Hombre sin hogar que vive en la calle con solo $5 en su bolsillo recibe noticias sobre su primo perdido

Diego Rivera Diaz
28 nov 2021
08:30
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La vida de un hombre se vino abajo luego de la pandemia por coronavirus. No podía conseguir trabajo, perdió su auto y su casa, y tuvo que vivir en la calle. Pero un día, todo cambió para bien.

Publicidad

La vida tiene sus altibajos. A menudo, la gente pasa tiempos difíciles, pero logra superarlos porque tienen el amor y el apoyo de familia y amigos. Pero eso no aplica en todos los casos.

Los tiempos duros tienen un peso emocional muy grande. Y bien lo sabe un hombre oriundo de Texas, EEUU que recientemente experimentó la vida en las calles. 

Donald Adcox y su primo Jim. | Foto: Twitter.com/_NohelyMendoza_

Publicidad

Donald Adcox pasó más de dos meses viviendo en las calles de Temple, Texas. Tenía apenas 5 dólares en el bolsillo. En entrevista con KWKT FOX 44, Donald explicó cómo terminó sin hogar:

"Cuando la pandemia comenzó el año pasado, todo se puso lento. No podía encontrar trabajo. Empecé a perder cosas, mi auto, la casa, y gasté todo lo que tenía en el banco, y terminé en las calles".

Sin saber qué hacer, decidió buscar ayuda en Feed My Sheep Temple, una iglesia ubicada en el centro de Temple, Texas. La organización provee comidas calientes a personas hambrientas.

Publicidad

Luego usó los recursos de la iglesia, incluyendo el teléfono, para contactar a su hermana. Kristy Cox, gerente de la oficina de recursos de Feed My Sheep Temple, contó cómo la hermana de Adcox se puso en contacto con ella.

"El fin de semana, comencé a recibir mensajes de Facebook de una mujer diciendo '¿Conocen a Donald Adcox?'. Dije 'Sí, conocemos a Donald. Ha estado viniendo aquí. Está buscando a su hermana'".

Por suerte para Donald, su hermana logró ubicar a su primo, Jim Adcox, que vive a menos de una hora de Temple, en Rockdale, Texas. Jim inmediatamente ofreció ayudar a Donald.

Publicidad

La hermana de Donald le pidió a Jim que fuera a buscarlo en Temple. Él partió en ese mismo instante al pueblo, y gracias a la ayuda de Feed My Sheep Temple, pudo encontrarlo en menos de 10 minutos.

Cuando Jim encontró a Donald, el hombre estaba durmiendo a campo abierto detrás de una casa. Le dijo directamente que se lo llevaría a casa, y que ahora tenía un lugar donde vivir. No se habían visto en persona en más de 10 años.

Cox explicó lo feliz y aliviada que se sintieron ella y todo el personal de la iglesia al ver a Donald reunido con su familia. Adcox dijo que si su primo no lo hubiese encontrado, probablemente seguiría en las calles.

Publicidad

Donald pasó de ser un hombre sin hogar, deambulando por las calles, a tener una segunda oportunidad y una vida más normal. Actualmente está haciéndose exámenes oftalmológicos para sacar su licencia de conducir y buscar trabajo.

La increíble historia de Donald Adcox es prueba de que, sin importar lo terrible que parezca una situación, siempre debemos mantener viva la esperanza.

Publicidad