Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

19 de septiembre de 2021

Mujer adicta a las dietas rápidas hasta comió carbón para intentar ser flaca

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

En el Reino Unido, una mujer adicta a las dietas rápidas se sometió a todo tipo de extremos para intentar perder peso. En cierto punto, incluso llegó a comer carbón.

El peso es una parte importante de nuestra auto-imagen. Es por eso que los problemas de peso hacen estragos en el autoestima de muchas personas. Y Helena Phil lo entiende perfectamente.

La mujer  de 42 años pasó años luchando para controlar su peso. Por largo tiempo, fue adicta a las dietas rápidas, comprometiendo seriamente su salud con tal de perder más y más kilos.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

"Probé de todo, y a veces, podía perder unos kilos, pero siempre volvía a ganarlos", contó Helena a Mirror. En su desesperación por perder peso, probó todo tipo de trucos y dietas peligrosas.

Los expertos recomiendan evitar las dietas rápidas, porque suelen cortar las calorías, grasas o carbohidratos a niveles insostenibles. Pueden provocar náuseas, debilidad, mareos, e insuficiencia de vitaminas o minerales.

Incluso llegó a probar la "dieta del carbón", que involucra disolver carbón en agua y tragárselo. "Pensé que ayudaría a sacar las toxinas de mi cuerpo, leí en algún lado que debías tomarlo con el estómago vacío, así que no comía nada antes", explicó.

Cargando...

Publicidad

Tras una semana, comenzó a sentirse enferma, así que dejó la "dieta" y probó otra, la "dieta de bebé". Esta supuesta dieta milagrosa involucra comer solo comida de bebés, en pequeñas porciones, muchas veces al día. Fue popular hace décadas en Hollywood.

Cargando...

Publicidad

"No me sirvió para nada. Terminé vomitando casi toda la comida. Pero realmente creía que funcionaría. Tenía el autoestima tan baja que me tomó algo de tiempo entender que estas dietas no eran una solución a largo plazo", agregó Helena.

El punto de inflexión fue cuando probó una "dieta" que consistía en comer una sola comida al día, y colapsó cuando salió a trotar. Finalmente dejó las dietas rápidas, y comenzó a enfocarse en una vida más saludable.

"Me eduqué sobre nutrición y tipos de cuerpo, y comencé a entrenar en el gimnasio y mantener un diario de comidas", dijo la mujer. Notó que la comida más nutritiva le daba más energía y podía hacer más ejercicio antes de agotarse.

Cargando...

Publicidad

A partir de entonces, Helena se dedicó a aprender más sobre cómo tener una vida balanceada y sana. Hoy en día, Phil es una exitosa entrenadora personal, y usa sus conocimientos para ayudar a los demás.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.