logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

La divertida respuesta de Elizabeth II a unos turistas que no la reconocieron

Diego Rivera Diaz
07 ago 2021
12:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La reina Elizabeth II es una de las personas más famosas de todo el planeta. Sin embargo, no todos los turistas que buscan darle un vistazo a la realeza pueden reconocer su aspecto.

Publicidad

Ser la reina de Inglaterra conlleva muchas responsabilidades, pero también tiene sus ventajas. Vivir en enormes palacios y tener docenas de sirvientes siempre disponibles no es poca cosa.

Algo que no suele ser tan agradable es el reconocimiento universal. Siendo reina, Elizabeth II sabe perfectamente que todos los ojos siempre están posados sobre ella.

Reina Elizabeth en Londres en mayo de 2012. | Foto: Getty Images

Publicidad

Desde la prensa hasta el público, todos prestan atención a la famosa reina de Inglaterra. Para procurarse un poco de privacidad, la reina suele optar por bufandas, sombreros y abrigos que la hagan menos reconocible.

Y en al menos una ocasión, sus tácticas de camuflaje parecen haber sido tan efectivas que logró pasar desapercibida cara a cara. Irónicamente, eran turistas que visitaban una propiedad real específicamente con el deseo de ver a la reina.

Lee más: Cómo se enteró la reina Elizabeth del nacimiento de Lilibet

Un ex oficial de protección de la reina reveló que el furtivo encuentro ocurrió en las afueras de su hogar en Escocia, Balmoral. Durante una caminata, la reina se topó con el grupo de turistas, oriundos de los Estados Unidos.

Publicidad

Los turistas le dieron un vistazo, y asumieron que se trataba de una dulce abuelita. De hecho, le preguntaron si vivía en la zona. La reina respondió con picardía que tenía una casa muy cerca.

Reina Elizabeth en Blois, Francia en junio de 1992. | Foto: Getty Images

Publicidad

Entonces, uno de los miembros del grupo le preguntó directamente si alguna vez había conocido a la reina. Elizabeth respondió con la misma picardía de antes.

"No, pero este policía sí", dijo, señalando a su oficial de protección. El ex oficial, quien trabajó para la monarquía por más de 30 años, dijo que el grupo se encogió de hombros y siguieron adelante.

Lee más: 7 veces en que la reina Elizabeth II rompió el protocolo real

Nunca supieron con quién habían hablado ese día. ¡Eso sí que es ser un turista despistado! El encuentro ocurrió en verano, temporada que la reina típicamente pasa en Escocia.

Balmoral siempre fue un lugar especial para la reina, especialmente después de su boda. La residencia escocesa fue el destino de su luna de miel en 1947.

Publicidad