logo
facebook.com/beatitlikebeckett
Fuente: facebook.com/beatitlikebeckett

Niño que se hizo viral por foto de su hermana consolándolo en la quimioterapia logra vencer al cáncer

Diego Rivera Diaz
11 oct 2021
21:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un niño se hizo viral por conmovedoras fotos de su hermana cuidándolo durante su quimioterapia. Ahora, finalmente está libre de cáncer y podrá volver a la escuela.

Publicidad

Lidiar con una enfermedad potencialmente fatal es una gran carga física y mental. Pero tener el apoyo de tus seres queridos en tiempos difíciles puede hacer toda la diferencia.

Beckett tuvo la suerte de recibir el apoyo y cuidado de su familia, especialmente de su hermana mayor, Aubrey. Su madre, Kaitlyn Burge, compartió hermosas fotos de los hermanitos en septiembre de 2019.

Aubrey y Beckett. | Foto: facebook.com/beatitlikebeckett

Publicidad

La familia, oriunda de Princeton, Texas, creó una página de Facebook poco después de que Beckett fue diagnosticado de cáncer, en 2018. Un año después, fotos publicadas en la página por Burge se hicieron virales en las redes sociales.

Las imágenes mostraban a Aubrey, quien para la fecha tenía 5 años de edad, con su mano posada sobre la espalda de Beckett, de pie ante el retrete. El niño de 4 años sufrió fuertes vómitos durante su quimioterapia.

"Aubrey tuvo un impacto tan grande al ayudarlo a superar esto. Ellos desarrollaron un vínculo que solo los hermanos pueden tener, que ni siquiera yo podría reemplazar", contó la madre.

Publicidad

Lee más: La dolorosa confesión de una madre que dejó la quimioterapia por una estafa: "Me sentí idiota"

En abril de 2018, los doctores le dijeron a la familia que Beckett sufría de leucemia linfoblástica aguda. Tenía apenas 2 años de edad. Aubrey comenzó a cargar a su hermanito en sus brazos cuando él se ponía tan débil que no podía caminar.

A través de la batalla de Beckett contra el cáncer, Aubrey se convirtió en su protectora, cuidando de su hermanito como si fuera su madre. Para Kaitlyn, por ver esos lazos formarse entre sus hijos fue algo increíble.

"Ella se quedó pegada a él. Lo apoyó y cuidó de él sin importar la situación. Hasta el día de hoy siguen siendo más unidos que nunca. Ella siempre cuida de él", agregó la madre.

Publicidad
Publicidad

Beckett tuvo que pasar meses en el hospital luego de recibir su diagnóstico. La leucemia linfoblástica aguda es el tipo de cáncer de la sangre más común entre niños. Ataca las células blancas en desarrollo.

Algunos de los síntomas incluyen sangrados, hematomas, anemia, dolor abdominal, de huesos y articulaciones, infecciones, nódulos inflamados, y problemas respiratorios. Los tratamientos incluyen transfusiones de sangre, quimioterapia, antibióticos y trasplantes de médula.

Burge explicó que cuando Beckett recibió su diagnóstico y comenzó el tratamiento, a Aubrey le costó mucho ajustarse a la situación. Veía a su hermanito siendo hospitalizado a cada rato y le costaba mucho aceptarlo.

Publicidad

Pero en vez de distanciar a los niños, la experiencia los terminó acercando. Su hija se convirtió en el mayor apoyo de Beckett. Para Burge, no hay nada más importante que promover esos sentimientos de unión y cariño entre los niños, sobre todo cuando hay problemas de salud.

Publicidad

Hoy en día, Beckett finalmente está libre de cáncer. Según su mamá, está listo para volver a la escuela y seguir con su vida. La familia tiene tres hijos: Aubrey, la mayor, Beckett, el del medio, y la pequeña Chandler, la menor.

Aubrey también dejó de asistir a la escuela, debido a la presión financiera que significó el tratamiento de su hermano. Pero pronto podrá volver a las clases, pues Beckett terminó su quimioterapia en agosto de 2021.

Lee más: Adriana recibió dos años de quimioterapia por culpa de un error médico: ya no tenía cáncer

Ahora, después de todo lo que han vivido juntos, Kaitlyn dice que disfruta ver a sus hijos ocasionalmente ponerse a pelear. Toma estos conflictos cotidianos como una señal de que por fin las cosas están volviendo a la normalidad.

Según Burge, su hijo sigue experimentando algunos dolores en la pierna, y otros efectos secundarios del cáncer. Sin embargo, está mucho más sano que antes, y listo para tener una vida feliz y tranquila.

Publicidad