logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Niña le pide a Santa que regrese a mamá a casa porque la dejó sola en Navidad - Historia del día

Diego Rivera Diaz
29 dic 2021
20:45
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una niña de ocho años se quedó sola en casa en Navidad. Estaba triste y decidió escribirle una carta a Santa, pidiéndole que le devolviera a su mamá rápidamente. Al día siguiente sucedió algo hermoso.

Publicidad

"No puedes salir por nada, ¿está bien? Voy a dejar todas las puertas cerradas. Si necesitas algo, presiona el número 1. Si hay una emergencia y no puedes comunicarte conmigo, llama al 911. ¿Entendido?", preguntó Emily, la mamá de Susy.

"¿No puedo ir contigo, mami?" preguntó Susy, haciendo un puchero y con una triste mirada. Su madre estaba vistiéndose y maquillándose.

Mujer maquillándose. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"No, amor. Voy a tener una cita. No puedes venir", respondió Emily. "¿Qué hay de papá?", preguntó la niña. "Tu papá está lejos, esquiando con su nueva esposa, amor".

"No te preocupes. Es solo una noche. Regresaré antes de que te despiertes por la mañana y abriremos los regalos. Celebraremos como todos los años, pero un día después. Confío en que te vas a portar bien, Susy. Ya estás grande", dijo Emily.

La niña no sabía qué hacer. No tenía hambre, ni quería ver televisión. A pesar de su corta edad, se había dado cuenta de que nadie quería pasar tiempo con ella en Navidad. Y era su época favorita del año.

Cuando sus padres se divorciaron un par de años atrás, Emily y Susy pasaron las vacaciones solas. Su padre se había casado con otra mujer y casi nunca veía a su hija.

Publicidad

Lee más: Joven se queda en casa de abuela en Navidad y se entera de mapa del tesoro escondido en ático - Historia del día

Pero Susy no le daba mayor importancia a la ausencia de su papá. Le encantaba decorar galletas con su mamá y abrir regalos. En ese momento, recordó algo: ¡la carta para Santa!

Corrió a su habitación a buscar papel y lápiz. Ya le había escrito una carta a Santa, y había regalos debajo del árbol. Pero tal vez, Santa tendría la amabilidad de darle algo más.

"Si puede ver todo, puede hacer que celebremos Navidad mañana", dijo Susy en voz baja, y llevó el papel a la sala de estar. Se sentó en el suelo frente a la chimenea apagada y empezó a escribir.

Publicidad

"Querido Santa,

Niña escribiendo carta a Santa. | Foto: Shutterstock

Por favor, llévate todos mis regalos de vuelta, porque necesito algo más. Trae a mami a casa, rápido, por favor. Quiero poder pasar la Navidad con ella.

Publicidad

Con cariño,

Susy. XOX

PD ¡Te dejaré más galletitas!".

Tras terminar su carta, la niña la puso en la mesita de noche donde su mamá había dejado galletitas y leche para Santa. Ya era tarde, y Susy tenía sueño.

Se acostó en el sofá y esperó a que Santa bajara por la chimenea. Estaba emocionada por verlo. Desafortunadamente, se quedó dormida en el sofá.

A la mañana siguiente, Emily abrió la puerta principal en silencio para evitar despertar a su hija. No sabía que Susy estaba en el sofá, pero sonrió cuando la vio durmiendo y comenzó a quitarse la chaqueta.

Publicidad

Tuvo una gran noche con su novio, pero no estaba lista para presentarle a Susy. Además, la Navidad era su único día libre en toda la temporada navideña, y quiso pasarlo con él.

Mujer teniendo cita romántica. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Se aseguró de estar de regreso inmediatamente después y estaba ansiosa por pasar la Navidad de siempre con su hija. En ese momento, notó la carta de Susy.

"Eso es raro. Yo guardé su carta para Santa”, pensó, agarrando el sobre mientras entraba a la cocina. Comenzó a leer las palabras que escribió su hija y sus ojos se llenaron de lágrimas.

No podía creer que su hija se sintiera tan triste que estaba dispuesta a devolver todos sus regalos. "Dios mío, soy la peor madre del mundo", pensó Emily, y corrió a la sala de estar.

Despertó gentilmente a su hija. La niña abrió los ojos lentamente y sonrió a su madre. "¡Mami! ¡Hurra! ¡Estás aquí!", exclamó Susy, y envolvió el cuello de Emily con sus pequeños brazos.

Publicidad

Lee más: A tres años de muerte de esposa, viudo invita a vecina a celebrar juntos la Navidad - Historia del día

"¡Sí, hija! Mamá está aquí. Santa vino a hablar conmigo. Siento mucho haberme ido, cariño. No te preocupes. ¡Eso nunca volverá a pasar!", prometió Emily.

No podía creer que había dejado a su hija sola en Navidad solo por un hombre. Se dijo a sí misma que nunca volvería a hacer algo como eso. "Nada vendrá antes que ella", juró Emily en su cabeza.

La niña sonrió y Emily tomó su mano y la llevó a la cocina para hornear unas galletas. Susy quedó maravillada cuando vio que Santa no se había llevado sus regalos.

Publicidad

"Santa dijo que fuiste tan BUENA este año que podías tener doble regalo", mintió Emily. "¡Hurra! ¡Esta es la mejor Navidad de mi vida!", dijo felizmente la niña, mientras se metía un poco de masa de galletas en la boca.

Masa de galletas. | Foto: Shutterstock

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La Navidad se trata de familia. Las fechas especiales se tratan de la familia y, si tienes hijos, es importante estar con ellos.

Nunca dejes solo a un niño pequeño. Susy puede que haya sido una niña madura y bien portada, pero algo podría haber sucedido por accidente.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad