logo
Mujer revisando la basura | Foto: Shutterstock
Mujer revisando la basura | Foto: Shutterstock

Hombre ve a mujer sin hogar comiendo de basurero y reconoce a novia que perdió 53 años atrás - Historia del día

Georgimar Coronil
18 dic 2021
11:00

Un hombre se queda helado cuando ve a su primer amor buscando comida en un contenedor 53 años después de su ruptura.

Publicidad

Era un glorioso y colorido día de otoño cuando se conocieron. Amanda tenía 17 años y él 18. Estaba sentado en el jardín de la universidad cuando ella se le acercó y le ofreció un café. "Hola, formo parte de una campaña que ayuda a los discapacitados. ¿Puedes comprar una taza y contribuir a ella? Son solo 2 dólares", le pidió con su voz amable.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

A William no le gustaba el café. Nunca le había gustado. Pero cuando ella le ofreció una taza y le miró a los ojos mientras lo probaba, fue lo mejor que había probado. Este había sido su primer encuentro, y después de eso, empezaron a verse a menudo. Con el tiempo, estos encuentros se convirtieron en amistad y luego en amor.

Él era introvertido y reservado, mientras que ella era salvaje y extrovertida. Una pareja perfecta. Pero entonces intervino el destino, y un simple malentendido los separó.

Publicidad

William vio a Amanda con otro hombre. Ni siquiera esperó su explicación y la acusó de engañarle. Amanda se mantuvo firme y declaró que no era necesario dar explicaciones si él confiaba en ella. Las consecuencias, por supuesto, no fueron favorables y se separaron.

Tras la ruptura, Amanda no se puso en contacto con William ni una sola vez y botó todas las cartas que él le había escrito. Él tampoco se acercó a ella, y ambos se enfrascaron en sus respectivas vidas. Amanda se quedó en su ciudad natal después de su graduación para iniciar su negocio, mientras que William se trasladó a otro estado para trabajar como contador en una empresa de renombre.

Unos años más tarde, William fue trasladado al lugar donde creció y se enamoró de una mujer llamada Carla. Se casaron poco después y tuvieron dos hermosas hijas llamadas Ana y Sofía.

Para entonces, Amanda se había casado con un hombre llamado Teodoro. Él era cariñoso y atento al principio, y Amanda también lo adoraba. Pero quería formar una familia de inmediato, y Amanda no estaba preparada para ello.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Al principio, Teodoro apoyó su decisión y le hizo varias falsas promesas, fingiendo ser un marido perfecto. Pero eso solo duró hasta que engañó a Amanda para que transfiriera su negocio a su nombre y la echó de casa.

Toda la idea de Amanda sobre el romance y la confianza en los hombres se había desmoronado una vez más, y no sabía qué hacer. Tenía algunos ahorros, que la ayudaron a salir adelante durante un tiempo, sin embargo, se quedó sin hogar. El amor, o más bien el amor tóxico, había entrado en la vida de Amanda a los 45 años, y nadie quería contratarla a esa edad.

Mientras tanto, la vida de William también había dado un giro cuando a Carla le diagnosticaron cáncer. La mujer no sobrevivió más que unos meses y murió.

Tras el fallecimiento de Carla, William tuvo que ejercer de madre y padre de sus hijas, criándolas solo hasta que llegaron a la adolescencia, se graduaron en el instituto y se fueron a la universidad.

Con la muerte de Carla, y más tarde, la partida de sus hijas, William luchaba contra la soledad, bebiendo ocasionalmente en exceso y recordando el pasado.

Publicidad

Una noche, pasaba por delante de un restaurante de camino a comprar otro lote de bebida cuando su mirada se fijó en una indigente que buscaba comida en un callejón.

Rebuscaba en los contenedores con vigor, recogiendo las sobras, comiéndolas y, de vez en cuando, metiéndolas en una bolsa. Estaba oscuro y William no podía verle la cara con claridad, pero podía ver que estaba mal vestida y que llevaba varios días pasando hambre, a juzgar por la forma en que no podía resistirse a cualquier trozo de comida que descubriera en el contenedor.

Sintiéndose mal por ella, William decidió acercarse y le ofreció algo de dinero. Cuando la luz que iluminaba la calle alumbró el rostro de la dama, él se quedó sin palabras. "Amanda, ¿eres tú?", preguntó.

La mujer levantó la vista y dejó caer la bolsa de sus manos. Sus ojos se llenaron de lágrimas y sus manos temblaron mientras se giraba para mirar a William.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡ERES TÚ! Dios mío, ¿qué te ha pasado, Amanda? ¿Qué estás haciendo aquí?".

"Lo siento, pero no soy Amanda", mintió la mujer, recogiendo vacilante su bolso y preparándose para salir, ocultando las lágrimas en sus ojos. Pero William sabía que no se equivocaba. No dejaría de reconocer a su primer amor.

"Huir no te servirá de nada. ¿Vas a cometer el mismo error que cometiste hace 53 años?".

La mujer se detuvo bruscamente y las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas. "No me hagas esto, William", susurró con voz temblorosa. "Ya he tenido suficiente, y no puedo soportarlo más".

William se acercó a ella y tomó su mano entre las suyas. "Deja de ser tan rígida, Amanda. Por favor, ven conmigo".

Esa noche, William llevó a Amanda a su casa para alimentarla adecuadamente y permitirle asearse. Estaba preocupado por ella y no esperaba verla en tan mal estado. Después de la cena, Amanda se retiró temprano.

A la mañana siguiente, cuando la dama se despertó, William le preparó el desayuno. Hablaron de sus vidas, incluso de cómo él se había convertido en padre y madre de sus hijas al morir su esposa. Amanda también se sinceró sobre su vida, incluyendo cómo su marido la había engañado y abandonado.

Publicidad

Con el tiempo, Amanda volvió a acercarse a William y sus sentimientos de décadas pasadas resurgieron, incluso con más fuerza que antes. Una noche, después de la cena, sacaron a relucir el tema de lo que ocurrió hace 53 años y que les hizo separarse, y aclararon el malentendido.

Un año después, decidieron por fin completar el amor que quedó inconcluso y solidificaron su relación contrayendo matrimonio.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Los malentendidos arruinan las relaciones: Si William y Amanda se hubieran dado la oportunidad de entenderse y explicarse, no se habrían separado.
  • El verdadero amor es para siempre: William y Amanda estaban predestinados a estar juntos. Se reencontraron después de 53 años.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Descubrí que mi hijo desaparecido fue adoptado por otra mujer - Historia del día

11 de abril de 2024

Una llamada espontánea reveló la repugnante verdad de mi marido, así que me vengué

05 de abril de 2024

Mandé a mi hija con mi madre a pasar el verano, pero pronto me enteré de que mi mamá había muerto y mi hija había desaparecido - Historia del día

06 de marzo de 2024

En funeral de esposo, esposa conoce a mujer con su bebé en brazos - Historia del día

12 de febrero de 2024

Hombre gana millones en la lotería y regala todo el dinero a su exesposa - Su novia planea venganza

09 de mayo de 2024

Mi marido convirtió nuestra noche de bodas en una catástrofe - Historia del día

07 de marzo de 2024

Mi esposo convirtió nuestra noche de bodas en un desastre - Historia del Día

17 de abril de 2024

Mamá asustada ve a su hija adolescente subir a una vieja furgoneta oxidada y la sigue - Historia del día

05 de abril de 2024

Hijos se niegan a mantener a su anciano padre, se enteran de que murió intentando ganar al menos un centavo - Historia del día

20 de mayo de 2024

Madre aterrorizada ve a hija adolescente subir a vieja furgoneta oxidada y la sigue - Historia del día

14 de marzo de 2024

Mi marido me engañó durante el posparto - Fingí no saberlo mientras planeaba mi venganza contundente

18 de abril de 2024

Mi cuñada está en su 31ª semana de embarazo, pero la vi con el vientre absolutamente plano y decidí seguirla

26 de febrero de 2024

El prometido de una embarazada la engaña - 5 años después, ella oye su "llanto desconsolado" por teléfono

19 de febrero de 2024

Hija desaparece, su padre rastrea su teléfono y pierde el don de la palabra - Historias del día

12 de marzo de 2024