logo
Youtube.com/JewishLife
Fuente: Youtube.com/JewishLife

Madre de 98 años se muda a un hogar de ancianos para cuidar a su hijo de 80: son inseparables

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El amor inquebrantable de una madre por su hijo la llevó a mudarse a una casa de retiro para cuidarlo, a pesar de no necesitar ninguna forma de vida asistida.

Publicidad

Ada Keating le dio la bienvenida a su hijo, Tom Keating, cuando solo tenía dieciocho años. Durante más de ocho décadas, la madre de cuatro hijos siguió siendo un pilar de apoyo en la vida de sus retoños.

Incluso en su vejez, la mujer los bañaba con todo el amor que podía ofrecer. Tom, que era su hijo mayor, pasó la mayor parte de su vida viviendo con ella, lo que hizo que el par fuera inseparable. Más detalles abajo.

Ada Keating, de 98 años, y su hijo de 80, Tom Keating, juntos en una imagen. | Foto: YouTube/JewishLife

Ada Keating, de 98 años, y su hijo de 80, Tom Keating, juntos en una imagen. | Foto: YouTube/JewishLife

Publicidad

NECESITABA ASISTENCIA EN LA VEJEZ

Finalmente, su hijo se convirtió también en una persona de la tercera edad y necesitaba asistencia. Por lo tanto, se mudó a la residencia Moss View en Liverpool, en 2016, para vivir su vejez.

Un año después de ingresar en el hogar, se le unió su preciosa madre, que no podía soportar estar lejos de él por tanto tiempo.

Lee más: Estudiantes arreglan el jardín de ancianos y discapacitados y muestran lo que es la verdadera humanidad

La anciana, que tenía 98 años en aquel entonces, se mudó al hogar de cuidados en 2017, logrando una hazaña poco común. Los cuidadores de Moss View explicaron la rareza de que las madres y sus hijos vivan en el mismo hogar de cuidado.

Publicidad

PASAN EL TIEMPO COMPARTIENDO

Pero a ellos dos no parecía importarles. Pasaban el tiempo juntos jugando juegos de mesa, intercambiando bromas y viendo sus programas de televisión favoritos.

Ada Keating, de 98 años, y su hijo de 80, Tom Keating, juntos en una imagen. | Foto: YouTube/JewishLife

Ada Keating, de 98 años, y su hijo de 80, Tom Keating, juntos en una imagen. | Foto: YouTube/JewishLife

Publicidad

“Es muy conmovedor ver la estrecha relación que comparten Tom y Ada y estamos muy contentos de haber podido satisfacer las necesidades de ambos”, divulgó Philip Daniels, gerente de Moss View, en 2017.

Tom admitió que estaba feliz de tener a su madre cerca, ya que significaba poder verla más. Ella siempre estaba lista para recibirlo en su cálido abrazo.

Lee también: Hijo hace llorar a sus padres ancianos al convertir su sótano en una suite renovada para ellos

Sus hermanas menores, Barbara y Magi, visitaban el hogar de ancianos con frecuencia para ver al par y pasar tiempo familiar de calidad con ellos. Pero nunca había sido como cuando vivían juntos.

Publicidad

Entre todos los beneficios de vivir con Ada, lo que más disfrutó Tom fue el privilegio de recibir el cuidado y la atención de mamá.

Cuando se le preguntó si la ex-enfermera auxiliar lo cuidaba, el anciano respondió afirmativamente mientras se entusiasmaba por lo bien que lo había tratado.

Ada Keating, de 98 años, y su hijo de 80, Tom Keating, juntos en una imagen. | Foto: YouTube/JewishLife

Ada Keating, de 98 años, y su hijo de 80, Tom Keating, juntos en una imagen. | Foto: YouTube/JewishLife

Publicidad

REACCIONES DE LOS INTERNAUTAS

La historia del dúo madre-hijo atrajo cientos de comentarios conmovedores de los internautas. Por ejemplo, un comentario en YouTube decía:

“No sé por qué, pero me siento tan emocionado en este momento. Hombre, tener a tu madre en una parte tan tardía de tu vida es simplemente... demasiado para mí. Literalmente estoy llorando en este momento”.

Varios comentaristas admiraron el amor y la dedicación de la mujer mayor, y la felicitaron por ser una madre tan cariñosa. Una escribió: "Como mamá, sé que lo está mirando a los 80 años como si aún fuera su bebé".

Publicidad

Otros cuestionaron la decisión de la mujer de cuidar a su hijo, señalando que debería ser al revés, con el hijo cuidando a su madre en su vejez.

“Es extraño cómo ya no hay una diferencia de edad visible entre ellos. Pero si todavía es un poco más joven y probablemente más saludable, ¿no debería cuidarla?”, había manifestado un usuario.

Publicidad

Lee más: Mellizos de 92 años se reencuentran tras un año separados por el confinamiento de la pandemia

A pesar de lo que todos pensaron, el amor de una madre sigue siendo indiscutible, que es la lección definitiva que Ada Keating le dio al mundo a través de sus acciones.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hijos se enteran de que su anciana madre dejó mansión de $3,7 millones a un joven que no es su hijo - Historia del día

07 de marzo de 2022

Hombre visita a su madre viuda después de 3 años: halla un desastre y oye a hombre toser en otro cuarto - Historia del día

10 de abril de 2022

Mujer cuida a su abuelo: la familia lo ignora hasta que fallece

18 de mayo de 2022

Hijo que no visitó a su madre durante años llega y ve su casa destruida - Historia del día

06 de marzo de 2022