logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Pobre mujer es despojada de su casa: no sabía que había un sótano oculto - Historia del día

Vanessa Guzmán
08 mar 2022
23:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una chica pobre no tuvo más remedio que dejar su casa después de estar endeudada durante años. Sin embargo, la llamaron de vuelta a la propiedad después de que los constructores encontraran un sótano oculto en el interior.

Publicidad

Cindy tuvo que vivir de forma independiente a la edad de 20 años porque sus padres murieron en un accidente automovilístico dos años antes. Si bien la dejaron con su casa, también le dejaron con deudas que pagar.

Para no ser perseguida por los cobradores, abandonó la escuela y comenzó a trabajar para pagar las deudas de sus padres. Desafortunadamente, no ganaba lo suficiente y un día, la corte confiscó su propiedad. La joven estaba llorando. No tenía adónde ir.

Puerta de un sótano. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Su amiga, Amara, vio todo el calvario por el que Cindy estaba pasando. "Lamento que te esté pasando esto. Puedes quedarte en mi apartamento temporalmente”, dijo mientras la abrazaba.

"Gracias, Amara. Aprecio mucho esto", respondió Cindy con lágrimas en sus ojos. Juntas empacaron algunas de las cosas que sacarían de la casa embargada. La propiedad comenzaría a ser remodelada de inmediato por el nuevo dueño.

Mientras arreglaban todo, de repente llegó el nuevo propietario. Él actuó con mucha arrogancia, riéndose de Cindy mientras arrojaba sus cosas en cajas.

"Ah, por fin. Puedo deshacerme de esta fea casa y construir una bonita y moderna mansión", dijo el hombre mirando a Cindy.

Publicidad

El nuevo propietario iba acompañado por los albañiles que contrató para demoler la casa. A diferencia del dueño, ellos se sintieron mal por la mujer, a quien acababan de echar del único hogar que había conocido.

Para hacerla sentir mejor, uno de ellos decidió hablar. "Esta es realmente una casa bastante bonita. Fue bien construida y es una de las primeras propiedades que construyeron en este vecindario. Es una pena que debamos demolerlo", expresó.

El nuevo propietario le lanzó una mirada y se encogió de hombros. "Eh, ponte a trabajar tan pronto como se hayan ido", dijo antes de salir de la casa.

Lee también: Mujer arranca el papel tapiz en casa vieja y encuentra una puerta debajo - Historia del día

Publicidad

Después de un par de minutos, Cindy echó un último vistazo a su casa. Estaba desconsolada y no pudo evitar llorar. Aunque estaba libre de las deudas de sus padres, su salario no le alcanzaba para alquilar otro hogar y se preguntó si terminaría en las calles.

Mujer llorando. | Foto: Pexels

Publicidad

Antes de irse, les dio a los constructores su número de teléfono en caso de que accidentalmente dejara algo. Luego se fue con Amara sin mirar hacia atrás.

Sin embargo, un par de días después, un hombre la llamó. "¿Hola Cindy? Soy Javier. Soy uno de los constructores que viste en tu casa hace un par de días".

"¡Oh hola Javier! ¿Dejé algo ahí?", preguntó Cindy.

"Bueno, no exactamente. Pero pensé que esto era algo que deberías saber. Cuando comenzamos el trabajo de demolición, descubrimos un sótano oculto", explicó.

"Es mejor que vengas a la casa. Hay muchas fotos de tu infancia y algunas otras cosas. Creo que alguien las dejó aquí esperando que las encontrarás", dijo Javier.

Publicidad

Después de finalizar la llamada, Cindy inmediatamente regresó a su casa. Fue recibida por Javier, que parecía ser un par de años mayor que ella. La llevó al sótano y vio la puerta secreta por donde se ingresaba.

La llevó a una habitación muy bien cuidada con muebles, cajas de antigüedades y una mesa con fotografías de Cindy con su abuelo. "Si miras dentro de esa caja, encontrarás cosas que podrían aliviar tu carga", dijo Javier, señalando un cofre al pie de la mesa.

Cuando abrió el baúl, se sorprendió al ver muchas joyas de oro dentro. Reconoció algunas de las prendas de su abuela, así como el reloj de oro que su abuelo siempre usaba. También había rollos de dinero y documentos de una propiedad en un pueblo cercano.

Publicidad

Persona escribiendo una carta. | Foto: Pexels

"Abuelo...", dijo Cindy entre lágrimas. Debajo de los documentos había una nota que decía "Para Cindy". Cuando Javier lo vio, decidió darle a la mujer un poco de privacidad. Después de que el albañil se fue, ella comenzó a leer:

Publicidad

"Querida Cindy,

Hice esta habitación hace mucho tiempo después de que me di cuenta de que no podría darte mi propiedad para que la disfrutaras en paz. Cuando tu abuela murió solo tenías unos meses, te convertiste en mi felicidad y en mi mundo. Tuvimos muchos recuerdos maravillosos, ¿no?

Quería asegurarme de que tuvieras todo lo que necesitabas hasta que crecieras. Sin embargo, la codicia puede hacer que las personas sean egoístas, y eso es exactamente lo que les pasó a tus padres. Aunque suene doloroso, me amenazaron con matarme si no les dejaba toda mi herencia.

Entonces, lo que hice fue que les dejé algo de dinero y guardé todo lo valioso dentro de esta habitación oculta para que algún día pudieras encontrarlo. Pensé que, si me negaba a ayudarlos, también te harían daño.

Publicidad

¿Recuerdas lo que siempre te decía, querida Cindy? ‘Para encontrar algo, debes buscar lo más profundo posible, incluso cuando ya no haya esperanzas". Espero que encuentres esto. Que siempre estés segura, saludable y feliz.

Con mucho amor, tu abuelo".

Joyas de oro. | Foto: Pexels

Publicidad

Cuando Cindy llegó al final de la carta, no paraba de llorar. Después de que su abuelo falleciera cuando ella tenía 14 años, no había un día en que no lo extrañara. De hecho, ella fue más cercana a él que a sus propios padres.

Tras su muerte, sus padres recibieron una gran cantidad de dinero de él. Desde entonces, comenzaron a apostar y gastar dinero como si no hubiera un mañana. Este estilo de vida los dejó endeudados, una deuda que Cindy tuvo que seguir pagando incluso después de su muerte hacía dos años.

Cindy pasó un par de minutos más dentro de la habitación, mirando sus fotos con su abuelo. Decidió quedárselas todas. Las colocó cuidadosamente en cajas para poder llevarlas a la casa que él había comprado para ella.

Publicidad

Lee también: Hombre regresa a casa abandonada de padres fallecidos y ve platos lavados recientemente - Historia del día

Esa noche, Javier se ofreció a ayudar a Cindy a llevar las cosas a su propiedad en un pueblo cercano. Terminaron cenando después y conociéndose.

Cindy se dio cuenta de que Javier había sido honesto y sincero, ya que fácilmente podría haberse quedado con las joyas y el dinero. En cambio, le informó sobre el tesoro escondido.

Comenzaron a salir y se dieron cuenta de que eran muy buenas personas. Además, tenían una conexión única. Un par de años después, se casaron y vivieron juntos en la casa que le dejó el abuelo de Cindy.

Publicidad

Fachada de una linda casa. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La honestidad es indispensable en todos los aspectos de la vida: Javier podría haberse quedado con las joyas y el dinero que encontró, pero decidió informarle a Cindy sobre la habitación oculta.

Publicidad

Las cosas siempre mejoran: Cindy estaba preocupada por cómo sobreviviría después de perder su casa y quedarse sin dinero. Al final, su abuelo la sorprendió con una herencia que desconocía que existía.

Comparte esta historia con tus seres queridos. Podría inspirarlos y alegrarles el día.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad