Shutterstock
Fuente: Shutterstock

En el funeral de esposa, viudo conoce a la gemela de su hijastra que no sabía que existía - Historia del día

Georgimar Coronil
12 feb 2022
01:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Un hombre se sorprende cuando ve a una joven que es exactamente igual a su hijastra en el funeral de su esposa. 

Publicidad

El sol había descendido un poco y se acercaba la noche. La gente se marchaba tras el sepelio, rezando por el alma de Linda y asegurando a Roberto que todo iría bien, pero él no podía alejarse de la tumba de su esposa.

Linda y Roberto habían estado felizmente casados durante 15 años, y él nunca imaginó que una enfermedad como el cáncer le arrebataría a su amada. Pero sucedió, y a pesar de los costosos tratamientos y de todos sus cuidados, Linda murió a los 57 años.

Hombre en el cementerio. | Foto: Pexels

Publicidad

La pareja se había conocido en una conferencia de negocios. Linda era viuda con una hija, y él era un divorciado con dos hijos adoptados. No fue amor a primera vista, pero la soledad de ambos les ayudó a conectar bien y se enamoraron rápidamente.

A los pocos meses de salir, decidieron casarse y, aunque fue una experiencia intensa, su matrimonio fue tranquilo y lleno de amor.

Sin embargo, ahora que Linda se había ido, Roberto volvía a sentir el vacío. "Si Dios hubiera decidido llevarse a uno de los dos, debería haber sido a mí, no a ti", se lamentó el hombre.

Justo entonces, su hijastra Ashley se acercó a él. "¡Papá!", dijo. "Ven, vamos a casa. Pronto va a hacer frío. Creo que algunos de los invitados no pudieron asistir al funeral de mamá. Dudo que aparezcan".

Publicidad

Lee también: Papá de trillizos recién nacidos llega al hospital y descubre que su esposa desapareció sin dejar rastros - Historia del día

"Nos vemos luego, cariño", dijo Roberto en voz baja. "Lleva a Ricardo y a Ernesto contigo. Me gustaría quedarme solo un rato".

"Está bien, papá, pero no te quedes hasta tarde. Ricardo y Ernesto se van a Nueva York esta noche", dijo Ashley antes de que ella y sus hermanos se alejaran.

Roberto estaba ahora solo, sentado junto a la tumba de Linda, recordando todos los momentos que había pasado con ella. Ashley tenía cinco años cuando se conocieron. No estaba preparada para aceptarlo y Linda se esforzó por convencerla de que sería un buen padre.

Publicidad

Finalmente, cuando Linda la convenció, los hijos de Roberto, Ricardo y Ernesto tenían 9 y 10 años. Los niños intentaron por todos los medios que Linda no ocupara el lugar de su madre, pero los conquistó con amor y cariño.

Mujer caminando por el cementerio. | Foto: Pexels

Publicidad

15 años después, mientras Roberto estaba sentado, recordando los buenos tiempos, no se dio cuenta cuando llegaron algunos otros invitados y empezaron a acercarse a él para expresarle sus condolencias antes de marcharse. "Lamentamos llegar tarde, esperamos que las cosas mejoren pronto", dijo uno de ellos.

Roberto sonrió y le estrechó la mano. En ese momento había 4 llamadas perdidas de Ashley, pero había estado tan sumido en sus pensamientos que ni siquiera se dio cuenta de cuándo había sonado su teléfono.

"Ya me voy, cariño", le susurró Roberto a Linda mientras se ponía en pie. "Vendré a verte de nuevo mañana. Te quiero". 

Publicidad

Justo en ese momento, una joven vestida completamente de negro se acercó a la tumba de Linda. Llevaba un sombrero y su rostro estaba oculto, por lo que Roberto no podía verla. Pero cuando se arrodilló y colocó un ramo de lirios sobre la tumba, se quitó el sombrero.

Lee también: Mujer deja a recién nacido en el asiento de avión en clase ejecutiva: decide buscarlo 13 años después - Historia del día

Roberto quedó impactado al vislumbrar su rostro. "Debe de ser mi mente la que me juega una mala pasada", razonó inicialmente, incapaz de aceptar que se pareciera a su hijastra.

Se frotó los ojos, casi seguro de que lo que estaba viendo no era real, y la miró de cerca. Pero, para su sorpresa, ¡era exactamente igual a Ashley! Por un breve momento, Roberto olvidó lo triste y deprimido que estaba desde que perdió a su esposa, y sus pensamientos vagaron hacia las más extrañas sospechas sobre el parecido de la joven con Ashley.

Publicidad

Cuando su mente no le dio una respuesta satisfactoria, resolvió averiguarlo por sí mismo. Esperó a que la mujer terminara sus oraciones antes de acercarse a ella. "Disculpe", le dijo. "¿Por casualidad conoce a mi esposa?".

Cuando la mujer se dio la vuelta para mirarle, a Roberto le dio un vuelco el corazón. ¿Cómo es posible? Esta mujer... ¡Es idéntica a Ashley!

Flores encima de una lapida. | Foto: Pexels

Publicidad

"Hola, señor Hernández", dijo la mujer. "Mi nombre es Vanessa, y soy la hija de su esposa. Solo he venido a darle mi último adiós".

"¿La hija de Linda?... Espera, ¿qué?".

"Me temo que es una larga historia, Sr. Hernández", dijo Vanessa. "¿Le importa si nos sentamos a hablar en algún sitio?".

Lee también: Niño es abandonado en la puerta de iglesia y su madre desaparece sin dejar rastro por 15 años - Historia del día

"Sí, claro...", dijo Roberto.

Se sentaron en un parque a las afueras del cementerio cuando Roberto le dijo que era exactamente igual que su hijastra. 

Publicidad

Vanessa le dedicó una cálida sonrisa. "Eso no me sorprende, señor Hernández, teniendo en cuenta que somos hermanas gemelas. Hace poco me enteré de que mi madre biológica me abandonó en un orfanato cuando era pequeña porque no podía cuidarnos a las dos. Por suerte, más tarde fui adoptada por una familia generosa.

"Como puede ver, camino con dificultad. Eso se debe a que nací con las piernas desiguales. Mi madre suplicó a una enfermera del orfanato que me acogiera tras la muerte de mi padre biológico. Al parecer, optó por abandonarme en el orfanato porque no quería una niña coja".

Bebés. | Foto: Pixabay

Publicidad

"¡Espera! Pero Linda solo tenía una hija. Ella nunca..." Y entonces Roberto recordó cómo nunca se había molestado en preguntar por el pasado de Linda. El día que decidieron pasar el resto de sus vidas juntos, también acordaron que no dejarían que sus pasados se interpusieran, así que nunca hablaron de ello. 15 años después, cuando escuchó la historia de Vanessa, se sintió fatal por la pobre chica.

"Supongo que nunca le habló de mí, lo que puede explicar su conmoción", continuó Vanessa. "De todos modos, después de lo que hizo, tenía muchas ganas de conocerla y preguntarle por qué se avergonzaba tanto de mí. Mis padres adoptivos nunca ocultaron que era adoptada y me dieron su dirección por si quería contactar con ella, pero nunca pude reunir el valor suficiente para verla. Tenía miedo de que perdiera la familia que tenía. No quería eso porque se me rompió el corazón cuando supe que me había dejado, y sé lo que se siente al perder a un ser querido".

Publicidad

"Entonces, ¿qué te trajo aquí? ¿La perdonaste después de lo que había hecho?".

"No tengo elección, Sr. Hernández. Ahora que se ha ido, nada cambiará, aunque esté enfadada con ella. Solo quería verla para despedirme. Anoche tuve una extraña sensación que me instaba a visitarla, así que hoy fui a su casa. Pero cuando llegué, me enteré por los vecinos de que ya no estaba viva. Me dieron la dirección y pensé que debía presentarle mis respetos, así que vine aquí".

"Lamento lo ocurrido", dijo Roberto. "Si tan solo Linda me hubiera hablado de ti, te habría aceptado igual que acepté a Ashley. Pero no es demasiado tarde. Estoy seguro de que a Ashley le encantaría conocerte".

Publicidad

"A mí también me gustaría conocerla, Sr. Hernández, y espero que no le importe que la acompañe a casa. No puedo esperar a verla".

"Oh, en absoluto".

Cuando Ashley vio a Vanessa, no podía creer lo que veía. "¿Papá? Ella..." Entonces Roberto le contó toda la historia y Ashley le pidió perdón por lo que hizo su madre.

Jóvenes. | Foto: Pexels

Publicidad

Muchas cosas habían cambiado desde aquel día. Vanessa no era la única visitante frecuente de la familia Hernández; incluso sus padres lo eran. 

Roberto fue a verlos después de conocer a Vanessa y les dio las gracias por cuidar de ella. Ahora son una gran familia feliz que se reúne con frecuencia y celebra fiestas juntos, todo gracias a aquel día en que Vanessa conoció a Roberto.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Hay una razón detrás de todo lo que sucede: Roberto conoció a Vanessa porque Ashley y Vanessa estaban destinadas a reunirse.

No se puede escapar del pasado: Linda había asumido que Roberto nunca descubriría que había abandonado a una de sus bebés, pero lo hizo.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad