logo
Shutterstock
Shutterstock

Madre de la novia llora en la boda por la reciente muerte de su esposo: ve a un hombre conocido en la tarima - Historia del día

Mayra Pérez
20 ene 2022
21:50

Una viuda desconsolada se sorprende cuando una figura familiar toma el micrófono en la boda de su única hija y la llama por su nombre.

Publicidad

El corazón de Débora Hernández dio un vuelco cuando vio al hombre alto y delgado cruzar la tarima y quitarle el micrófono al cantante. Era imposible, no podía ser.

El amor de su vida había muerto, y este hombre que ahora sonreía en la tarima era una alucinación, un sueño provocado por la emoción de la boda. Tenía que ser eso.

Ceremonia matrimonial celebrada al aire libre. | Foto: Shutterstock

Ceremonia matrimonial celebrada al aire libre. | Foto: Shutterstock

Ella quería gritar “¡Marcos!”, pero Marcos había muerto hacía veinte años, y ella había pasado casi el mismo tiempo al lado de un hombre al que no amaba ni respetaba a pesar de que era el padre de su hija.

Débora se había casado nada más terminar la escuela secundaria con su novio de la escuela secundaria, el padre de su bebé por nacer. En ese entonces, Frank había sido dulce y divertido. Bebía demasiado, todo el equipo de fútbol lo hacía.

Publicidad

Parecía algo normal, todos los chicos lo hacían antes de madurar, pero Frank no. Una lesión había terminado con su carrera deportiva universitaria y, después de eso, había comenzado a beber aún más.

Había encontrado trabajo en una concesionaria de autos local, pero llegaba tarde y con resaca, y después de un tiempo, su jefe lo despidió. Había sido Débora quien había mantenido a su pequeña familia, trabajando como camarera en la parrilla del pueblo.

Cuando su hija Silvia tenía tres años, Débora supo que el matrimonio había sido un error, que Frank era alcohólico y que tendría que encontrar la manera de mantenerse a sí misma y a su hija.

Dejar a Frank significaría dejar su ciudad natal, mudarse a algún lugar donde no conociera a nadie, y eso no sería fácil con una niña pequeña, por lo que Débora le pidió ayuda a su madre.

“Mamá, quiero ir a la capital, encontrar un trabajo y un departamento”, explicó, “Luego puedo ir a buscar a Silvia, pero necesito que me ayudes, que la cuides…”

Adolescentes se toman fotografías. | Foto: Unsplash

Adolescentes se toman fotografías. | Foto: Unsplash

Publicidad

A la mamá de Débora nunca le había gustado Frank, y sentía que la mejor oportunidad de felicidad de su hija estaba muy lejos de él, así que estuvo de acuerdo, y una semana después, Débora estaba camino a la capital.

Ella era solo una de los miles de soñadores que llegan a la gran ciudad en busca de un futuro brillante, por lo que encontrar trabajo no fue fácil. Todo lo que logró fue un puesto como empleada doméstica en uno de los hoteles de lujo de la ciudad.

Allí se había cruzado por primera vez con Marcos Duarte, el apuesto hermano menor millonario del dueño de la cadena hotelera. Lo curioso fue que él se había fijado en Débora, una humilde doncella, y se había enamorado de ella.

Había sido el comienzo de una época mágica en la vida de Débora. Marcos la había tratado como a una princesa. La había llevado a cenar y bailar y le pidió que se casara con él. Ella le explicó que tendría que divorciarse de Frank y él prometió que cuidaría de Silvia como si fuera suya.

El día que colocó un hermoso anillo de diamantes en el dedo de Débora, Marcos anunció el compromiso a su familia. Admitió que su hermano no había querido que se casara con una chica humilde, pero confiaba en que la aceptaría.

Publicidad

Si lo habría hecho o no, Débora nunca lo supo, porque una semana después Marcos murió en un accidente automovilístico. Ese fue el final de su sueño de una nueva vida. Se subió a un autobús de vuelta a su pueblo.

Se regresó a su antigua casa y a vivir con Frank, pero pese a la convivencia la relación de pareja entre ellos había terminado. Marcos se había ido y Débora sabía que nunca podría amar, besar o reír con otro hombre.

Mujer joven embarazada mira con ternura su abdomen. | Foto: Pexels

Mujer joven embarazada mira con ternura su abdomen. | Foto: Pexels

Con el paso de los años, Frank se hundió aún más en el alcoholismo y Débora concentró toda su energía y todo su amor en criar a su hermosa niña. Recuperó su trabajo en la parrilla y, después de unos años, fue ascendida a gerente.

No era una mala vida, se decía a veces Débora, no era infeliz, solo se sentía vacía. Cuando Silvia se fue a la universidad, se sintió aún más sola, y la presencia tambaleante de Frank en la casa no ayudaba.

Publicidad

Entonces, un día, Frank también se fue. Los médicos le dijeron que su corazón simplemente se había detenido. Por extraño que parezca, Débora se encontró apenada por su muerte; no por el borracho que había arruinado su vida, sino por el chico dulce y divertido que una vez fue.

Débora se aisló aún más del mundo que la rodeaba, hasta que Silvia llegó a casa unos meses después con una noticia maravillosa: ¡se iba a casar! La madre vio el rostro resplandeciente de su hija y su corazón se derritió.

Silvia encontraría la felicidad que Débora nunca había alcanzado, y esta boda era el primer paso. Había trabajado duro para asegurarse de que todo fuera perfecto y lo había sido hasta que el fantasma de su amor perdido apareció en el escenario.

“¡Débora!”, exclamó el hombre que se parecía a Marcos. “Te hice una promesa hace veinte años, que sería el padre que tu hija necesitaba, ¡y estoy aquí para cumplir esa promesa!”.

Hombre joven intenta abrir una botella. | Foto: Unsplash

Hombre joven intenta abrir una botella. | Foto: Unsplash

Publicidad

Débora dio un paso adelante y sintió que le fallaban las rodillas. “¿Marcos?”, preguntó. “¿Marcos? ¿Eres tú realmente?”. Y antes de que ella se diera cuenta sus brazos estaban alrededor de ella.

“Débora”, susurró. “Me tomó tanto tiempo encontrarte…”

“Pero estabas muerto... Me dijeron…”, dijo Débora ahogada en llanto.

“Estuve herido y en coma durante mucho tiempo”, explicó Marcos. “Pasé por años de cirugía y terapia. Luego, cuando llegué a casa, mi hermano me dijo que habías vuelto con tu esposo”.

“¡Me dijo que habías muerto!”, dijo Débora. “¡Regresé a casa, pero Frank y yo nunca volvimos a ser pareja!”.

Marcos sonrió: “Vi su obituario y decidí arriesgarme. El pasado quedó atrás, pero aún podemos tener un futuro, Débora. ¿Te casarías conmigo?”.

Débora se echó a reír. Buscó dentro de su vestido y sacó una cadena con el anillo de compromiso que Marcos le había dado. “¡Sí, lo haré!”.

Silvia terminó compartiendo el día de su boda con su madre, y fue el más hermoso de la vida de ambas.

Una pareja de enamorados se dan un beso. | Foto: Unsplash

Una pareja de enamorados se dan un beso. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No importa cuán oscura parezca la vida, siempre hay algo maravilloso esperando a la vuelta de la esquina. Débora había renunciado al amor hasta que Marcos apareció en la boda de su hija.

Nadie puede separar a los verdaderos amantes. El hermano de Marcos había tratado de separar a Débora y Marcos mintiéndoles a ambos, pero encontraron el camino el uno para el otro después de veinte años.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Tras años de búsqueda, una mujer encuentra a su padre en la residencia donde trabaja - Historia del día

27 de octubre de 2023

"Nunca supe de ti, hijo", le dice hombre a un niño que ve por primera vez en un albergue - Historia del día

28 de septiembre de 2023

Papá prohíbe a su hijo ser bailarín, luego recibe una llamada repentina del hospital - Historia del día

14 de agosto de 2023

Señora mayor recibe llamada de una mujer que dice ser la hija que creía muerta al nacer hace 46 años - Historia del día

09 de agosto de 2023

Esposo vuelve a desaparecer en el garaje todo el día y la esposa lo sigue en secreto para averiguar por qué - Historia del día

15 de agosto de 2023

Cuidé de mi marido discapacitado durante 9 años, un día llegué temprano a casa y lo vi de pie - Historia del día

25 de octubre de 2023

Hijos ignoran súplicas de mamá para restaurar casa tras la tormenta, se enteran de que hijo del vecino hereda su legado - Historia del día

23 de septiembre de 2023

Hombre deja a su exesposa sin nada, le ruega por una segunda oportunidad 43 años después - Historia del día

27 de julio de 2023

Mendigo muy querido en su barrio se entera de que tiene un hijo y se presenta en su cumpleaños al día siguiente - Historia del día

11 de septiembre de 2023

Hombre seguro de la infertilidad de su mujer la oye llamar hija a una adolescente desconocida - Historia del día

10 de septiembre de 2023

Vivo sola a los 68 años porque mis hijos han olvidado que existo - Historia del día

25 de julio de 2023

Mujer descubre a esposo quitándose anillo de boda cuando sale de casa, lo sigue una vez - Historia del día

29 de septiembre de 2023

Un niño invita a una banda de música al cumpleaños de su abuela, que oye la voz del hombre que perdió hace 54 años - Historia del día

12 de agosto de 2023

Vi a un pobre enseñando a mi hija a montar en bicicleta, un mes después dejé a mi marido rico por él - Historia del día

14 de septiembre de 2023