logo
Shutterstock
Shutterstock

Niña no deja entrar a nadie a su casa hasta que un viejo granjero se mete a la fuerza - Historia del día

Mayra Pérez
24 mar 2022
14:30

El Sr. Jaimes era un agricultor muy reservado y con poco interés en hacerse amigo de los residentes de la zona. Sus vecinos optaron por mantenerse alejados de él, hasta que un día, sus acciones sorprendieron a todos.

Publicidad

El Sr. Jaimes era un granjero que vivía solo. Pasaba sus días cuidando a los animales y en su tiempo libre disfrutaba de pescar solo.

Evitaba a sus vecinos y a las personas en general; para él, eran superficiales, y le resultaba agotador perder el tiempo con ellos.

Fachada de una gran casa. | Foto: Shutterstock

Fachada de una gran casa. | Foto: Shutterstock

Sin embargo, ser una persona reservada en su comunidad era raro. Los vecinos y otros residentes pensaban que algo andaba mal con él. Algunos incluso le tenían miedo, incluida Michelle, una niña pequeña que vivía cerca de su granja.

Michelle era una niña de seis años con cabello largo y rubio y una risa fuerte. Vivía con su madre, Julia, que trabajaba en el pueblo cercano.

Publicidad

Julia había perdido a su esposo dos años antes y cuidaba sola a su hija porque su familia vivía en otro estado. Ella y el Sr. Jaimes apenas se hablaban; eran cordiales entre sí, aunque no pasaban de compartir un saludo.

Un día, mientras el Sr. Jaimes caminaba por su propiedad, vio a Michelle vagando sola por su patio trasero. Eran más de las 8 de la noche y Julia ya debería haber llegado a casa. Él se preocupó por la niña y caminó hacia ella.

Antes de que la alcanzara, Michelle entró en la casa y apagó las luces. Llamó a la puerta repetidamente, pero la pequeña se negó a abrirla. “¡Mi mamá dijo que no debía abrir a nadie!”, gritó desde el interior de la casa.

“Está bien, no tienes que abrir, pero si necesitas ayuda, ¡avísame!”, le pidió el vecino. Caminó de regreso a su propiedad, preocupado por la ausencia de Julia.

La noche siguiente, el Sr. Jaimes notó que las luces de la casa vecina estaban apagadas. Se acercó para comprobar si todo estaba bien, cuando se percató de que salía humo de una ventana. Corrió alrededor del lugar y vio que la cocina estaba en llamas. Rápidamente, derribó la puerta y llamó a Julia y Michelle. No hubo respuesta.

Un hombre con bata atiende a unos animales. | Foto: Shutterstock

Un hombre con bata atiende a unos animales. | Foto: Shutterstock

Publicidad

El humo era denso y pronto comenzó a toser; recorrió todas las habitaciones de la casa y vio a Michelle tirada en el suelo, inconsciente. La sacó y llamó a los servicios de emergencia. Los paramédicos llevaron a la niña al hospital mientras los bomberos intentaban controlar el fuego.

Dos horas más tarde, el Sr. Jaimes condujo hasta el hospital para ver a Michelle. Cuando llegó, ella estaba consciente y la estaban tratando por inhalación de humo.

“¿Cómo te sientes?”, preguntó el Sr. Jaimes. Estaba preocupado por ella y todavía no podía entender dónde estaba Julia.

“Me siento mejor”, respondió ella.

“¿Puedes decirme qué pasó hoy?”, preguntó.

“Estaba tratando de cocinarme unos huevos, pero era la primera vez que lo hacía. Así que la sartén se calentó demasiado y se quemó un trapo. Entonces todo se complicó cuando la cocina comenzó a arder”, lloró.

“No te preocupes; Vas a estar bien. ¿Dónde está tu madre?”, preguntó.

Antes de que Michelle respondiera, una enfermera entró para ver cómo estaba. “Señorita, ¿sabe dónde está la madre de Michelle? No la he visto en varios días”, dijo.

Publicidad
Un hombre con una mochila en su espalda camina al atardecer. | Foto: Shutterstock

Un hombre con una mochila en su espalda camina al atardecer. | Foto: Shutterstock

La enfermera explicó que Julia había sido llevada al hospital tres días antes después de sufrir un derrame cerebral en el trabajo.

“¿Ella está aquí? ¿Puedo ir a verla?”, preguntó.

La enfermera acompañó al Sr. Jaimes a la habitación de Julia. Le explicó que aún no le habían dicho que Michelle estaba en el hospital. Cuando llegó, ella estaba despierta.

“Sr. Jaimes, es tan bueno verlo. ¿Qué está haciendo aquí?”, dijo ella con una sonrisa.

Publicidad

“Julia, tengo algo que decirte, pero no quiero que te preocupes”, comenzó. “Michelle accidentalmente inició un incendio en la cocina, mientras trataba de hacer su cena. Está aquí recibiendo tratamiento por inhalación de humo, pero está bien y saldrá pronto.

Julia estaba aterrorizada. Desde su derrame cerebral, había estado preocupada por Michelle, pero no había encontrado a quien pedir ayuda.

El Sr. Jaimes explicó que la cocina había sufrido algunos daños por incendio, pero que lo arreglaría rápidamente. Se ofreció a restaurar la cocina y le prometió a Julia que todo estaría bien.

Un sartén en llamas sobre una estufa. | Foto: Shutterstock

Un sartén en llamas sobre una estufa. | Foto: Shutterstock

Mientras Julia y Michelle estuvieron en el hospital, el Sr. Jaimes les llevó comidas caseras y las entretuvo con historias de su pasado. Nunca se aburrían cuando él venía de visita. Era un hombre alegre que disfrutaba cuidándolas a ambas.

Publicidad

A consecuencia del derrame cerebral, pasó mucho tiempo antes de que Julia pudiera volver a ser ella misma. Sin embargo, visitaba a su hija cada vez que se sentía lo suficientemente fuerte como para caminar hasta la sala de niños.

Michelle se recuperó rápidamente y en muy poco tiempo estaba corriendo por los corredores y riéndose a carcajadas. Madre e hija fueron dadas de alta cinco días después.

Cuando llegaron a casa, el vecino había arreglado la cocina por completo y limpiado la casa. “Solo quería asegurarme de que pudieran descansar cuando llegaran a casa”, dijo.

Julia estaba agradecida por él y lo invitó a cenar. A partir de ese momento, los tres pasaban los viernes por la noche jugando y disfrutando de las películas animadas favoritas de Michelle.

Desarrollaron una estrecha amistad y se cuidaron mutuamente cuando lo necesitaron. Michelle se convirtió en chef y siguió viviendo con su madre. Cuando el Sr. Jaimes murió, dejó su granja a ella y a su madre.

“No puedo creer que nos haya dejado su granja”, dijo Michelle.

Continuaron cuidando su ganado y abrieron un restaurante orgánico en la finca, al que llamaron “El restaurante de Jaimes”. Decoraron el restaurante con muchas fotografías de ellos tres, en honor a la memoria de su amado vecino.

Publicidad
Una pareja y una niña comparten un buen rato con juegos de mesa. | Foto: Shutterstock

Una pareja y una niña comparten un buen rato con juegos de mesa. | Foto: Shutterstock

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La bondad se puede encontrar en lugares inesperados. El Sr. Jaimes era tan reservado que algunas personas le tenían miedo, pero mostró bondad a Michelle y Julia cuando más lo necesitaban.

La adversidad puede derivar en hermosas experiencias. Cuando Julia sufrió un derrame cerebral, tuvo que dejar sola a su hija, y fue el señor Jaimes quien le salvó la vida a la niña. Eventualmente, desarrollaron una amistad verdadera.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mujer con una tarta acude a conocer a un nuevo vecino y solo se marcha tras la llegada de la policía - Historia del día

26 de junio de 2024

Mujer recibe mensaje del teléfono de su hijo fallecido

17 de abril de 2024

Mi suegra y mi marido me mintieron sobre lo que le ocurría a nuestro bebé - Cuando me enteré, ya era demasiado tarde

28 de junio de 2024

Perro ladra a ataúd durante funeral, hijo sospecha, lo abre y lo encuentra vacío - Historia del día

02 de julio de 2024

Hombre rico excluye a 7 hijos de su testamento, anciana indigente hereda toda su propiedad - Historia del día

26 de junio de 2024

Me enteré del nacimiento de mi hijo por una publicación en Facebook: ¿está justificada la lección que le di a mi esposa?

18 de junio de 2024

A niña discapacitada no la dejan entrar en restaurante el día de su cumpleaños, ella les da una lección - Historia del día

09 de abril de 2024

Mi madrastra me echó de casa cuando dejé de cocinar para ella y sus hijos — Pero el karma contraatacó al instante

30 de mayo de 2024

Mi suegra puso un programa espía en mi teléfono y no le gustó mi sorpresa como respuesta

13 de junio de 2024

Mi madrastra tiró mi regalo sin darse cuenta de que el karma estaba a punto de contraatacar

28 de mayo de 2024

Niño se esconde en una casa espeluznante durante una tormenta y encuentra su foto entre las pertenencias del inquilino - Historia del día

25 de junio de 2024

Una anciana que nunca tuvo hijos se hace una prueba de ADN que revela que tiene una hija - Historia del día

05 de junio de 2024

3 historias impactantes de suegras que se pasaron de la raya con sus nietos

21 de marzo de 2024

Hijo se burla a diario de su pobre madre y encuentra una nota después de que se la lleva la emergencia - Historia del día

12 de junio de 2024