Un hombre se negó a dejar propina por lo caro de la cuenta y otro dejó 4000 euros

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Un empresario catalán tuvo un gesto con unos camareros de un restaurante después de que otro comensal presuntamente no les quiso dejar propina.

Publicidad

Raúl Castañeda decidió darles más de 4.000 euros de propina a estos meseros de dicho local de comida ubicado en Marbella.

Según informó Efe, el empresario hizo esto después de que el cliente criticara al personal del establecimiento a través de las redes sociales. AmoMama te trae más detalles.

Camarero sosteniendo una bandeja de comida. | Foto: Shutterstock

Publicidad

HABRÍA CRITICADO AL PERSONAL

Los camareros le habrían dicho que dejara propina tras cenar y por ese motivo se habría volcado a lanzar las críticas.

Castañeda explicó que se enteró de la queja planteada por el cliente en las redes. El hombre, llamado Enrique, había compartido el ticket del local junto a un texto con su reproche.

En este afirmaba que le habían pedido propina a pesar de haber tenido que pagar más de 4000 euros en la cena. De esos, 372 euros correspondían al servicio en mesa.

Publicidad

Tras compartir la fotografía del ticket junto a su crítica, la publicación se hizo viral. Fue así como el empresario, que también es abogado, llegó a conocer el reclamo de Enrique.

ACUDIÓ AL RESTAURANTE

Después de esto, el empresario, junto a otros comensales, decidieron reservar la mesa 17 del establecimiento. Esta era la misma donde había comido el cliente que criticó a los mesoneros.

El grupo se trasladó desde Barcelona hasta Málaga “para tener este detalle con los camareros”. Entonces, Castañeda y sus acompañantes acudieron al local a cenar el pasado 22 de agosto.

Publicidad

A la hora de pagar pidió al mesonero que incluyera el monto que Enrique había pagado por el ticket días antes.

Fue así como les dejó 4.098 euros adicionales, además del consumo que había tenido junto a las seis personas que lo acompañaron ese día. El total de la factura fueron 8.179 euros.

“Teniendo en cuenta que el establecimiento tiene unos 15 camareros, cada uno se llevó a su casa esa noche extra, solo de esa mesa, unos 270 euros”, dijo el abogado y perito judicial, según reseñó La Voz de Galicia.

Publicidad

Raúl Castañeda también acudió a su perfil de Instagram para compartir una fotografía de su ticket. En esta mostró el monto adicional que decidió dejar de propina y un mensaje dirigido al cliente que se había quejado unos días antes.

“El mismo importe que presumiste en pagar una comida yo lo hago dejándolo de propina a los mismos camareros (por cierto, muy buen servicio)”, escribió. Acompañó su texto con la etiqueta “respeto a los camareros”.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para conocer más noticias de tu interés.

Publicidad