Sobre AM
Entretenimiento

23 de septiembre de 2021

Hija le ruega a su padre que la eche de casa, él descubre la razón y se vuelve loco - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una chica hizo todo lo posible para que su padre la echara de la casa. Cuando eso no ocurrió, ella se escapó. Más adelante, el hombre se enteró de la razón por la que ella quería irse y quedó en shock.

Clara tenía 20 años cuando su madre murió. Ella todavía vivía en la casa de sus padres, y su papá, Marcos, le daba todo. Pero Clara odiaba esa situación. Ella, como cualquier otra persona de su edad, quería vivir de forma independiente. Quería libertad y privacidad.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Sin embargo, dudaba en contárselo a su padre porque sabía que él temía perderla. Desde la muerte de su esposa, Marcos quería proteger a Clara de todo daño. Pero en el proceso, no se dio cuenta de que se había vuelto sobreprotector.

Como Clara era adulta, merecía tomar decisiones sobre su vida. Entonces, un día, declaró sus intenciones. “Quiero mudarme, papá. Quiero ser independiente. Me siento mal viviendo así".

Marcos estaba furioso. “De ninguna manera, Clara. No te vas a mudar. Sabes lo asustado que estoy después de perder a tu madre. ¡Eres lo único que tengo ahora y no puedo permitirme perderte!".

"Pero papá", continuó Clara. “Soy adulta. ¿Cuánto tiempo debo seguir viviendo contigo así?".

Cargando...

Publicidad

"Mientras yo esté vivo, Clara", respondió Marcos. “Y no tiene sentido discutir sobre este asunto una y otra vez. Así que ve a lavarte y ven a cenar".

Clara perdió los estribos. “¡Esto no ha terminado, papá! Eres sobreprotector y controlador. ¡TE ODIO por esto!", le gritó, esperando enfurecer a su padre lo suficiente como para que él la dejara mudarse.

Pero Marcos era un hombre inteligente. Sabía muy bien que su hija había intentado con frecuencia molestarlo para convencerlo de aceptar que ella abandonara la casa.

Cargando...

Publicidad

Una vez la chica le mostró a Marcos las instrucciones sobre cómo desalojar legalmente a un hijo adulto que se niega a irse. 

Él tenía la opción de darle un marco de tiempo ostensivo para mudarse o podía cobrarle el alquiler, tal vez a un precio que a ella le resultara difícil pagar con sus ingresos actuales. Pero el padre todavía no podía imaginar una casa sin su hija.

“No significa no, Clara. No más discusiones. Eso es todo", dijo Marcos.

Clara estaba furiosa. Ya estaba harta de suplicarle a su padre que la dejara irse de casa. Así que se escapó un día cuando Marcos no estaba.

Cargando...

Publicidad

Cuando regresó a casa, el hombre se sintió devastado al no ver a su hija por ningún lado. La contactó varias veces, pero ella no devolvió sus llamadas ni mensajes de texto.

Finalmente, decidió reportar la situación a la policía. Pero justo cuando estaba por marcar el número, recibió un mensaje de texto de Clara. Era una dirección.

Marcos condujo hasta el lugar y vio que Clara lo estaba esperando. Pero ella no estaba sola. Había un individuo en el umbral de la puerta sosteniendo la mano de su hija.

Cargando...

Publicidad

“Conoce a Kevin, papá”, dijo Clara. "Es mi novio y quiero vivir con él".

"¿Cómo puedes siquiera pensar en hacer eso, Clara?", dijo Marcos, evidentemente furioso. "¡No puedo creer que te escaparas así con cualquier hombre!".

Cargando...

Publicidad

"¡No es un hombre cualquiera, papá!", respondió Clara. "Estás aquí porque Kevin te respondió un mensaje de texto. Me dijo que no estaba bien de mi parte dejarte así, sin informarte".

"¡Bien! ¿Entonces este chico es más importante que tu papá? Si no te hubiera dicho que me enviaras un mensaje de texto, ¿no lo habrías hecho?", la cuestionó Marcos.

“Quizá no, papá”, dijo ella con severidad. “De todos modos, solo piensas en ti mismo. No quieres que me vaya porque tienes miedo de perderme. Pero ¿qué hay de mi vida y mis opciones?".

Cargando...

Publicidad

Marcos se enojó. Agarró la mano de Clara y la obligó a entrar en el vehículo. Kevin intentó detenerlo, pero Marcos lo empujó y le advirtió que se mantuviera alejado de Clara.

Sin embargo, Kevin no se rindió. Fue a la casa de Clara al día siguiente y dijo algo que no solo sorprendió a Marcos, sino que también le hizo comprender lo equivocado que había estado al obligar a su hija durante todo este tiempo.

"Amo a Clara, Sr. Padilla", dijo Kevin. "Y quiero casarme con ella".

Marcos le lanzó una mirada severa. "Lo siento, pero no lo apruebo, Kevin. ¡Ahora, por favor, sal de mi casa!”.

Cargando...

Publicidad

"Me temo que no puedo hacer eso, señor", continuó Kevin. "Hay algo que quiero que sepa antes de que diga algo más".

Cargando...

Publicidad

"Pero no quiero escucharte. ¡Por favor, sal de mi casa!", repitió Marcos mientras empujaba a Kevin fuera de la puerta.

"¡Ella está embarazada!", gritó Kevin mientras se resistía a los empujones de Marcos. "No puedo dejarla sola en esta situación. Amo a Clara y quiero cuidar de ella y de mi bebé”.

Marcos estaba en shock. No podía creer lo que oía. "¿Qué dijiste? ¡¿Embarazada?!".

"Sí, Sr. Padilla", continuó Kevin. "Su hija está embarazada".

Cargando...

Publicidad

Cuando Marcos escuchó eso, casi se derrumbó y se agarró con fuerza a los extremos de la mesa. Clara se apresuró a salir de su habitación cuando escuchó a Kevin gritar y se sorprendió al ver a su padre en ese estado. 

"¿Estás bien, papá?", preguntó ella algo preocupada.

Los ojos de Marcos se llenaron de lágrimas. "Lo siento, Clara. No me di cuenta de lo duro que había sido contigo. Me volví tan egoísta que no me di cuenta de que mi hija también tenía su propia vida".

Marcos se había dado cuenta de su error. "Soy un padre terrible. Lo siento."

Cargando...

Publicidad

“Ay, papi”, dijo Clara mientras lo abrazaba. "Por favor, no te culpes así. Me alegro de que todo esté bien ahora".

Marcos se disculpó con Clara y Kevin ese día, y tuvo especial cuidado al organizar todo lo relacionado con su boda.

Clara y Kevin se casaron un mes después y dieron la bienvenida al mundo a una hermosa hija. A Marcos le encanta pasar tiempo con su nieta y visita con frecuencia el nuevo hogar de su hija.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Cualquier exceso es perjudicial, incluso si hablamos de preocupación y cuidado: Marcos tenía miedo de perder a Clara después de la muerte de su esposa, por lo que se volvió sobreprotector y no le dio a Clara la libertad que se merecía.

Cargando...

Publicidad

Aprendamos a ver las cosas desde el punto de vista de otra persona: Si Marcos hubiera hecho eso, Clara no habría pensado en dejarlo y huir.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos a ser mejores.

Esta es una obra de ficción. Nombres, personajes, negocios, eventos e incidentes son productos de la imaginación del autor. Cualquier parecido con personas reales, vivas o fallecidas, o hechos reales es pura coincidencia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad