logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mujer entra en trabajo de parto en medio de un embotellamiento y policía detiene el auto por infracción - Historia del día

Vanessa Guzmán
28 ene 2022
18:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer estaba a punto de parir en medio de un embotellamiento. Cuando su marido intentó evitar el tráfico para llegar a tiempo al hospital, un policía lo detuvo por exceso de velocidad y les dijo que estaban cometiendo una infracción.

Publicidad

"¡Cristian, el bebé va a nacer! ¡Llévame al hospital ahora! ¡Por favor!", gritó Wendy, mientras se agarraba con fuerza su barriguita y gemía de dolor.

La pareja iba de camino al hospital, cuando Wendy sintió un dolor agudo en su vientre y entró en trabajo de parto.

Embotellamiento de tráfico. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Wendy estaba embarazada de siete meses y su médico le había advertido que el bebé podía nacer prematuramente. ¡Poco sabía lo que sucedería mientras estaba atrapada en un atasco de tráfico!

Cristian y Wendy estaban a unos 15 minutos del hospital cuando quedaron varados en un embotellamiento cerca de un semáforo.

Cristian había decidido acompañar a Wendy al hospital porque había estado sintiendo un poco de malestar desde la mañana. Unos minutos más tarde, ella estaba llorando de dolor y le suplicaba a su marido que la llevara lo más rápido posible a urgencias.

"¡Cariño! ¡No te preocupes! Llegaremos pronto al hospital", le aseguró Cristian. Pero cuando miró hacia el frente, todo lo que vio fueron líneas verticales de autos.

Publicidad

"¿Cuánto tiempo más, Cristian? No… no puedo soportar el dolor. ¡Por favor, llévame al hospital!".

El hombre salió del auto en ese momento. Les pidió amablemente a los conductores frente a él que movieran sus autos porque su esposa estaba embarazada y necesitaba que la llevaran al hospital.

Afortunadamente, la gente se solidarizó y les abrió paso a pesar del denso embotellamiento que los rodeaba.

Wendy estaba empapada en sudor en este punto, su respiración era dificultosa y gritaba de dolor. Cristian sabía que no tenía tiempo para dudar. Aceleró su automóvil, con la esperanza de ganarle al tráfico, y tuvo un éxito parcial.

Publicidad

Lee también: Mujer entra en trabajo de parto en pleno tráfico: un policía la ayuda a dar a luz al bebé

¡Entonces Wendy comenzó a gritar aún más fuerte! El dolor se había vuelto insoportable y ella se movía desesperadamente en su asiento, agarrándose el vientre.

Mujer embarazada. | Foto: Pexels

Publicidad

¡Cristian no tuvo tiempo de pensar! Condujo lo más rápido que pudo, con una mano en la barriguita de Wendy, asegurándole que todo estaba bien. "No te preocupes, cariño, estaremos allí pronto", le decía.

Pero un policía los detuvo justo cuando estaba a punto de salir del tráfico. "¡Eh, tú!", les gritó. "La señal está parpadeando en rojo. Y estás acelerando, estás cometiendo una infracción", señaló mientras se acercaba a su automóvil y formaba una barrera frente a él.

Cristian pisó los frenos y el auto se detuvo con una sacudida. "¿No es obvio que el semáforo está en rojo? ¿Adónde vas tan rápido?", refunfuñó el oficial Andrés Millán.

Publicidad

"¡Señor, mi esposa, está en trabajo de parto! ¡Por favor, déjenos ir!", replicó Cristian. "Nos dirigimos al hospital. Si conduzco rápido, puedo llegar allí en diez minutos".

El oficial miró dentro de su auto y vio a Wendy angustiada sollozando de dolor. "Te sugiero que no hagas eso. Tendrás que cruzar otra señal, y como es un día de semana, puede haber algo de tráfico. Me temo que tendrás que recibir a tu hijo aquí", manifestó el policía.

"Pero, señor..."

"Por favor, ayúdela a llegar a mi auto", propuso el oficial Millán. "Afortunadamente, tengo una compañera de trabajo conmigo hoy. No te preocupes, nos encargaremos. Y sí, llama a una ambulancia y diles que es una emergencia".

Publicidad

Sin dudarlo ni por un segundo, Cristian, que estaba en pánico, decidió que escuchar al oficial era mejor que perder minutos en llegar al hospital.

Llevaron a Wendy a la patrulla, donde una oficial la ayudó con el parto. Mientras tanto, Cristian llamó al número de emergencia y pidió que enviaran una ambulancia lo antes posible.

Oficial de policía. | Foto: Pexels

Publicidad

El oficial Millán esperó con Cristian afuera del auto, mientras que la oficial, Bárbara Andrade, colocó a Wendy en el asiento trasero y comenzó el procedimiento.

"Por favor, cálmese, señora", dijo mientras ponía su mano sobre la cabeza de Wendy. "Solo sigue empujando lentamente. ¡Lo tienes! Yo también soy madre, así que no te preocupes. Todo estará bien".

Wendy empujó tan fuerte como pudo, pero su fuerza estaba disminuyendo. "No puedo, oficial... no puedo", murmuró.

"Señora, solo un poco más de esfuerzo. Terminará pronto", la tranquilizó Andrade. Después de una serie de empujones, se escuchó un llanto desde el interior del automóvil. Wendy dio a luz a una niña que fue envuelta en una chaqueta de policía y llevada afuera.

Publicidad

En ese momento, los paramédicos llegaron al lugar. Se apresuraron a ayudar a Wendy y a su hija. Los ojos de Cristian se llenaron de lágrimas y no podía dejar de agradecer a los oficiales. "¡Muchas gracias, oficiales! ¡No puedo expresar lo agradecido que estoy! ¡Salvaron a mi esposa e hija!".

Patrulla de policía. | Foto: Pexels

Publicidad

"Está bien, señor", dijo el oficial Millán. "Ahora deberíamos llevar a la madre y al niño al hospital".

Cristian y el oficial Miller regresaron a sus respectivos autos y siguieron a la ambulancia.

Minutos más tarde, llegaron al hospital y los médicos ingresaron a Wendy y al bebé que tuvo que ser internado en la UCIN porque era prematuro. Mientras que la madre tuvo que permanecer en observación porque estaba inconsciente cuando llegaron al hospital.

Cristian completó el papeleo rápidamente y luego agradeció a los oficiales una vez más. "Lo aprecio mucho, oficiales. Mi esposa y mi hija están a salvo como resultado de sus esfuerzos. ¡Muchas gracias!".

Publicidad

"Está bien, señor. ¡Felicitaciones por convertirse en padre! Por favor, cuide a su esposa e hija", dijo el oficial Millán antes de que él y Andrade se fueran.

Al día siguiente, Millán visitó a Cristian y Wendy con un ramo de flores. La pareja, conmovida por la generosidad del oficial, le pidió que fuera el padrino de su hija y él aceptó con gusto.

Lee también: Todos miraban a la pobre mujer dando a luz en un avión, pero nadie la ayudó - Historia del día

Los padres llamaron a su hija Bárbara en honor a la oficial Andrade, quien ayudó a Wendy a dar a luz a su encantadora hija.

Publicidad

Mujer sosteniendo los pies de un recién nacido. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Sé amable con los demás y ayuda a los necesitados: Al igual que los oficiales Andrade y Millán ayudaron a Wendy y Cristian a traer a su bebé al mundo.

Publicidad

Si Dios nos cierra una puerta, sin duda nos abrirá otra: Wendy y Cristian estaban atrapados en el tráfico y les preocupaba no llegar a tiempo al hospital, pero Dios intervino y envió dos policías en su ayuda.

Comparte esta historia con tus amigos. Puedes ayudar a inspirarlo o a cambiar algo en sus vidas.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad