Sobre AM
Entretenimiento

21 de julio de 2021

Mujer esconde una grabadora de voz en el auto de su esposo, y no en vano - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Cuando esta esposa supo lo que su hija se había encontrado en el carro de su marido, de inmediato ideó un plan para descubrir quién era su amante.

Lola y Gilberto tiene seis años de casados y tienen una hija de cinco a la que llamaron Carolina. Un día, durante la cena, la niña pone sobre la mesa un gancho para el cabello. Le dice a su mamá que lo había olvidado en el auto de su papá.

Al reconocer que no era suyo, la peluquera de uno de los mejores salones de belleza de su ciudad puso en duda la fidelidad de su esposo. Juntos habían luchado por darle lo mejor a su hija y una situación así podía destruir su matrimonio.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Antes de decir algo, Lola vio con mucho cuidado el adorno para resaltar un peinado y le respondió a la niña: “Esta no es mi horquilla. No uso una con esos diseños. Gilberto, ¿de quién es eso?”, expresó.

Cargando...

Publicidad

El agente de una empresa de logística no sabía qué responderle a su mujer. Sobre todo, si el accesorio no era de ella. La mujer, con tono algo molesto aseguró que el gancho no le pertenecía.

"Esto no es mío. Sé exactamente qué horquillas tengo. Entonces, ¿de quién es ese y qué está haciendo en tu auto?", preguntó.

La respuesta de su esposo no convenció a la mujer. Gilberto indicó que no lo había visto nunca. Señaló que, si no era de Lola, seguramente Carolina lo había tomado de algún lugar y lo puso en el auto.

Sin entrar en discusión, Lola fingió que le creyó a su esposo. Pero su mente ya estaba fabricando un plan para descubrir a qué mujer estaba subiendo su hombre en el auto de la familia.

Cargando...

Publicidad

Ella necesitaba saber si el padre de su hija estaba saliendo con otra mujer. Por eso decidió comprar una grabadora de voz y la plantó debajo del asiento del chófer.

Estaba convencida de que lograría encontrar las pruebas de que su esposo tenía una aventura amorosa fuera de su matrimonio.

Cargando...

Publicidad

Cuando Gilberto regresó a casa, Lola aprovechó que su esposo se estaba bañando para escuchar lo que el aparato registró durante el primer día de grabación.

Sin embargo, no encontró nada comprometedor. Solo escuchó murmullos cortos de su esposo y pensó que probablemente la grabadora estaba colocada en un ángulo incorrecto.

El segundo día fue bastante diferente. Parecía que Chris estaba conduciendo a algún lugar bastante lejos a pesar de que su trabajo estaba solo a 20 minutos de su casa.

En el registro escuchó que una mujer entró al auto y saludó a Gilberto. Con el corazón latiéndole muy fuerte, Lola siguió escuchando el audio.

Cargando...

Publicidad

Su mente estaba llena de pensamientos negativos. Creía que su marido la estaba engañando con otra mujer. La cabeza se le nubló y la rabia la invadió.

Lo siguiente que escuchó en la grabación la terminó de convencer. La extraña era la amante su esposo y estaba sustituyendo su lugar.

Lola comenzó a llorar. Pero de pronto, Gilberto le dijo algo a la dama en el auto. Lo que oyó la dejó en shock. No entendía nada.

Su marido le había pedido a la mujer que le pagara el viaje. Lo mismo sucedió con otras voces hasta que Lola se dio cuenta de que su esposo estaba transportando a personas por dinero.

Cargando...

Publicidad

Las preguntas comenzaron a rondar en su cabeza y no tuvo más opción que preguntarle directamente a su marido qué estaba ocurriendo. Le dijo a Gilberto que le contara toda la verdad.

Cargando...

Publicidad

El marido de la peluquera se sintió ofendido por la desconfianza de su mujer. Nunca pensó que Lola pudiera dudar así de él.

No hubo espacio para mentir y al hombre no le quedó más opción que contar lo que estaba ocurriendo. Le dijo a Lola que lo habían despedido de su trabajo. Por eso decidió ganarse la vida como taxista para poder seguir sosteniendo a su familia.

Gilberto había ocultado la verdad porque se sentía humillado. No quería preocupar a su mujer diciéndole que se había quedado sin empleo.

De hecho, pensando en que su esposa o algún conocido se lo pudieran encontrar en la ciudad, hacía transporte a personas que necesitaban llegar a un destino fuera de su jurisdicción.

Cargando...

Publicidad

Gilberto le pidió disculpas a Lola por haberle ocultado su nuevo oficio y las noticias sobre su trabajo y Lola lamentó haber dudado de su fidelidad.

"Realmente lamento haberte causado dudas y hacerte llorar. Solo quiero lo mejor para nuestra familia y no quería que me vieras en un punto tan bajo", manifestó.

La mamá de Carolina consoló al hombre que ama y le dijo que siempre le brindaría su apoyo. Ambos prometieron no guardarse ningún secreto y tratar de resolver juntos los problemas.

Cargando...

Publicidad

El hombre siguió taxiando hasta que encontró un nuevo trabajo. La vacante que ocupó era mucho mejor que la anterior. Allí si valoraban sus habilidades y talentos.

Esta historia es una muestra de cómo los celos, la duda y la mentira pueden jugar en tu contra. En cualquier relación personal, ya sea de trabajo, amorosa o familiar, debe prevalecer la sinceridad.

Al final, todo se sabe y si se deja espacio para la duda o el resentimiento, seguramente se sembrarán en lo profundo de tu corazón y podrían causar el quiebre.

Esta es una obra de ficción. Nombres, personajes, negocios, eventos e incidentes son productos de la imaginación del autor. Cualquier parecido con personas reales, vivas o fallecidas, o hechos reales es pura coincidencia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad