logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Todos se burlan de chica con vestido barato en fiesta hasta que limusina blanca se detiene frente a ella - Historia del día

Mayra Pérez
03 dic 2021
05:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Todos en una fiesta de cumpleaños se burlaron de una chica que llevaba un vestido hecho en casa y de su madre hasta que el alboroto llamó la atención de un hombre rico.

Publicidad

Madison crio sola a su hija Tamara. La mujer de 33 años había estado casada con un minero llamado Jorge Lander hasta que murió en un misterioso accidente minero junto con otros mineros.

Había amado al obstinado hombre durante la mayor parte de su vida adulta; se había enamorado de él desde que estaban en la escuela secundaria. Se habían casado rápidamente luego de embarazarse, para evitar problemas con sus padres convencionales.

Una madre abraza con cariño a su hija. | Foto: Pexels

Una madre abraza con cariño a su hija. | Foto: Pexels

Publicidad

A Madison nunca le había gustado el trabajo en la minería que su esposo consiguió después de perder su puesto como arqueólogo. Era demasiado peligroso, y habían discutido a menudo por eso, pero necesitaban la paga.

Cuando falleció, Madison estuvo enojada con él durante mucho tiempo. “Te advertí que dejaras de hacerlo”, decía cada vez que pensaba en él, lo cual era a menudo.

El accidente ocurrió diez años atrás y su hija, que tenía ocho años, tuvo que acostumbrarse a una vida sin su padre. Madison permaneció soltera, concentrándose en sobrevivir con su hija.

No fue fácil para ellas, especialmente después de que se agotó el poco dinero que su esposo había guardado para emergencias. Era difícil ganar lo suficiente para comer, pero Madison de alguna manera se las había arreglado para mantenerse a flote.

Publicidad

Así vivieron hasta que un día el destino les cambió la vida. Fue poco después de que Tamara se graduara de la escuela secundaria. Una compañera de clase muy rica había invitado a toda la clase que se graduaba a su fiesta de cumpleaños.

“La señorita Bella La Fontaine llevará a cabo una fiesta de cumpleaños personalizada para celebrar un nuevo año para ella y el éxito de su graduación”, anunció su representante durante la ceremonia de graduación.

“Están todos cordialmente invitados a este evento, pero hay una condición”, agregó después de que los aplausos se calmaron. “Todos los vestidos que se permitan deben comprarse en la tienda de ropa Fontaine y, por supuesto, habrá descuentos”.

Publicidad

Cuando Madison llegó a casa ese día, le contó a su madre sobre la fiesta. “Mamá, todos, incluido mi enamorado, Iván, estarán allí. ¡Tengo que ir!”, dijo la jovencita emocionada.

Un armario lleno de ropa y trajes. | Foto: Pexels

Un armario lleno de ropa y trajes. | Foto: Pexels

Publicidad

“¿El mismo Iván que eligió a Susi antes que a ti en el baile de graduación?”, preguntó su mujer. Madre e hija tenían una relación muy estrecha, por lo que Tamara a menudo le contaba todo.

“Eso no es importante ahora, mamá. Tenemos que ir a la tienda a elegir mi vestido para el cumpleaños de mi compañera de clase”, dijo Tamara.

“Sí, sí, vamos”, respondió su mamá con fingida emoción.

Realmente no tenía mucho dinero aparte de la propina de 100 dólares que había recibido en el restaurante donde trabajaba por las mañanas. “Todo estará bien”, se dijo a sí misma, mientras seguía a su hija.

Publicidad

Sin embargo, tan pronto como vio las etiquetas con los precios, Madison supo que el dinero que tenía no sería suficiente. Cada vestido costaba nada menos que cinco veces lo que ella tenía.

Madison no estaba contenta con lo que estaba sucediendo, así que fue a una tienda de telas, eligió una similar a la del vestido que le había gustado a su hija y se la llevó a casa para empezar a coser.

“Espera cariño, pronto tendrás un vestido”, dijo.

Le tomó toda la noche coser el vestido, pero el producto final fue perfecto. “Gracias mamá, me encanta”, dijo Tamara, genuinamente complacida con el trabajo de su madre. “No puedo esperar para mostrarlo”.

Publicidad
Una madre besa con dulzura a su hija en el cabello. | Foto: Pexels

Una madre besa con dulzura a su hija en el cabello. | Foto: Pexels

Sin embargo, cuando entraron a la fiesta, llamaron la atención de muchos de los niños ricos y sus padres, quienes comenzaron a reírse del vestido de Tamara.

Publicidad

La jovencita, que siempre había sido de buen corazón, rompió a llorar y salió corriendo del edificio. Corrió y corrió sin preocuparse por su vida hasta que chocó contra el costado de una limusina blanca estacionada en la entrada del edificio.

Mientras ella estaba allí en shock, el conductor se bajó y comenzó a gritarle, pero se calmó cuando el ocupante del asiento trasero salió. Era un hombre guapo que parecía tener unos 40 años. Iba vestido en forma costosa y su mirada, muy parecida a la de ella, observó a la chica en busca de heridas antes de hablar.

“Deberías tener más cuidado”, dijo con una voz que por alguna razón le sonó familiar. Luego escuchó a su madre hablar detrás de ella: “¿Jorge?”, ella dijo. Al mencionar el nombre, el hombre se animó y miró a la mujer con la boca abierta. “¿De verdad eres tú?”, preguntó Madison mientras se acercaba.

Publicidad

“¿Maddy?”, preguntó con una mirada confusa en su rostro. Se volvió hacia Tamara y la llamó por su nombre también.

De repente, las tres personas se abrazaron con fuerza. Este era su esposo, a quien creían muerto desde hacía tantos años.

“¡Finalmente, te encontré!”, dijo.

“¿Qué pasó? ¿Dónde has estado?”, dijo su esposa entre abrazos.

“Vayamos adentro, estoy aquí para ofrecer regalos a la hija de un socio comercial”, dijo. “Podemos ponernos al día entonces”.

Un hombre de mediana edad con anteojos de montura gruesa. | Foto: Pexels

Un hombre de mediana edad con anteojos de montura gruesa. | Foto: Pexels

Publicidad

“No podemos volver allí, Jorge, no después de lo que pasó”, dijo Madison.

“Cuéntame”, dijo.

Lee también: Padres echan a su hija embarazada al frío: años después le piden ayuda - Historia del día

Después de enterarse de lo que había sucedido, fue con su familia al salón de fiestas, pero esta vez cuando las mamás se rieron de ellos nuevamente, Jorge salió en su defensa.

“Puede que nuestra hija no tenga atuendos caros, pero le han enseñado a ser una buena persona. Son las personas con almas pobres como ustedes las que difícilmente pueden ser ayudadas”.

Publicidad

Nadie pudo pensar en una respuesta. Y los que podían tenían demasiado miedo de cruzarse con un hombre rico como Jorge. Regresó a casa con Madison y su hija, donde se pusieron al día.

Resultó que el día del accidente minero, Jorge llevaba la chaqueta de su amigo. No había escapado ileso, ya que una gran roca lo dejó inconsciente durante el accidente.

Al despertar, no recordaba nada y había sido identificado por documentos que pertenecían a su amigo, quien no tenía familia ni amigos cercanos, por lo que nadie vino a visitarlo al hospital.

Fachadas de varias casa iluminadas. | Foto: Pexels

Fachadas de varias casa iluminadas. | Foto: Pexels

Publicidad

Su memoria no volvió de inmediato, y cuando lo hizo, Madison y Tamara ya se habían mudado. “Tuvimos que hacerlo”, sollozó. “Perdimos la casa con el banco”.

Jorge comenzó a buscarlas y, mientras lo hacía, abrió su propio negocio de minería, trabajó duro y se hizo millonario. Y ahora, después de reunirse con su familia, tenía la intención de recuperar el tiempo perdido. Trasladó a Tamara y su madre a su condominio de lujo, donde esperaba vivir felizmente con ellas.

¿Qué podemos aprender con esta historia?

Nunca te burles de los menos privilegiados. Estuvo mal que los ricos se burlaran de Tamara y su madre por no tener tanto como ellos, pero afortunadamente, Jorge llegó justo a tiempo para ponerlos en su lugar.

Publicidad

No rendirse nunca. Madison perdió a su esposo y tuvo que atender a su hija con los escasos medios que tenía. Fue difícil, pero la mujer se mantuvo fuerte, dando todo de sí.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Hombre llora porque su hija muda dice "gracias" a mujer que le regaló un juguete - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Novia se niega a caminar al altar tras recibir una carta de su difunto padre - Historia del día

10 de mayo de 2022

Mamá va a la escuela y no encuentra a su hija: la chica vuelve a casa por la noche con un bebé en brazos - Historia del día

13 de mayo de 2022

Días antes de boda, la hija de millonario se viste de indigente para poner a prueba a su prometido rico - Historia del día

15 de marzo de 2022

Madre pobre vive en un tráiler con su hijo y nunca deja entrar a nadie hasta que debe ser hospitalizada - Historia del día

24 de febrero de 2022