logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mamá millonaria en feria escolar de Navidad se burla de otra mamá que trabaja de noche - Historia del día

Mayra Pérez
27 dic 2021
19:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer se burla de la madre de otra estudiante que trabaja de noche durante la feria de Navidad de la escuela de su hija, y luego se entera de quién es realmente la otra mujer.

Publicidad

“Ahora niños”, dijo la señorita Duarte. “¡Quiero que todos hablen con sus mamás sobre traer golosinas para la Feria de Navidad de la escuela!”. Todos en la clase comenzaron a hablar al mismo tiempo y levantaron sus manos.

“Sí, Julia”, dijo la señorita Duarte a una dulce chica con cara graciosa en la primera fila. “¿Qué quieres traer?”.

“Magdalenas, señorita Duarte”, gritó Julia con entusiasmo. “¡Mi mamá hace las MEJORES magdalenas del mundo!”.

Niños sentados en el suelo de un aula de clases, levantan la mano. | Foto: Unsplash

Niños sentados en el suelo de un aula de clases, levantan la mano. | Foto: Unsplash

Publicidad

Inmediatamente otra niña protestó. “¡Yo iba a decir magdalenas! ¡No es justo!”. La señorita Duarte frunció el ceño. “Patty, Julia habló primero, así que…”

“¡Su mamá NUNCA viene a los eventos escolares ni nada!”, dijo Patty. “Apuesto a que no vendrá a la Feria de Navidad y no tendremos magdalenas, que son mis favoritas”.

Julia se sonrojó y sus ojos se llenaron de lágrimas. “Mi mamá trabaja de noche, por eso no puede asistir a muchos eventos”, dijo. “¡Pero me prometió que vendría a la Feria de Navidad y traería magdalenas!”.

“Entonces eso está arreglado, Patty”, dijo la señorita Duarte con firmeza. “La mamá de Julia traerá las magdalenas”. Sin embargo, si la señorita Duarte realmente pensaba que estaba arreglado se llevaría una gran sorpresa.

Publicidad

Esa noche, recibió una llamada telefónica de la mamá de Patty y no estaba feliz. “¡Hago mucho por la escuela, señorita Duarte!”, dijo la mujer. “Doné el dinero para la nueva biblioteca, merezco un poco de consideración…”

Tenía mucho más que decir, y la pobre maestra debió escuchar su diatriba durante otra dolorosa hora y finalmente dijo que, dado que tanto quería llevar magdalenas, entonces podía hacerlo. Ambas madres podrían llevar lo mismo.

Imagen de una feria navideña. | Foto: Unsplash

Imagen de una feria navideña. | Foto: Unsplash

Publicidad

El día de la Feria de Navidad fue emocionante para los niños. Había un desfile y una aldea de Santa Claus con elfos y renos (en realidad eran ponis con cuernos falsos, pero a nadie le importaba).

Lo mejor de todo eran los puestos donde las madres preparaban fuentes de deliciosas golosinas, desde gigantes de pan de jengibre hasta enormes trozos pegajosos de caramelos y brownies de chocolate.

La mamá de Patty llegó con una caja enorme de magdalenas y comenzó a ponerlas en platos. Pronto apareció otra mamá: “Querida”, dijo en voz alta “¡Se ven deliciosas!”.

“Deberían estarlo”, dijo la mamá de Patty con una sonrisa. “¡Me costaron una fortuna!”.

Publicidad

La otra mamá le guiñó un ojo. “¡Se suponía que debías hornearlas tú misma!”.

“Ay, por favor”, dijo la mamá de Patty. “¿Quién hace eso? Por cierto, ¿dónde está esa mujer, la mamá de Julia? ¿La que también traerá magdalenas?”.

Deliciosas y bellas magdalenas en una fuente. | Foto: Unsplash

Deliciosas y bellas magdalenas en una fuente. | Foto: Unsplash

Publicidad

La otra mamá frunció el ceño. “¡Creo que llegará tarde! Se supone que debe ubicarse aquí a tu lado”, dijo. “No puedo imaginar lo que traerá”.

La mamá de Patty sonrió. “¡Escuché que trabaja de noche! ¡Debe ser una bailarina de club o algo así!”.

Ambos rieron hasta que una dulce voz las interrumpió. Se dieron la vuelta y vieron a una mujer muy bonita con una caja enorme de las magdalenas más increíbles que jamás habían visto. Era la mamá de Julia.

Lee también: Padre nota que hija de 14 años recibe regalos costosos de hombre desconocido - Historia del día

“En realidad, soy chef de repostería, no bailarina de club”.

Publicidad

La mamá de Patty se sonrojó. “¡Oh! Debes ser la mamá de Julia... lo siento mucho... no quise decir…”

En ese momento, las niñas se acercaron. “Mira”, dijo Julia con orgullo. “Ahí está mi mamá, y trajo sus magdalenas, ¡las hace ella misma! ¿Sabes?”

“¡Guau!”, exclamó Patty. “Mi mamá los compra, ¡pero se supone que nadie debe saberlo!”.

Una niña sonrie feliz mientras abraza un regalo. | Foto: Pexels

Una niña sonrie feliz mientras abraza un regalo. | Foto: Pexels

Publicidad

Para entonces, la mamá de Patty estaba tan avergonzada que no sabía qué hacer. Se sintió aún más humillada cuando Julia dijo alegremente: “¡Bueno, mi mamá estaba en una competencia y ganó! ¡Las mejores magdalenas del MUNDO!”.

La mamá de Patty tuvo que disculparse con la mamá de Julia. A los niños, por supuesto, no les importaba nada de eso. Se comieron todas las magdalenas y lo pasaron de maravilla.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Los niños aprenden sus actitudes de los adultos, por lo que hay que darles buenos ejemplos. La mamá de Patty le dio a su hija un muy mal ejemplo: usó su dinero para impresionar a todos e insultó a la mamá de Julia.

Publicidad

No juzgues a las personas. La mamá de Patty pensó que debido a que trabajaba de noche, la mamá de Julia tenía algún empleo de mala reputación, pero en realidad era una pastelera famosa y muy exitosa.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Hombre mayor se sienta en la misma esquina por 10 años esperando a hija que lo echó del auto - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Tras muerte de su madre, mujer deja a hermana tres billetes de 1 dólar y una nota como herencia - Historia del día

03 de abril de 2022

En el Día de la Madre, señora que nunca tuvo hijos se despierta con una voz que dice: "Mamá, abre la puerta" - Historia del día

20 de mayo de 2022

Chofer de bus escolar nota que chicos se burlan de niño pobre: un día el niño no se baja en la última parada - Historia del día

24 de abril de 2022

Chica pobre vende reliquia familiar para cirugía de abuela: la ve en la puerta de su casa días después - Historia del día

11 de marzo de 2022