Viral

25 de noviembre de 2021

Novio se sorprende cuando novia camina al altar: ella quedó paralítica hace 11 años

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Una mujer con una discapacidad para caminar sorprendió a su novio cuando llegó al altar con un atuendo nupcial especialmente diseñado el día de su boda.

Desde que era una niña, Chelsie Hill soñó con casarse con su alma gemela, con su padre a su lado. Sin embargo, ese sueño pareció truncarse cuando quedó paralizada de la cintura para abajo en 2010.

No obstante, esta decidida mujer nunca dejó que su discapacidad la derrumbara. Chelsie continuó centrada en hacer realidad su sueño.

Publicidad

NO ES UNA CHICA CORRIENTE

Hill demostró ser imparable cuando consiguió convertir su discapacidad en una fuerza para el bien. La mujer se convirtió en una defensora de los usuarios de sillas de ruedas.

Uno de sus más grandes logros llegó cuando fundó ‘The Rollettes’, un equipo de baile en silla de ruedas de Los Ángeles, en Estados Unidos. 

Desde entonces, ha tocado miles de vidas, tanto en el mundo real como en las redes sociales, donde cuenta con más de 167.000 seguidores en Instagram.

Publicidad

Tras dejar su huella en el mundo con sus esfuerzos humanitarios, a esta joven de 29 años aún le quedaba un sueño por cumplir.

Publicidad

EN BUSCA DE LA FELICIDAD

El primer paso hacia su boda de cuento de hadas se puso en marcha en 2014, cuando conoció a su futuro esposo, Jay Bloomfield. Los dos salieron durante siete años antes de decidir pasar por el altar.

Tras un largo periodo de planificación, los tortolitos fijaron una fecha para la boda, prevista a celebrarse en el hotel Hyatt Regency Huntington Beach.

LOS SUEÑOS SE HACEN REALIDAD

Chelsie tenía la mejor sorpresa para su novio en el gran día, a pesar de la aversión de Jay a las sorpresas. La chica cumplió su sueño de muchos años al entrar a la ceremonia de pie. Hill usó una andadera para apoyarse mientras su padre caminaba lleno de orgullo a su lado.

Publicidad

La imagen de su novia andando hacia él dejó a Bloomfield atónito, tanto que rompió en llanto. Aunque Hill consideró invaluable la reacción de su alma gemela, explicó que la sorpresa no fue un reflejo de sus inseguridades:

"Quiero subrayar que no hay nada malo en sentarse en la silla. Pero cuando crecí, siempre me imaginé caminando por el pasillo. Y solo quería sentir eso", expresó.

Más que cumplir un sueño de la infancia, el momento también tuvo un significado especial para la novia, que por fin tuvo la oportunidad de estar "cara a cara con él".

Publicidad

SE NECESITÓ MUCHA PLANIFICACIÓN

A simple vista, los invitados a la ceremonia solamente vieron a una novia feliz caminando hacia el altar con un hermoso atuendo. El mismo incluía un vestido de novia personalizado de Galia Lahav, un velo a juego y un andador decorado.

Sin embargo, su conjunto fue mucho más que eso, gracias a meses de planificación. Unas ligeras modificaciones ayudaron a la novia a llevar a cumplir su sueño sin problemas.

Su vestido tenía una falda desmontable, lo que facilitaba la transición de estar de pie a estar sentada. La novia llevaba unas abrazaderas en las piernas debajo del vestido para ayudarla a mantenerse en pie mientras caminaba hacia Jay.

Publicidad

Chelsie se las arregló para que su novio se pusiera de espaldas al pasillo y solo se diera vuelta en el momento oportuno.

Su emotiva reacción al darse la vuelta fue captada por la cámara y compartida en TikTok por la fotógrafa de la boda, Asha Bailey.

El vídeo se volvió en viral en poco tiempo, atrayendo las reacciones más sinceras de los internautas. La gran ocasión fue sin duda un sueño hecho realidad y un día para recordar para los recién casados.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad