logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Pareja millonaria visita la casa de una pareja pobre - Historia del día

Vanessa Guzmán
15 nov 2021
17:05
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una pareja rica llega a la casa de una pareja pobre y comienza a hacer alarde de su riqueza. En un momento reciben una lección de vida muy importante.

Publicidad

Sergio y Helena Pérez estaban visitando a sus viejos amigos, Bruno y Nina Méndez. Los dos hombres se habían vuelto cercanos en la universidad y 12 años después todavía mantenían una amistad, aunque las dos parejas rara vez socializaban.

Los Pérez habían esquivado varias invitaciones de los Méndez, pero esta vez no había escapatoria. Sergio y Helena se estacionaron frente a la modesta casa de Bruno y Nina. Helena suspiró. ¡Se dio cuenta de que iba a ser una de esas noches insoportables!

Casa humilde. | Foto: Shutterstock

Casa humilde. | Foto: Shutterstock

Publicidad

La mala cara de Helena era evidente y Sergio le dio un codazo. "¡Sonrisa!", siseó, mientras Bruno abría la puerta con gran alegría por ver a su viejo amigo. "¡Hey! ¡Sergio, Helen! ¡Qué bueno verlos a los dos!".

Helena forzó una sonrisa al entrar y lanzó una mirada dudosa alrededor de la sala de estar de los Méndez. Era fácil observar que Nina había hecho su propia decoración. ¡La adinerada mujer pensó que era horrible!

Entonces Nina entró sonriendo y llevando una bandeja llena de pequeños bocadillos y aperitivos. "¡Helena! ¡Sergio! ¡Se ven maravillosos!", expresó Nina. Y dejó su bandeja para darle un abrazo a Helena.

Publicidad

La mujer del amigo de Bruno notó que, aunque Nina tenía su edad, parecía mucho mayor. Su figura una vez esbelta se había desaparecido, y había redes de líneas en las comisuras de los ojos y la boca.

Sergio y Bruno inmediatamente comenzaron a hablar sobre un amigo en común y su partido de tenis semanal. Por su parte, Nina instaba a Helena a probar un bocadillo y le preguntaba qué le gustaría beber.

"Tomaré un Pinot Grigio, por favor", dijo Helena, y miró con recelo la bandeja de golosinas que le ofrecían. "¿Que son?", preguntó la exclusiva dama.

Bruno dijo con orgullo: "Estas son todas las recetas de Nina, ¡y son absolutamente deliciosas! ¡Pruébalas!".

Publicidad

Helena tomó un pastelito relleno de hierbas y queso. "¿Hecho en casa? ¿En serio? ¡Dios mío! ¡Siempre llamo a un proveedor cuando tengo invitados!". Se metió la masa en la boca y masticó.

"No está mal", dijo a regañadientes y Nina se sonrojó avergonzada. Bruno estaba hablando de un evento reciente cuando Helena intervino. "Entonces Bruno, ¿volviste a las finanzas después del colapso?".

Lee también: 8 conductas tóxicas que pueden romper una familia y consejos para evitarlas

El hombre sonrió con timidez y Sergio hizo un rápido gesto de advertencia con las manos que Helena ignoró. "No, lamentablemente no. Ahora estoy trabajando en mantenimiento. Es diferente pero gratificante".

Publicidad
Persona sirviendo unas copas. | Foto: Pixabay

Persona sirviendo unas copas. | Foto: Pixabay

Nina miró a Bruno y dijo en voz baja: "No tienes nada de qué avergonzarte, haces un buen trabajo y es honesto". Se volteó hacia Helena y le explicó: "Gary trabaja como conserje en una gran empresa en el centro de la ciudad".

Publicidad

"¡Oh!", jadeó Helena. "Eso debe ser una decepción, después de todo, te graduaste en una gran universidad".

Sergio rápidamente intervino en la conversación: "Bueno, Helena", dijo en un tono brusco, "Bruno pasa más tiempo en casa que yo. ¡Y eso es importante desde que tiene hijos!".

Nina notó inmediatamente que los ojos de Helena se pusieron vidriosos y tenía ganas de llorar. "Helena, siempre te ves tan increíble, ¡amo tu ropa! No pude conseguir que mi cabello se viera decente hoy, así que ¿por qué no me das una ayudita?".

Y tomó la mano de Helena y la condujo al dormitorio principal. Bruno y Sergio las vieron irse. Sergio suspiró. "¡Nina era una mujer tan hermosa!", manifestó.

Publicidad

Bruno lo miró fijamente: "Ella todavía lo es".

"¡Vamos, Bruno! ¡Se ve vieja, hombre, y ese cuerpo! ¡Recuerdo cuando llamaba la atención con solo cruzar una habitación! No me digas que te gusta de esta forma, ¡gorda y agotada!".

"No", manifestó Bruno bruscamente. "No me gusta así, la amo. Nina me ha apoyado en todo esto durante los últimos 20 años, cuando otras mujeres me habrían abandonado. Ella es la madre de mis hijos y mi mejor amiga".

Sergio se apenó y comentó: “No quise decir…”

"Sí quisiste, Sergio", dijo Bruno. "Sí, Nina ha engordado después de su embarazo, pero ¿adivinen qué? ¡Yo también! Si parece mayor y cansada es porque trabaja muy duro para ayudarme a mantener a nuestra familia. Me encanta cada línea de su rostro. la mujer más hermosa que conozco".

Publicidad

Sergio bajó la cabeza, avergonzado. "Lo siento, hombre, no quise lastimarte. Tienes razón, ella es hermosa. Debo decirte que siempre he envidiado la forma en que ustedes dos se han enamorado. Las cosas entre Helena y yo no son tan buenas".

Bandejas con pasapalos. | Foto: Unsplash

Bandejas con pasapalos. | Foto: Unsplash

Publicidad

En el dormitorio, Helena estaba ocupada arreglando el cabello oscuro de Nina. Usaba una espuma para hacerle rizos. Nina suspiró. "¡Eres buena en eso! ¡Y desearía tener la mitad de tu sentido de la moda! ¡Te envidio!".

Los ojos de Helena se llenaron de lágrimas de nuevo y susurró: "¡No, no me envidies! ¡Soy tan infeliz! Todo lo que tengo es esto". hizo un gesto hacia su elegante cuerpo vestido con ropa cara. "El médico me dijo hoy que no puedo tener hijos".

"Oh no", jadeó Nina. Se levantó rápidamente y la abrazó. "¡Escucha, hay otras formas! Subrogación, adopción... ¿Qué dice Sergio?".

"No le he dicho", comentó Helena. "Peleamos todo el tiempo, creo que ya no me ama".

Publicidad

Nina consoló a Helena lo mejor que pudo y, poco después, las mujeres invitaron a sus maridos a cenar. Sergio y Helena estaban callados y observaban a Bruno y Nina de cerca.

Más tarde esa noche, mientras conducían hacia su lujosa casa en su costoso automóvil, Sergio dijo de repente: "Helena, ¿por qué no podemos ser felices, como ellos?".

Ella lo miró con ojos tristes. "Creo que tal vez estamos tan rodeados de cosas que dejamos de mirarnos hace mucho tiempo. Pero tal vez, tal vez todavía podemos cambiar y mejorar".

Lee también: Divorcio: cómo hacer frente a las crisis de pareja y evitar la ruptura, según expertos

Publicidad

Sergio se acercó y tomó la mano de Helena con ternura, como solía hacer cuando estaban saliendo. "Sí", asintió, sonriendo, "Quizás todavía hay tiempo".

Pareja sonriendo. | Foto: Unsplash

Pareja sonriendo. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El amor real no se basa en miradas o figuras perfectas: Bruno amaba a su esposa por su amabilidad, su generosidad, su fuerza y ​​su dulzura, y para él, ella era hermosa.

El dinero no compra la felicidad: A pesar de sus comodidades materiales, Sergio y Helena habían dejado de trabajar en su relación y habían permitido que la vida los dividiera.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría inspirar a las personas a compartir sus propias historias o ayudar a otras.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Chica consigue trabajo limpiando y nota una foto de su madre en la habitación de su jefe - Historia del día

07 de marzo de 2022

Hombre encuentra vieja foto de sus hijastros gemelos con otro niño que es idéntico a ellos - Historia del día

07 de mayo de 2022

Indigente halla el diario personal de una chica en el basurero y corre a ayudarla - Historia del día

08 de marzo de 2022

Mujer vende la casa de su madre y la deja sin hogar: se presenta 10 años después - Historia del día

25 de marzo de 2022

Hombre frecuenta el puente donde se veía con su difunto amor 32 años atrás: halla un candado con sus nombres - Historia del día

10 de mayo de 2022

Millonario descubre que su hija y sus 4 nietos han estado viviendo en un auto por años - Historia del día

15 de marzo de 2022

Niña toma la mano de indigente para ayudarlo a subir escaleras: su madre enferma recibe $530.000 para cirugía como recompensa - Historia del día

22 de mayo de 2022

Mujer escucha a su hijo burlarse de su pobre abuelo que vive en un viejo tráiler - Historia del día

11 de mayo de 2022

En su boda, la novia camina al altar y ve a su novio casándose con otra mujer - Historia del día

11 de febrero de 2022

Hombre decide salir con mujer que conoció en internet y termina conociendo a hijo del que no sabía nada - Historia del día

12 de marzo de 2022

Chico vende viejo brazalete de su difunta abuela para pagar cirugía de su madre: lo ve en su puerta al otro día - Historia del día

10 de abril de 2022

Niño pobre da $2 a un hombre para comprar lo que necesita su bebé: él le deja nota de agradecimiento con su dirección - Historia del día

03 de mayo de 2022

Mamá se encuentra con su hijo en cementerio y le pregunta por qué está allí: "No sé quién eres", responde él - Historia del día

25 de febrero de 2022

Millonario no visitó a sus hijos durante años: regresa a casa y la ve destruida - Historia del día

15 de abril de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited