logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Días después de la muerte de su madre, mujer halla pequeña puerta detrás del armario de su casa vieja - Historia del día

Vanessa Guzmán
26 feb 2022
18:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer que está de luto tras la muerte de su madre. Al visitar su casa materna después del funeral, se sobresalta cuando descubre una pequeña puerta escondida detrás de su armario. Pero lo que más la sorprende es lo que encuentra dentro.

Publicidad

Tamara y su hermano Arnaldo habían dejado la casa de sus padres hace diez años. Habían partido de su pueblo natal para sacar a su familia adelante, mejorar su economía y en parte porque no tenían otra opción.

Tamara tenía 18 años cuando su madre Amanda quedó postrada en cama debido a una enfermedad terminal. Y para pagar las facturas médicas y la universidad de Arnaldo, se mudó a una gran ciudad, donde le ofrecieron un puesto en una empresa de construcción.

Habitación de aspecto antiguo. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Cuando Arnaldo se graduó, se mudó con su hermana y comenzaron a dividir las cuentas de su mamá, Amanda. A Tamara apenas le quedaba algo de dinero para ella cuando finalizaba el mes, pues se hacía cargo de todos los gastos de su madre.

Jacobo, el padre de Tamara y Arnaldo, no los había apoyado mucho desde que su familia se hundió financieramente. Fue esa la razón por la que Tamara tuvo que intervenir para cuidar y velar por Amanda.

La joven había contratado a una enfermera profesional para que cuidara a su madre mientras ella estaba fuera. Sabía que su padre no hacía más que vivir de sus ahorros y despilfarrar el dinero con sus caprichos.

Publicidad

Sin embargo, lo que no sabía era que después de que ella y Arnaldo se habían mudado, Jacobo se había convertido en una bestia que maltrataba a Amanda. Él apestaba a alcohol todo el tiempo, y cuando no tenía, amenazaba a su esposa para que le diera el dinero que sus hijos le enviaban todos los meses.

El hombre usaba el dinero destinado para los medicamentos y el salario de la enfermera de Amanda, y compraba alcohol para embriagarse.

"¡Será mejor que me des el dinero que tus hijos inútiles están desperdiciando en una estúpida enferma como tú! Vas a morir de todos modos. ¡No es como si ese dinero te fuera a salvar!", la denigraba.

Publicidad

Cuando Amanda trató de resistirse y le dijo que no le permitiría tocar ni un centavo, Jacobo derrumbaba todo en la habitación buscando el dinero y si no lo encontraba, su ira se hacía mucho mayor.

Cansada de las riñas y de los incesantes maltratos físicos y emocionales, la pobre mujer decidió huir de la casa con la ayuda de la enfermera. Pero desafortunadamente, nunca tuvieron la oportunidad de hacerlo, ya que Jacobo siempre estaba presente.

Lee también: Tras la muerte de su madre, hijos encuentran una puerta vieja y oxidada detrás de su armario - Historia del día

Al final, el corazón de Amanda no pudo soportar el constante abuso y las disputas, y falleció. La enfermera, Carolina, sabía que la muerte de su paciente llegaría pronto. Sabía que la madre de Tamara y Arnaldo estaba muy preocupada.

Publicidad

Sin embargo, sucedió antes de lo que esperaba. Llamó a Tamara de inmediato y le informó que su mamá había fallecido mientras dormía.

Mujer llorando. | Foto: Pexels

Publicidad

La joven cayó al suelo y se echó a llorar al saber la desgarradora noticia. Arnaldo tuvo que encargarse de los arreglos y el funeral, porque su hermana estaba devastada.

Reservó un vuelo para viajar a su pueblo natal y le pidió a Tamara que lo acompañara. Estaba tan conmocionada por la muerte de su madre que no se atrevía a ver a Amanda sin vida en un ataúd.

Ella cedió solo porque Arnaldo la convenció y Carolina le informó que necesitaba decirle algo crucial. Cuando terminó el funeral y todos se fueron, Tamara notó que su padre no estaba a la vista.

“Carolina”, dijo. "¿Dónde está papá? No lo vi".

Publicidad

"Bueno," Carolina hizo una pausa. "Él no vendrá. Él es la causa de la muerte de tu madre..." Carolina describió cómo Amanda había sufrido debido a las torturas de Jacobo. Ese hombre la había lastimado mucho al no poder encontrar el dinero.

Tamara no pudo contener su rabia cuando se enteró de eso, y todo comenzó a tener sentido para ella. Por eso su casa estaba tan desordenada cuando llegó del aeropuerto.

Claro, su casa nunca había sido una mansión enorme o estéticamente agradable, pero ahora se veía mucho peor. ¡Estaba desastrosa, había botellas de alcohol abiertas por todas partes y el interior parecía que no había sido reparado o limpiado en años!

Publicidad

"Mamá dijo que arreglaron el baño y la cocina, pero parece que esta casa no ha visto un destornillador en años, ¡y todo es culpa de papá!". Tamara estaba furiosa mientras conducía de regreso a casa con Arnaldo del servicio funerario.

Escena de violencia de género. | Foto: Pexels

Publicidad

Ella irrumpió en la casa, buscando a Jacobo, pero él no estaba a la vista. Tamara razonó que como no tenía casa ni ningún otro lugar a donde ir, tarde o temprano volvería. Y eso fue exactamente lo que sucedió.

Tres días después, cuando ella y Arnaldo regresaron a casa después de hacer las compras, Jacobo estaba en la habitación de Amanda. Apestaba a alcohol y había botellas de cerveza a su alrededor.

"¡Eres un monstruo! ¡Mataste a mamá!", gritó a todo pulmón y se abalanzó sobre él. "¡La torturaste hasta la muerte! ¡Deberías estar en la cárcel! ¿Cómo entraste aquí? ¡Viniste del patio trasero, verdad, perdedor!", expresó Amanda.

Publicidad

Jacobo estaba tan ebrio que ni siquiera se defendió. "Umm... yo..." murmuró incoherentemente.

Arnaldo intervino para detener a Tamara, pero ella estaba tan enojada que empujó a Jacobo y comenzó a buscar algo para golpearlo.

Tenía un jarrón en la mano y estaba a punto de romperlo en la cabeza de su padre, cuando notó que el armario de Amanda se había movido hacia un lado al empujar a su papá en esa dirección. Se dio cuenta de que había algo detrás.

"¿Qué es?", se preguntó y comenzó a mover más el armario. Arnaldo intervino para ayudarla y, cuando lo apartaron, los hermanos se quedaron desconcertados, mirando la diminuta puerta que había detrás.

Publicidad

"No tenía idea de que tuviéramos cosas como estás aquí", se intrigó Tamara.

Muchos billetes de 100 dólares. | Foto: Pexels

La diminuta puerta tenía un cerrojo que Arnaldo rompió con un destornillador que encontró en el cajón de la mesa de noche de Amanda.

Publicidad

Cuando los hermanos excavaron en su interior para ver qué había allí, se sorprendieron al encontrar dinero envuelto en varias capas de tela y papel.

Después de haber sacado todo el dinero, revisaron la habitación secreta para ver si había algo más. Descubrieron un papel doblado que traía algo escrito con la letra de Amanda.

"Querida Tamara y Arnaldo,

Es su madre. Tu padre podría intentar hacerles daño si sabe que encontraron el dinero. Es un hombre horrible, y les pido que tomen todos los billetes y se muden a algún lugar lejos de él. Siento no haberles contado nada sobre él…

Publicidad

Creo que debería haberlo hecho. Para ser honesta, Carolina te habría llamado hace mucho tiempo y te lo habría revelado todo, pero le rogué que no lo hiciera porque no quería que vieran a su madre tan vulnerable y herida en sus últimos días.

Realmente no tuve una vida feliz, pero quiero agradecerles a ambos por cuidarme tan bien. Consideren este dinero como la única herencia que su pobre madre podría permitirse.

Persona redactando una carta. | Foto: Pexels

Publicidad

Les pido que lo compartan con Carolina porque ella fue la única que me salvó de los golpes y abusos de Jacobo, aunque por poco tiempo. Espero que me perdonen por no decirles toda la verdad. Los amo a los dos.

Con amor, mamá".

Los hermanos se dieron cuenta de que Amanda no había gastado todo el dinero que le habían enviado, sino que lo había escondido dentro de la habitación secreta para ocultárselo a Jacobo.

Han pasado diez años desde aquel horrible día. Tamara y Arnaldo ahora están casados ​​y cada uno tiene su propia familia.

Se reúnen en Navidad y fechas especiales. Además, visitan a Carolina, quien renunció a su trabajo como enfermera para iniciar una ONG.

Publicidad

Después de descubrir el dinero, Tamara y Arnaldo le ofrecieron a Carolina la mitad y ella sintió que la mejor manera de darle un buen uso sería ayudar a personas como Amanda. Por eso fundó una ONG para proteger a las mujeres del abuso y la violencia doméstica.

En lo que respecta a Jacobo, se quedó sin hogar y nadie sabe dónde está ahora. Después de la muerte de Amanda, sus hijos lo echaron y lo entregaron a la policía para asegurarse de que pagara por sus acciones.

Más tarde, vendieron su antigua casa para iniciar un nuevo negocio a nombre de su mamá, que por la gracia de Dios se convirtió en un gran éxito y ahora opera en todo el país.

Publicidad

Lee también: Mujer se deshace de alfombra vieja en su nueva casa y halla puerta debajo - Historia del día

Jacobo nunca volvió a aparecer en sus vidas, y todos los días agradecen a Dios por ello.

Hombre junto a una botella. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Algunas personas necesitan aprender una lección de la manera difícil: Jacobo torturó a Amanda y terminó pagando el precio de sus pecados.

Nunca, nunca ocultes nada a tu familia: Si Amanda les hubiera dicho la verdad a sus hijos, podrían haberla ayudado a salir de la difícil situación.

Comparte esta historia con tus amigos, podrías ayudarlos o inspirarlos a narrar alguna de sus experiencias.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Si eres víctima de maltrato y necesitas ayuda, o conoces a alguien que sufre violencia de género y requiere asistencia, llama a la línea de atención especializada que corresponda a tu país. Consulta aquí el número que debes marcar.

Publicidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.