrido semejante destrato. "Ojalá que nunca sientan lo que sentí yo el día de hoy", desea esta madre.

¿Qué hubieras hecho de haber estado en el lugar de esta madre? Cuéntanos en los comentarios.

Cargando...
Cargando...

Publicidad