Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

23 de agosto de 2021

Fue por un fin de semana a una isla paradisíaca, pero está atrapada allí hace un año y medio

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Cuando una turista británica viajó al Pacífico Sur para conocer la remota nación isleña de Tonga, solo tenía pensado pasar un fin de semana. Nunca imaginó que viviría ahí por más de 18 meses.

Zoe Stephens llegó a la nación de Tonga en marzo de 2020. La turista británica de 27 años llevaba dos años y medio viviendo en China, y había pasado los últimos meses viajando por Asia hasta llegar a Fiji.

La joven oriunda de Crosby, Inglaterra quería escapar las noticias del coronavirus, que ya dominaba la conversación pública para la fecha. Reservó su viaje a Tonga para despejar su mente.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Casi un año y medio después, Zoe sigue atrapada en el minúsculo archipiélago, uno de los pocos sitios del mundo a donde no ha llegado el COVID-19. "Soy una de pocas personas en el mundo que nunca ha usado mascarilla", dijo a CNN.

No ha usado mascarilla en toda la pandemia, y piensa que será raro integrarse al mundo donde tanta gente las usa a diario. Durante estos meses, Stephens comenzó una maestría en línea en Comunicación Internacional.

Vive en una casa que cuida para una familia que no puede volver a Tonga por restricciones de viaje. Stephens dice sentirse afortunada de haber pasado la pandemia allí, pero no ha sido fácil.

Cargando...

Publicidad

Para Zoe, ha sido una experiencia muy solitaria. Estar "encerrada fuera del país en el que vives, y sin poder regresar" ha sido fuerte, sin mencionar el miedo de volver y enfrentar el virus.

Cargando...

Publicidad

Explicó que si bien Tonga no ha tenido casos de COVID-19, la pandemia ha afectado mucho a la isla. Tonga depende principalmente del turismo, por lo que el confinamiento y las restricciones de viaje han vapuleado la economía.

Cuando Zoe escuchó del coronavirus por primera vez a principios de 2020, no se lo tomó muy en serio. Pero cuando partió de China y llegó a Corea del Sur, los casos comenzaron a surgir en el mundo entero.

La situación se fue complicando, y Zoe decidió seguir viajando para evitar la cuarentena al volver a China. Pero supo que algo andaba mal al llegar a Tonga de Fiji, cuando el taxista le dijo que habían detectado los primeros casos en Fiji.

Cargando...

Publicidad

Poco después, Tonga declaró un confinamiento sanitario, y Zoe supo que no podría salir del país. Desde entonces, la joven viajera ha estado atrapada en este insular paraíso.

¿Te gustaría haber pasado la cuarentena en un destino como Tonga? ¿Podrías lidiar con el confinamiento sin tener familia y amigos cerca? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Cargando...
Cargando...

Publicidad