logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mamá solitaria reza por su bebé enfermo en la cuna cuando un hombre toca su puerta - Historia del día

Mayra Pérez
05 feb 2022
10:50
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un médico perdido en un camino solitario llama a la puerta de una pequeña casa en busca de ayuda y descubre que, de alguna manera, la familia lo esperaba con mucha fe.

Publicidad

Los ojos de Sandy Campos se llenaron de lágrimas mientras escuchaba a su médico. “Señora”, dijo suavemente. “No hay nada más que podamos hacer por Jimmy aquí. Debe llevarlo a un especialista”.

“Puedo escribirle una recomendación para tres médicos, son los únicos en el país que podrían ayudarlo, pero tendrá que llevar a Jimmy a ellos”.

Una madre sostiene en sus brazos a su pequeño hijo. | Foto: Shutterstock

Una madre sostiene en sus brazos a su pequeño hijo. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Pero Sandy había negado con la cabeza. “No puedo hacer eso. Mi madre está muy mal y simplemente no tengo el dinero”. El médico sacudió la cabeza con tristeza. Sin un especialista, no había esperanza para Jimmy...

¡El Dr. Demetrio Moreno no podía creerlo! En este momento debería estar descansando en su hotel, tomando un trago y hablando con algunos de sus colegas, no atrapado en un aeropuerto de pueblo en medio de la nada.

Demetrio había viajado muchos kilómetros para asistir a una ceremonia especial en la que sería el orador invitado y recibiría un premio por sus logros en la investigación pediátrica, pero algo salió mal.

Publicidad

A mitad camino, el avión había presentado problemas en el motor y se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en un pequeño aeropuerto. El capitán y la tripulación se disculparon y prometieron que al día siguiente reanudarían el vuelo.

Mientras tanto, los pasajeros serían alojados en un motel local, dos por habitación. Demetrio había echado un vistazo al motel y había vuelto al aeropuerto donde alquiló un coche.

Su plan era conducir unas cuatro horas hasta la ciudad más cercana y tomar un vuelo corto a su destino. ¡Él no iba a perderse su propia ceremonia de premiación! El coche que la empresa de alquiler le dio no era muy lujoso, pero tendría que servir.

Publicidad
Un médico observa con preocupación una historia médica. | Foto: Pexels

Un médico observa con preocupación una historia médica. | Foto: Pexels

El hombre que le estaba alquilando el auto dijo: “Escuche, señor, si yo fuera usted no emprendería ese viaje aún. Viene mal tiempo”.

Publicidad

Demetrio miró el cielo azul claro y sonrió. “Estoy seguro de que estaré bien”, dijo alegremente y se fue. Una hora más tarde, admitía su error: lluvia a cántaros como una cortina espesa e impenetrable.

No podía ver a dónde iba, pero estaba seguro de que era el camino equivocado. No había ni rastro de las luces de los pequeños pueblos que deberían estar en el horizonte, y el GPS seguía alentándolo.

Finalmente, vislumbró una luz a través de la lluvia implacable. Era una casa pequeña con techo de zinc, y cuando se acercó, vio que necesitaba reparaciones desesperadamente.

Esperaba que los habitantes tuvieran la amabilidad de darle algo caliente para comer y señalarle la dirección correcta. Salió del coche, corrió como un loco hacia el porche y llamó a la desvencijada puerta.

Publicidad

Minutos antes, Sandy había susurrado una oración, acostado a su bebé y estaba a punto de poner la cena en la mesa cuando escuchó que llamaron a la puerta.

“¡Dios mío!”, le dijo a su madre. “¿Quién será a esta hora, en medio de esta tormenta?”.

Se limpió las manos en el delantal, y se apresuró a abrir la puerta.

Una madre y su hijo disfrutan al aire libre. | Foto: Pexels

Una madre y su hijo disfrutan al aire libre. | Foto: Pexels

Publicidad

Allí, en la entrada, estaba parado un hombre de unos cuarenta años que estaba muy mojado y desaliñado.

“Por favor”, dijo, “he estado manejando bajo la lluvia toda la tarde, estoy perdido y me estoy congelando…”

“Bueno, ¡entra!”, dijo Sandy inmediatamente. “¡Te traeré una toalla, una manta y un poco de estofado caliente, y te sentirás mejor en poco tiempo!”.

Acompañó a Demetrio a la pequeña y acogedora cocina y le presentó a su madre, Helen, que había sufrido un derrame cerebral unos años antes. Estaba confinada a una silla de ruedas.

“Buenas noches”, dijo Demetrio, mientras se secaba el cabello con la toalla. “Lamento haber llegado a su hogar a estas horas...", se disculpó; Helen solo sonrió y asintió.

Publicidad

Sandy explicó: “Mamá no ha hablado desde que sufrió el derrame cerebral, ¡pero entiende todo!”. Mientras hablaba, la mujer revolvía el estofado y servía generosas porciones en tazones grandes.

“¡Siéntate!”, dijo. “Y demos gracias. Tenemos algo especial por lo que orar esta noche…”

Demetrio negó con la cabeza. “Me temo que no rezo, señora, sin intención de faltarle el respeto”, dijo. “Creo en la ciencia, no en Dios”.

Un hombre joven mira por la ventanilla de un avión. | Foto: Unsplash

Un hombre joven mira por la ventanilla de un avión. | Foto: Unsplash

Publicidad

Helen pareció murmurar decir algo, y su hija habló por ella: “No importa si crees en Dios, Dios cree en ti, dice mamá”.

Demetrio se encontró sonrojándose de vergüenza. Sintió que estaba siendo descortés con estas personas sencillas que lo habían acogido. “Estaré feliz de unirme a ustedes para dar gracias”, dijo. “¿Por qué estás orando exactamente?”.

Sandy dijo en voz baja: “Mi bebé Jimmy está muy enfermo y los médicos aquí y en la capital del estado no pueden ayudarlo. Dijeron que tengo que llevarlo a un especialista, pero en realidad no puedo”.

“No puedo dejar a mamá sola y no tengo seguro. No puedo pagar el viaje ni los hoteles ni nada de eso. Así que he estado orando a Dios para que me envíe el especialista que mi Jimmy necesita”.

Publicidad

Demetrio ocultó una sonrisa. “¿Qué lo envíe a esta casa?”, preguntó.

“Bueno, Dios sabe dónde está ese médico y sabe dónde está Jimmy, ¡así que supongo que estaría bien!”, dijo la mujer con optimismo.

Lee también: Señora nota que su nieto desaparece por las tardes y decide seguirlo - Historia del día

Demetrio estaba a punto de reírse cuando se le ocurrió preguntar: “¿Qué le pasa a tu bebé? ¿A qué médicos se suponía que debías ver?”.

Una tormenta en medio de la noche. | Foto: Unsplash

Una tormenta en medio de la noche. | Foto: Unsplash

Publicidad

“Mi Jimmy nació con una disfunción hepática, no entiendo cómo funciona exactamente, pero lo tengo escrito…”, dijo y sacó el papel del cajón.

Demetrio leyó el diagnóstico y se puso pálido. “¿Recuerdas el nombre de los especialistas que te recomendó tu médico?”, preguntó en un susurro.

“¡Claro que sí!”, dijo con seguridad. “¡Eran el Dr. Tulio Fernández, la Dra. Karina Sánchez y el Dr. Demetrio Moreno!”.

Para sorpresa de Sandy, el visitante se puso de pie, con lágrimas corriendo por su rostro. “¡Soy el Dr. Demetrio Moreno y estoy aquí de la mano de Dios para ayudar a tu bebé!”.

Publicidad

Después de que Demetrio examinara a Jimmy e hiciera varias llamadas telefónicas para organizar el transporte de toda la familia al hospital donde él trabajaba para iniciar el tratamiento del bebé, le hizo una extraña solicitud.

“Sandy”, dijo en voz baja. “¿Me enseñarás a orar?”.

“Eso no es necesario”, respondió ella suavemente. “Simplemente, abre tu corazón y habla con Dios, eso es todo”.

En esa pequeña cocina en medio de la nada, el Dr. Moreno se arrodilló y dijo: “Dios, perdóname todos estos años de orgullo y arrogancia. Ahora sé que no soy más que una herramienta en tus manos, y humildemente me entrego a ellas”.

Publicidad
Una pequeña casa en el medio de la nada. | Foto: Unsplash

Una pequeña casa en el medio de la nada. | Foto: Unsplash

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Ya sea que creamos en Dios o no, debemos respetar las creencias del prójimo, en especial si nos acogen generosamente bajo su techo.

Publicidad

La fe y el poder de la oración pueden mover montañas. La fe de Sandy y sus oraciones coincidieron con la llegada del especialista que necesitaba para salvar la vida de su hijo a su puerta, y para muchos, eso no fue casualidad.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Mujer accidentalmente se encuentra a su hijo biológico de 7 años al que no conocía - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Todos se burlan de pobre señora que vende flores hasta que una chica se detiene - Historia del día

31 de marzo de 2022

Taxista nota a mujer solitaria en la niebla: "Ayuda, mi hija está en el bosque", gritó - Historia del día

15 de marzo de 2022

Pobre niño perdido en el bosque ve una casa abandonada y oye el llanto de un bebé adentro - Historia del día

18 de abril de 2022

Niño ayuda a pobre anciana con sus compras: su mamá recibe casa de $265.000 como recompensa días después - Historia del día

16 de mayo de 2022

Hombre entra a la casa de la abuela de su prometida y ve foto suya de la infancia - Historia del día

02 de abril de 2022

Cada día, anciana ve a trillizas solas y descalzas pescando en un estanque y las sigue - Historia del día

20 de abril de 2022

Taxista deja a niña en el lugar equivocado: ella llama a mamá y dice: "Hace frío y está sucio" - Historia del día

02 de abril de 2022

Niña toma la mano de indigente para ayudarlo a subir escaleras: su madre enferma recibe $530.000 para cirugía como recompensa - Historia del día

22 de mayo de 2022

Hombre rico compra casa en ruinas por precio absurdamente alto y se lleva solo una caja de allí - Historia del día

26 de marzo de 2022

Tras la muerte de su madre, el hijo echa a su padrastro de la casa y un automóvil de lujo se detiene frente al anciano - Historia del día

19 de febrero de 2022

Pobre hombre no puede ver a su madre tras perder boleto de avión: un niño amable le devuelve la esperanza - Historia del día

06 de marzo de 2022

Abogado ve a una pobre niña llorando junto a la floristería y corre hacia ella - Historia del día

30 de marzo de 2022

Hombre pobre ayuda a anciana en el camino: luego ve su nombre en la tele y recibe recompensa de $112.000 - Historia del día

14 de marzo de 2022

Antes de la Pascua, niña le lleva víveres a anciana solitaria y la mujer reconoce su anillo - Historia del día

02 de mayo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited