logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Firmé un contrato con una agencia de modelos y arruiné la infancia de mi hija - Historia del día

Georgimar Coronil
10 oct 2021
19:40

Llevé a mi hija, Carla, a un casting de modelos cuando tenía 8 años y pronto se convirtió en una estrella. Pero yo estaba demasiado ocupada viviendo una vida de celebridad, como para darme cuenta de lo que le sucedía.

Publicidad

"Mamá, no me encuentro bien. No puedo ir a ese desfile ahora mismo", dijo Carla. Puse los ojos en blanco. Ella decía esto antes de cada show.

"Carla, basta. Ya te he explicado que tenemos un contrato en vigor y que tienes que ir al show. Podríamos tener problemas si no vas. ¿Es eso lo que quieres?", la regañé.

Niña en un desfile. | Foto: Shutterstock

Niña en un desfile. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Ella no contestó y salió al escenario.

Años antes, Carla y yo estábamos paseando por la ciudad. Le compré un par de zapatos nuevos para el colegio y me contó todo sobre su día en la escuela.

A Carla le encantaban los deportes y quería entrar en el equipo de voleibol, pero solo tenía 8 años. Tendría que esperar unos años para ello.

Vivíamos en Los Ángeles, California. Entrar en el equipo de voleibol podría dar a Carla una gran oportunidad de conseguir una beca para la UCLA. Yo pensaba que era una gran idea. Pero entonces, un hombre se nos acercó.

Lee más: Mi mamá quedó helada cuando conoció a mi prometido y vio su marca de nacimiento - Historia del día

Publicidad

"Disculpe, señora. ¿Puede decirme la hora?", preguntó.

"Uf, sí. Son las 15:35", respondí.

"Gracias", dijo. Pensé que se iría, pero tenía algo más que decir. "Siento entrometerme. Pero su hija tiene un look de moda. ¿La ha llevado a un casting?".

"No, señor. No nos interesan esas cosas", respondí. Había oído que los agentes y los fotógrafos se acercaban mucho a la gente en la calle; después de todo, estábamos en California. Pero era la primera vez que nos ocurría y Carla era demasiado joven para eso.

Hombre sonriendo. | Foto: Pexels

Hombre sonriendo. | Foto: Pexels

Publicidad

"Creo que deberías reconsiderarlo. Esta es mi tarjeta. Soy ayudante de fotógrafo, y mi jefe ha trabajado para grandes marcas de moda. Siempre estamos buscando nuevos talentos. Llámame si te interesa", dijo el hombre y se fue.

Como cualquier madre, pensaba que mi hija era guapa. Pero una vez, yo probé el modelaje y no funcionó. Conseguí un par de sesiones de catálogo en Los Ángeles y luego fracasé. Después me casé con el padre de Carla, Jorge.

Por desgracia, Jorge falleció hace varios años y me convertí en madre soltera. No fue fácil. El dinero siempre era escaso y me preocupaba por el futuro de Carla todo el tiempo. Cuando llegamos a casa, mi hija se fue a jugar a su habitación, pero yo me senté a pensar.

Publicidad

Las palabras del hombre seguían en mi mente. Lo llamé al día siguiente, pensando que el dinero que ganara Carla podría guardarlo para su fondo universitario.

Unos días después, fuimos al estudio del fotógrafo. El Sr. Fernández tenía un bigote raro y actuaba como una estrella.

"Su hija tiene talento. Me doy cuenta. Pero su look no está a la moda. Haga algo al respecto y vuelva a venir", exigió el Sr. Fernández.

Así que estudié las tendencias y decidí que Carla debía ser rubia. También la maquillé. "¿Estás segura de que esto está bien, mamá?", me preguntó cuando volvíamos al estudio.

Publicidad

"Sí, cariño. Es exactamente como lucen las chicas de las revistas de moda hoy", le dije.

Chica rubia. | Foto: Pexels

Chica rubia. | Foto: Pexels

"Pero solo soy una niña", continuó. Fruncí el ceño y le expliqué que era una excelente oportunidad para asegurar su futuro. Ella estuvo de acuerdo y posó para el Sr. Fernández perfectamente.

Publicidad

"Ahora está perfecta. La voy a dejar divina y será una estrella", nos dijo. Yo sonreí y Carla sonrió tímidamente. Firmamos un contrato con la agencia de modelos de Fernández, y su fama despegó desde entonces.

Los años siguientes fueron un torbellino. Teníamos sesiones de fotos todos los días y Carla apareció en muchas revistas.

La gente empezó a llamarme para ofrecernos películas y apariciones en programas de televisión. También nos invitaron a las mejores fiestas de Los Ángeles.

Lee más: Mi mamá me cambió por su novio y se acordó de mí muchos años después - Historia del día

Publicidad

El dinero era una gran ventaja. Después de unos pocos años en el negocio, estábamos preparadas para la vida. Caminábamos juntas por las alfombras rojas cada fin de semana y la gente incluso se fijaba en mí.

"Victoria Gómez, te has convertido en una de las mejores mamás-gerentes del mundo. ¿Cómo lo haces?", me preguntó un periodista en un evento. Era como si estuviera viviendo el sueño al que renuncié durante mi juventud.

Pero no me di cuenta de que Carla no era feliz. Su contrato con la agencia de modelos era estricto. Estaba constantemente a dieta y no podía ir a la escuela como una adolescente normal. La agencia contrató un tutor para ella, pero sus estudios no eran una prioridad.

Publicidad

Estaba ocupada buscando oportunidades de trabajo para mi hija. No quería que fuera solo una celebridad de la lista B. Mi niña sería la mayor estrella de Hollywood si lograba mi cometido.

Mujer hablando. | Foto: Pexels

Mujer hablando. | Foto: Pexels

Publicidad

A los 13 años, todo el mundo sabía su nombre, y esto era solo el comienzo de una brillante carrera. Pero entonces, todo cambió un fatídico día.

Carla estaba a punto de desfilar para Charme, una marca de moda de París que lanzaba su nueva línea de ropa en Los Ángeles. Carla era la modelo principal del desfile, y estábamos esperando su turno tras bastidores.

Pero entonces, me dijo que estaba enferma. "No quiero meterme en problemas, pero de verdad que no puedo caminar, mamá. Tengo que ir al hospital. No quiero humillarme en el escenario".

"Vas a salir ahí fuera, y esa es mi última palabra", le respondí.

Publicidad

La empujaría si fuera necesario para lograrlo, pero entonces se desmayó de repente. El personal del espectáculo llamó a una ambulancia antes de que yo pudiera decir una palabra, y nos llevaron rápidamente a urgencias.

Estaba en la sala de espera cuando me llamaron por teléfono para decirme que el espectáculo había ido bien. Lograron contactar a otra chica para sustituir a Carla. Esto no me pareció una buena noticia. En ese momento se me acercó un médico.

"¿Sra. Victoria Gómez?", preguntó.

"Sí, soy yo. ¿Se ha despertado Carla? ¿Cuándo puedo llevarla a casa? Tengo algunas cosas que hacer", dije distraídamente. Tenía que encontrar la manera de arreglar este error. Podría negociar unas fotos con Charme para una revista.

Publicidad
Médico revisando una historia médica. | Foto: Pexels

Médico revisando una historia médica. | Foto: Pexels

"Me temo que no podrá llevársela hoy. ¿Sabía usted que su hija tiene un peso muy bajo para una niña de 13 años?", preguntó el médico.

Publicidad

"Oh, por favor, no exagere, Dr. Montaner. Es delgada por naturaleza para su edad", añadí y puse los ojos en blanco.

"No es delgada por naturaleza. Una chica de su edad debería pesar alrededor de 36 kilos. En el caso de Carla, debería pesar alrededor de 40 kilos porque es alta para su edad, pero su hija solo pesa 27 kilos", explicó el Dr. Montaner.

"Eso no es tan malo. Dr. Montaner, ella es un modelo. Tiene que estar así", le expliqué.

Lee más: Toda mi vida mi padre me culpó de la muerte de mi madre, pero luego le dan una lección - Historia del día

"Señora, usted no entiende la gravedad de esta situación. Su hija aún se está desarrollando, y las dietas extremas pueden detener su crecimiento. Puede que tengamos que llamar a los servicios sociales en este caso", amenazó el médico.

Publicidad

Mis ojos se encendieron. "¿QUÉ? No va a hacer tal cosa. Yo no maltrato a mi hija. Siempre estoy a su lado. ¡A ella le encanta su trabajo! ¡Le conseguiré más comida!", grité histérica.

El médico me pidió que me calmara y me llevó a la habitación de Carla. No le tenía miedo ni a él ni al Servicio de Protección de Menores. Nunca podrían demostrar nada porque yo no estaba haciendo nada malo.

Hice un gesto para sentarme junto a la cama de Carla cuando mi bolso se cayó accidentalmente de mi regazo y quedó debajo de la cama de hospital de Carla. Ella estaba inconsciente y la enfermera dijo que le estaban dando líquidos por vía intravenosa.

Publicidad
Bolso abierto. | Foto: Pexels

Bolso abierto. | Foto: Pexels

Me arrodillé para recoger mis cosas y vi una foto que me hizo volver a la realidad. Fue tomada hace casi dos años durante nuestro viaje a un parque de atracciones. Nos divertimos mucho ese día, las dos solas. Carla parecía una niña normal y corriente, pero sobre todo era feliz.

Publicidad

Miré a mi hija durmiendo, y no era la misma chica de esta foto. Hacía años que no nos reíamos juntas, y la culpa era mía.

Ese fue el momento en que me di cuenta de que el Dr. Montaner tenía razón. Carla no era feliz. Siempre estaba hambrienta, y ni siquiera se parecía a la niña que yo había criado.

Cuando se despertó unas horas después, le pedí perdón. "Lo siento mucho, cariño. Debería haberte hecho caso", le dije y me puse a llorar.

"Está bien, mamá", me consoló Carla. "Pero quiero dejarlo. Quiero volver a la escuela. Quiero estar con mis amigos y jugar al voleibol".

Publicidad

"Haremos precisamente eso. Lo prometo", juré.

Y volvimos a casa. Carla ganó peso inmediatamente y fue mucho más feliz. Aprendí una dura lección, pero me alegro de haberlo hecho antes de que fuera demasiado tarde.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No intentes vivir a través de tus hijos: Tus hijos tienen sus propios sueños y deseos. No les hagas seguir el camino que tú quieres porque quieres vivir a través de ellos.

Escucha a tus hijos: Carla le dijo a su madre varias veces que estaba enferma, pero Victoria la ignoró hasta que se desmayó.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Hijo de millonario le ofrece a chica que trabaja limpiando ser su esposa por 1 hora - Historia del día

08 de abril de 2022

Niño huérfano halla mochila malograda en casa abandonada y se entera de que es de su madre desaparecida - Historia del día

04 de mayo de 2022

Esposo abandona a su familia tras 16 años: el hijo culpa a su madre y se niega a vivir con ella - Historia del día

05 de mayo de 2022

Cada día, hombre ve a niña ciega vendiendo flores: empieza a buscarla tras notar que desapareció - Historia del día

24 de mayo de 2022

Gemelos envían a papá a un ancianato y se enteran de que dejó su herencia al conserje, que es idéntico a ellos - Historia del día

28 de febrero de 2022

A pobre mamá le impiden abordar avión para llegar a casa con su hijo: "¡Necesito ver a mi bebé!", grita - Historia del día

22 de abril de 2022

En el Día de la Madre, mujer pobre que lucha por alimentar a sus hijos recibe $200.000 del desconocido Javier Rojas - Historia del día

21 de mayo de 2022

Días antes de boda, la hija de millonario se viste de indigente para poner a prueba a su prometido rico - Historia del día

15 de marzo de 2022

Niños de familia rica fingen ser mendigos: "Queremos ayudar a nuestro amigo", le dicen a la gente - Historia del día

14 de abril de 2022

Madre anciana le pide a hijo que la visite: él lo hace 2 años después y encuentra una tumba en vez de su casa - Historia del día

21 de mayo de 2022

Mujer se pierde de noche: se acerca a casa con la luz encendida y ve una foto suya allí - Historia del día

25 de febrero de 2022

Niño huérfano visita casa que su padre estaba construyendo 10 años atrás y encuentra una escotilla cerrada - Historia del día

07 de febrero de 2022

Mujer sin hogar ve que un hombre mete a niña llorosa en un auto: su pedido de ayuda cae en oídos sordos - Historia del día

01 de mayo de 2022

Banquero ve a su hijo burlándose de un niño cuyo padre trabaja como conserje - Historia del día

21 de marzo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited