NoticiasNoticias mundiales

02 de julio de 2021

Generoso cliente deja 16 mil dólares de propina a camarera, pero critican al bar por su decisión

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La noche transcurría con normalidad en el Stumble Inn Bar & Grill en Londonderry, New Hampshire hasta que llegó un comensal muy particular.

Generoso cliente deja 16 mil dólares de propina a una camarera, pero critican a los encargados del establecimiento por la decisión que tomaron.

Michelle McCudden fue la beneficiaria de la sustanciosa recompensa por su servicio. Sin embargo, le tocó compartir con todos sus compañeros la suma dejada por el consumidor.

Publicidad

PENSARON QUE ERA UN ERROR

Luego de entregarle la cuenta al hombre que sentó en el área del bar al aire libre, pagó un poco más de los 37$ correspondientes al consumo.

Pero además dejó una propina muchísimo mayor al monto correspondiente a lo ingerido en el local. Michelle dijo que dueño del restaurante, Mike Zarella, llegó a pensar que era un error, pero no fue así.

"Es una especie de hombre misterioso”, comentó la camarera.

Publicidad

La trabajadora precisó su cliente pidió un par de perros calientes, algunos cócteles y papas fritas. Pero cuando llegó el momento de pagar, las cosas dieron un giro que nadie esperaba.

"He trabajado en esto durante mucho tiempo y nunca pensé que me pasaría algo así", dijo.

Publicidad

COMPARTEN LAS PROPINAS

Zarella compartió la foto de la factura en Facebook y agradeció al bondadoso comensal por la propina dejada. Sin embargo, al parecer los internautas no quedaron muy contento con que la gerencia del establecimiento administre el dinero que le dejan a sus empleados.

Una usuaria dijo que el dinero de los trabajadores no debería estar en manos de los dueños, mientras que otro detalló que no debería guardarlo la compañía. 

Y es que resulta que todas las propinas son repartidas entre los trabajadores, incluyendo los cocineros. Por lo que McCudden no disfrutará sus 16.000 dólares, sino que verá solo una parte de esa suma.

Publicidad

La noche en que el misterioso cliente donó a la camarera la cantidad de tres cifras, estaban trabajando ocho servidores entre los que repartirán el dinero.

Publicidad

“Subimos y le dimos las gracias. Ha sido un año realmente duro para todos nosotros. Que alguien hiciera algo así realmente restauró mi fe en la humanidad”, destacó McCudden.

La camarera expresó que el comensal manifestó que quería hacer algo bueno por ellos y por eso decidió donarles la sustanciosa propina.

Publicidad