logo
Shutterstock
Shutterstock

Señora nota que niño triste se sienta todos los días en el mismo lugar en el parque - Historia del día

Mayra Pérez
07 feb 2022
02:30

Una anciana observa la rutina inusual de un niño en el parque local, y su curiosidad natural la llevó a querer saber más sobre él. Lo que descubre cambia la vida del pequeño.

Publicidad

Lily Bolton era una mujer de 70 años, querida y respetada por todos los que la rodeaban. Ella y su esposo Juan eran una pareja popular en su pequeño pueblo. Después de todo, fue donde ambos nacieron y se criaron.

Todos los días durante los últimos diez años, Lily y su esposo acostumbraban a dar un paseo junto a su perro en un parque local.

Un niño sentado en la grama de un parque. | Foto: Shutterstock

Un niño sentado en la grama de un parque. | Foto: Shutterstock

Su perro, Bruno, era un golden retriever juguetón al que le encantaba pasear por el parque con ellos porque se divertía mucho atrapando el frisbee que siempre llevaban consigo.

Durante el último mes, Lily y su esposo notaron algo extraño. Un niño triste había aparecido en el parque aparentemente de la nada, y se sentaba en el mismo lugar todos los días.

Publicidad

La primera vez que Lily lo notó, el niño tenía puesta una sudadera con una capucha de gran tamaño que cubría su rostro y llamativos zapatos deportivos de color rojo. Su aspecto era evidentemente triste, y eso le causó mucho dolor a la anciana.

Luego de ver al niño por tercera vez, decidió conversarlo con su esposo. A partir de ese momento, ambos comenzaron a poner toda su atención en él.

Aparecía justo antes del anochecer, se sentaba por un tiempo, y cuando oscurecía por completo, una anciana venía a buscarlo; ambos salían juntos del parque. “Me pregunto cuál es su historia”, dijo Lily un día, al observar a la mujer llevarse al niño.

“Será mejor que te mantengas al margen”, le dijo su esposo, que era un hombre cauteloso. Lily le dedicó una sonrisa ese día, pero decidió que debía acercarse al niño. ¿Pero cómo?

Un día, Lily fue a buscar burritos para ella y su esposo a las afueras del parque. En el camino de regreso, vio al niño sentado una vez más en el pasto, con su aspecto de total tristeza.

Rápidamente, cambió de dirección, eligiendo un camino que la llevaría lo más cerca posible del chico. “¡Hoy conoceré al niño debajo de esa sudadera!”, se dijo en su mente.

Publicidad
Un niño cabizbajo y triste. | Foto: Pexels

Un niño cabizbajo y triste. | Foto: Pexels

Cuando estuvo lo suficientemente cerca, hizo un leve sonido que provocó que el niño mirara hacia arriba, mostrando su rostro. “Bonitos zapatos”, dijo ella con una sonrisa antes de continuar.

Al volver con su esposo, le contó que había visto la cara del niño y que lo había reconocido. “¿En serio? ¿Quién es?”, preguntó él con curiosidad.

“Es el niño que jugaba con su padre todos los días hace algunos meses”.

“Muchos niños hacen eso por aquí”, dijo Juan con malicia.

Lily esperaba ese comentario. “Bueno, es aquel chico que se asustó cuando Bruno trató de atrapar su frisbee”, dijo.

Publicidad

“Oh, ese niño. Estaba muy asustado porque pensaba que el perro lo perseguía”, recordó Juan entre risas.

“Me pregunto por qué ya no juega con su padre”, dijo Lily.

Al día siguiente, tropezó deliberadamente con el niño y la anciana que a menudo venían a llevárselo. “Lo siento”, le dijo a la anciana. Luego miró al niño y sonrió antes de decir: “Me acuerdo de ti”.

Un par de ancianos disfrutan de un día en el parque. | Foto: Pexels

Un par de ancianos disfrutan de un día en el parque. | Foto: Pexels

El niño también la reconoció y buscó a su perro con la mirada, pero ella lo había dejado con su esposo.

“Está bien, Bruno no está conmigo hoy”, dijo tranquilizadoramente. Luego miró a la anciana y le preguntó por qué el niño se sentaba solo todos los días y estaba tan triste.

Publicidad

“Soy su abuela”, respondió la mujer. “Sus padres perdieron la vida en un accidente automovilístico. Su nombre es Roy”.

“Solía ​​ser tan feliz jugando los fines de semana con su padre en ese lugar”, dijo Lily, sintiéndose terrible por el niño.

“Es por eso que Roy viene aquí todos los días”, dijo la anciana.

Al día siguiente, Lily horneó un pastel y preparó un par de sándwiches y luego fue al parque con su perro justo cuando sabía que Roy estaría allí.

El niño estaba hundido en su tristeza cuando miró hacia arriba para ver a Lily, acompañada por su perro, trayendo comida deliciosa. Bruno meneaba la cola y tenía un frisbee entre las mandíbulas. Quería jugar con Roy, pero el niño simplemente se dio la vuelta.

Bruno, que no aceptaba un no por respuesta, saltó sobre Roy y comenzó a lamerlo por todas partes. Eso provocó una pequeña sonrisa en el chico, pero aún estaba incómodo.

Un niño con un frisbee en su mano corre detrás de un golden retriver. | Foto: Pexels

Un niño con un frisbee en su mano corre detrás de un golden retriver. | Foto: Pexels

Publicidad

Para deshacerse del perro, lanzó el frisbee, pero un momento después, el animal volvió para que lo lanzara de nuevo. Roy lo tiró una y otra vez, y antes de darse cuenta, estaba jugando con Bruno con una gran sonrisa en su rostro.

En un momento dado, Bruno no quiso devolverle el frisbee, por lo que el niño se levantó para buscarlo. Para el perro eso solo fue la indicación para echar a correr. Roy trató de atraparlo sin éxito y las carcajadas se escucharon por todo el lugar.

“Ha pasado un tiempo desde la última vez que lo vi reír”, dijo la anciana detrás de Lily, sorprendiéndola. Absorta en Roy y su perro, no había oído a la anciana acercarse sigilosamente.

Finalmente, después de más de 30 minutos de juego, Lily invitó a Roy a unirse a ella y su abuela para comer pastel y sándwiches. Bruno se quedó al lado del chico, y era claro que se gustaban. Desde entonces, Lily comenzó a buscar a Roy cada tarde para que jugara con Bruno.

Una tarde la abuela le dio a Roy una terrible noticia: su nueva amiga había fallecido. Después de su entierro, el niño fue de visita y vio a Bruno muy triste, tendido junto a la puerta. Trató de hacer que se animara, poniendo el frisbee a su lado, pero no pareció funcionar.

Publicidad

Cuando se levantó para irse, escuchó a un perro ladrar detrás de él. Se dio la vuelta y vio a Bruno corriendo con el frisbee entre los dientes.

Un niño abraza con amor a su perro. | Foto: Pexels

Un niño abraza con amor a su perro. | Foto: Pexels

“Ella querría que lo tuvieras”, dijo Juan, desde la puerta de su casa. “Ahora es tuyo”. Bruno lo siguió a casa, pero de vez en cuando, regresaba a su antiguo hogar.

¿Qué podemos aprender con esta historia?

Los que hacen el bien siempre serán recordados. Después de que Lily falleció, el niño no la olvidó, y ayudó a consolar a su perro para que no se hundiera en la tristeza. De alguna manera, repitió las buenas acciones que la anciana tuvo con él.

Mantén viva tu curiosidad. La curiosidad de Lily fue lo que la empujó a averiguar qué estaba pasando con Roy. Ella pudo ayudarlo a recuperar su sonrisa y su deseo de vivir.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Conserje solitario da hamburguesa a huérfano que tenía 2 días sin comer; 1 año después, el niño lo llama "papá" - Historia del día

14 de octubre de 2023

Mendigo muy querido en su barrio se entera de que tiene un hijo y se presenta en su cumpleaños al día siguiente - Historia del día

11 de septiembre de 2023

Una mujer lleva juguetes a un centro de acogida y conoce a un niño que es un calco de su difunto marido - Historia del día

24 de octubre de 2023

Esposo deja a su esposa en silla de ruedas, luego la ve caminar en el parque con otro hombre - Historia del día

31 de octubre de 2023

Mujer rica sigue a un niño que se lleva sobras de comida de su cubo de basura a diario - Historia del día

30 de julio de 2023

Cachorro abandonado guía a niño al contenedor de basura, él ve un par de patitas moviéndose allí - Historia del día

04 de agosto de 2023

Anciano ve las flores favoritas de su esposa alrededor de su tumba y se encuentra allí con un niño que llora - Historia del día

29 de julio de 2023

Hombre solitario pierde 59 kilos y encuentra nuevo trabajo para adoptar a niño que encontró en sótano - Historia del día

20 de octubre de 2023

Niño huérfano espera a mamá en la parada del bus, luego una mujer se baja del autobús y se lo lleva - Historia del día

07 de noviembre de 2023

Niña paga los víveres de anciana: "Ábrelo cuando te haga falta", dice la señora al darle a cambio un viejo tarro - Historia del día

08 de agosto de 2023

Mujer descubre a esposo quitándose anillo de boda cuando sale de casa, lo sigue una vez - Historia del día

29 de septiembre de 2023

Hombre seguro de la infertilidad de su mujer la oye llamar hija a una adolescente desconocida - Historia del día

10 de septiembre de 2023

"¡Es mi nuevo hijo!": Mujer regresa a casa del funeral de su hijo con un niño en brazos - Historia del día

15 de octubre de 2023

Vi a un pobre enseñando a mi hija a montar en bicicleta, un mes después dejé a mi marido rico por él - Historia del día

14 de septiembre de 2023

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited