logo
Facebook.com/KatieinUganda
Fuente: Facebook.com/KatieinUganda

Mujer soltera de 23 años adopta a 13 niñas para dedicarles su vida y poco después da a luz a un bebé

Georgimar Coronil
01 mar 2022
19:50
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Katie Davis tenía solo 18 años cuando se fue de viaje a Uganda como misionera. La adolescente sorprendió a todo el mundo cuando decidió quedarse y renunciar a la universidad.

Publicidad

Durante su estancia en Uganda, Davis conoció la cultura del país. Cuando regresó a Brentwood, en Estados Unidos, le dijo a sus padres que sacrificaría la universidad y que volvería a Uganda para educar a las personas de esa nación durante un año.

Una noche, durante una tormenta, una casa se derrumbó sobre tres niños pequeños cuyos padres habían muerto de sida. Mientras recibían tratamiento en el hospital, una de las niñas, Agnes, le preguntó a Katie si podía ir a vivir con ella, y la joven aceptó.

Publicidad

Después, Davis alquiló un apartamento para alojar a las tres niñas y, en poco tiempo, se mudaron otras diez, entre ellas una pequeña llamada Patricia, que fue entregada a Katie por su madre, enferma de sida.

Para cumplir con la promesa que le hizo a sus padres, la joven regresó brevemente a Estados Unidos en 2018 y se matriculó en la escuela de enfermería, pero al final abandonó y volvió a mudarse porque echaba de menos a las niñas.

Además, Katie no podía enviar a todas las niñas lejos porque sabía que no tenían otro lugar al que ir, así que decidió adoptarlas a todas.

Katie Davis y sus 13 hijas adoptadas. | Foto: Facebook.com/KatieinUganda

Katie Davis y sus 13 hijas adoptadas. | Foto: Facebook.com/KatieinUganda

Publicidad

RETOS A LOS QUE SE ENFRENTÓ

Uno de los retos a los que se enfrentó Davis al ser madre de 13 niñas fue conseguir que todas se sentaran en la mesa durante el desayuno, ya que era una tarea complicada.

Además, su casa no siempre estaba tan limpia como a ella le gustaba, y las niñas a veces llegaban tarde al colegio porque a ella se le quemaba el desayuno.

También era demasiado joven para adoptar, porque según la ley ugandesa, un padre adoptivo debe tener al menos 25 años o 21 años más que el niño que se va a acoger.

Además, la responsable de bienestar infantil, Caroline Bankusha, se oponía a que Katie adoptara y se hiciera cargo de tantas niñas, a no ser que las chicas estuvieran bajo la tutela de un ministerio o de un hogar infantil.

Publicidad

Lee también: Padres adoptan a "huérfana", pero cuando ella aprende a hablar inglés descubren que fue secuestrada

Sin embargo, se le explicó que podría superar todos los problemas de adopción si el juez determinaba que quedarse con ella era lo mejor para las niñas.

Una de las pequeñas, Prissy, dijo:"Siento que es realmente mi madre porque me muestra amor, y siento que sí, que es mi madre".

Hablando de su decisión, Davis explicó que cuando empezó a adoptar a estas niñas y a enseñarles la palabra de Dios, no tenía ni idea del amor que iba a sentir por ellas.

Publicidad

Katie señaló que cuando sus hijas sufren, a ella también le duele profundamente. Del mismo modo, cuando son felices, ella lo siente.

La madre de 13 hijas explicó que había llegado a comprender lo que significa el verdadero amor a través de la adopción.

Publicidad

CASARSE Y DAR A LUZ

Katie Davis y Benji Majors se conocieron cuando él llegó a Uganda para servir también como misionero. Aunque ambos crecieron en Tennessee, se conocieron por primera vez en Uganda.

La pareja intercambió sus votos matrimoniales y a pesar de que ninguna de las hermanas de Davis estaba presente, ella tenía a sus 13 hijas con ella. Al poco tiempo, la familia creció cuando dieron la bienvenida a su hijo biológico, Noah.

Publicidad

ALENTANDO LAS OBRAS MISIONERAS

La madre de 13 hijas declaró que la gente de Uganda se ha convertido en su familia, y que todo lo que ella hace allí, las personas pueden llevarlo a cabo en otros lugares.

"No hace falta estar en Uganda para ser misionero. No hace falta adoptar 13 niñas para ser las manos y los pies de Jesús", aseguró.

Lee también: Madre soltera ha dado a luz a 44 hijos en sus 40 años de edad: los médicos le prohíben tener más

Insistió en que amar al prójimo, conocer a alguien nuevo y transmitir el amor de Dios son formas en las que una persona puede servir en la labor misionera.

Katie también ha creado una institución que busca cambiar vidas y reconstruir vínculos a través del amor de Cristo, a la que llamó "Amazima Ministries". También es autora del libro "Daring to Hope: Finding God's Goodness in the Broken and the Beautiful".

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Anciana visita la tumba de su esposo y ve a dos niños pequeños parados allí - Historia del día

26 de abril de 2022

"Tú no le gritas": Tres niños felices por el nuevo esposo de mamá tras vivir con un padre maltratador

25 de marzo de 2022

Pareja se entera de que hijo adoptivo tiene dos hermanos perdidos y corren a buscarlos - Historia del día

22 de marzo de 2022

Madre adoptiva no puede parar de llorar al escuchar conmovedor discurso de su hijo durante la adopción

13 de abril de 2022