Sobre AM
Entretenimiento

03 de septiembre de 2021

Eché a mi hermano después de que llevara a sus hijos a mi boda - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Eché a mi hermano del salón de bodas después de que se opuso a mi decisión y llevó a sus hijos a la boda. Pero no me avergüenzo de eso. Creo que fue la decisión correcta.

Mi esposa Laura y yo nos casamos hace unos días y habíamos decidido que no habría niños en la boda. Para ser honesto, pensé que era la mejor opción. Entonces, cuando estaba enviando las invitaciones, me aseguré de que el mensaje fuera claro para todos.

Hasta cierto punto, estaba seguro de que todos respetarían mi decisión y no llevarían a sus hijos al evento. Pero había una persona que me hacía dudar, y ese era mi hermano David, de 36 años.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

A TODAS PARTES

David se casó a una edad temprana y tiene cuatro hijos. Como todos los padres, esos niños significan mucho en su vida, así que los lleva a todas partes donde él y su esposa van.

Y créanme cuando les digo que los niños están con él en todas partes. No he presenciado ni un solo evento familiar al que David y su esposa hayan ido sin ellos.

Entonces, a diferencia de otros invitados, le di la invitación de la boda en persona e incluso la leí en voz alta para asegurarme de que David no se perdiera la pequeña nota al final. “No se permiten niños. Perdón por las molestias”, terminé de leer.

Cargando...

Publicidad

"Sin niños, ¿eh?", David agregó en un tono sarcástico.

"Bueno sí. ¡Creo que es la mejor decisión!", respondí al instante.

David me fulminó con la mirada. ¿Estás loco, Richard? ¡Mis hijos nunca han sido excluidos de ningún evento, grande o pequeño, y mucho menos de la boda de su propio tío!".

"Lo siento, David", dije después de una pequeña pausa, "¡pero ya está decidido y todos tienen que seguir las reglas!".

Cargando...

Publicidad

David no dijo nada después de eso. Pensé que estaba enojado conmigo, así que estaba a punto de disculparme de nuevo, pero luego habló. “Lo entiendo, hombre, sin hijos significa sin hijos, sin preocupaciones. ¡No traeré a mis hijos!".

Cargando...

Publicidad

PARECÍA HABER ACEPTADO

Me sentí aliviado de que David no peleara por eso y pareció aceptar la regla. Sin embargo, me costó creer que estaría de acuerdo con mi solicitud tan rápido. ¿Quién hubiera imaginado que mis sospechas serían ciertas?

Una semana después, llegó el día de la boda. Casi todos los miembros de la familia llegaron, excepto David y su esposa. Empecé a pensar que David estaba furioso conmigo porque me había negado a dejar que trajera a sus hijos a la boda.

Así que decidí llamarlo y disculparme. Pero justo cuando estaba a punto de marcar el número, mi padrino me informó que David y sus hijos habían llegado.

Cargando...

Publicidad

Estaba ardiendo de ira, y fui directo a encontrarme con él en la entrada. Saludé a los niños y le pedí a mi cuñada que los llevara de regreso al auto. Cuando se fueron, arremetí contra David.

"No puedes entrar, David", le dije. "¡Los niños no pueden entrar aquí!".

—Cálmate, Richard— replicó David. "Tu boda no se arruinará por culpa de mis hijos. ¿Por qué estás actuando así?”.

Estaba furioso. “¡¿Actuando así?! ¿No te lo dije antes?".

"Lo hiciste, Richard, pero no pensé que hablaras en serio. Son solo niños, después de todo. No me vas a echar de tu boda solo porque no seguí las reglas, ¿verdad?", respondió David.

Cargando...

Publicidad

"Bueno, si puedo. ¡Sal de aquí, David!”, grité a todo pulmón.

David me miró enojado. “Eres un loco, lo juro. Quiero decir, ¿quién le hace eso a su hermano?”.

"No quiero explicarte nada ahora. ¡Por favor, vete!", insistí.

“¿Sabes qué, Richard? Eres un tío y un hermano horrible. ¡Estoy seguro de que es tu adorable Laura la que te ha lavado el cerebro de esta manera! ¡Si estuviera en tu lugar, no me habría casado con una mujer patética!", expresó David mientras se iba.

Me enfurecieron aún más los comentarios sarcásticos de David sobre Laura, y quería detenerlo y arremeter contra él una vez más. Sin embargo, nuestra última pelea fue humillante y lo suficientemente fuerte como para que todos los invitados nos miraran.

Cargando...

Publicidad

FIRME EN SU NEGATIVA

Mi madre tuvo que intervenir para calmar la situación persuadiéndome de dejarlo pasar e invitar a David y su familia a la boda. Pero me mantuve firme en mi negativa. Fui inflexible con mi decisión y no presté atención a lo que los demás tenían que decir.

Cargando...

Publicidad

Pero desde ese día, todos me odiaron y se pusieron del lado de David. Alegaron que lo traicioné a él y a su familia al actuar con frialdad cuando todo lo que querían hacer era celebrar la ocasión con mi esposa y conmigo.

Mi padre estaba furioso conmigo por destruir potencial y permanentemente mi relación con David. Él nunca olvidará ese día. Pero primero, déjame explicarte por qué lo hice.

Solía ​​trabajar para la empresa del papá de Laura. Él y su esposa murieron trágicamente en un accidente automovilístico. Yo era solo uno de los empleados que asistieron al funeral cuando vi a Laura por primera vez.

Unos días después del funeral, cuando me dirigía a la cabaña, me encontré con Laura en la oficina. Había venido a recoger algunos documentos.

Cargando...

Publicidad

Cuando la vi, lo único en lo que podía pensar era en lo triste que estaba durante el funeral. Así que le pregunté si estaba bien. No sé por qué, pero después de hablar con ella ese día, sentí que quería conocer más sobre su vida.

Afortunadamente, comenzamos a encontrarnos a menudo, especialmente después de que asumió el cargo de su padre y acudía a la oficina todos los días. Y antes de que nos diéramos cuenta, estábamos enamorados.

Laura había vuelto a la vida normal de alguna manera, pero el trauma de la muerte de sus padres seguía siendo severo y estaba en tratamiento por eso. El terapeuta de Laura me había advertido que no hiciera nada que pudiera causarle angustia mental.

Cargando...

Publicidad

Habíamos ido a ver a un ginecólogo unas semanas antes de la boda porque Laura quería hablar sobre sus problemas de salud y ver si habría alguna complicación para quedar embarazada. Lamentablemente, resultó que Laura nunca podría convertirse en madre.

Si Laura supiera esto, no podría soportarlo porque quería dar a luz y tener una familia. Así que decidí ocultarle la verdad hasta que su terapeuta me autorizara. Pero Laura se enteró y, como esperaba, quedó devastada.

Cargando...

Publicidad

TODO POR LAURA

Decidí no permitir que los niños asistieran a nuestra boda porque sabía que Laura se pondría aún peor si los veía. Incluso había planeado una boda en la corte porque no quería fiestas después de recibir la triste noticia.

Pero sabía que ella siempre quiso que la boda fuera así, grande y lujosa, ya que habló de ello desde el principio de nuestra relación.

Sí, podría haberle dicho a mi hermano la verdadera razón, pero créeme, él no es bueno con los secretos. Y si mi familia supiera que Laura estaba tomando sesiones de terapia y ahora no puede ser madre, no aceptarían nuestra relación. Entonces creo que lo que hice estuvo bien.

Cargando...

Publicidad

Pueden odiarme por lo que hice, pero amo a Laura y haré cualquier cosa para mantenerla feliz.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

A veces tienes que perder algo para ganar otra cosa. Richard arruinó su relación con su hermano porque quería salvar a Laura de una depresión mayor.

Si amas a alguien, te quedas con él en las buenas y en las malas. Al igual que Richard se quedó al lado de Laura todo el tiempo.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos. Incluso podría servir de ejemplo para otros que atraviesen por una situación similar.

Esta es una obra de ficción. Nombres, personajes, negocios, eventos e incidentes son productos de la imaginación del autor. Cualquier parecido con personas reales, vivas o fallecidas, o hechos reales es pura coincidencia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad