logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hermana hereda mansión: hermano recibe casa abandonada y encuentra un piso oculto allí - Historia del día

Mayra Pérez
25 mar 2022
12:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Linda y Kevin eran los herederos de la considerable fortuna de su padre, pero el anciano supo ver más allá y tras su muerte les dejó solo aquello que consideró se merecían, para disgusto y asombro de ellos.

Publicidad

Linda y Kevin se sentaron en la oficina del abogado después de la muerte de su padre. Había llegado el momento de la lectura del testamento y de averiguar qué le había dejado a cada uno de ellos.

Su padre, William Daza, había sido un exitoso hombre de negocios. Fue siempre muy cercano a Linda y Kevin a lo largo de los años, pero solo sintió una conexión real y genuina con su hijo. Se conectaban a través de los deportes, la comida y los viajes.

Fachada de una vieja casa. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Por otra parte, Linda se esforzaba por complacer a su padre y ganarse su atención hablándole de negocios y dinero. Quería demostrarle que era una mujer de negocios responsable, y que podría ser una digna heredera de su patrimonio.

Pero William era un hombre muy observador, y era capaz de ver también la inteligencia de su hijo, y valoraba mucho sus opiniones. En especial, porque veía en él a una persona equilibrada y con verdaderos valores familiares.

Cuando la salud de William comenzó a deteriorarse, decidió vender la mayoría de sus acciones en su negocio a una corporación más grande. Se aseguró de dejarles a Linda y Kevin la misma cantidad de acciones para que permanecieran en la junta directiva de la empresa.

Publicidad

También le pidió a su hijo que donara su dinero a varias organizaciones benéficas locales que apoyan a pacientes con cáncer como él. Kevin lo complació e hizo donaciones en nombre de su padre.

Una vez hecho esto, William procedió a hacer su testamento, donde solo indicó una división de sus propiedades entre ellos. Y ahora su abogado lo daría a conocer a sus hijos.

“El Sr. Daza desea dejar su propiedad de dos pisos y todo su contenido a la Sra. Linda Daza, mientras que el Sr. Kevin Daza recibirá su casa de campo detrás de la propiedad y todo su contenido”.

“¿Qué pasó con el dinero de papá? ¿A dónde se fue todo?”, preguntó Linda al abogado.

Publicidad

“Donó el resto de su dinero a la caridad antes de morir. Esto es todo lo que queda en su testamento”, reveló.

Una pareja discute frente a una tercera persona. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡¿Qué?! ¡¿Por qué haría eso?!”, preguntó ella, repentinamente enojada.

“¿Por qué no lo haría? Podía hacer lo que quisiera con su dinero. Trabajó muy duro para conseguirlo”, respondió Kevin.

Linda miró a su hermano antes de darse cuenta de que ella había salido ganando. “Si, como digas. Está claro que papá no nos amaba igual. Te dejó con una casa de mala calidad mientras yo heredé la mansión. Eres el perdedor”.

De inmediato salió de la oficina del abogado sin mirar atrás. Mientras tanto, Kevin se quedó para agradecerle por todos los servicios que le había brindado a su difunto padre.

Publicidad

Lee también: Cada día, señora ve trillizos jugando solos en la playa todo el día y los sigue - Historia del día

Al día siguiente, decidió visitar la antigua casa de campo que acababa de recibir. Sabía que pronto su hermana lo echaría de la mansión, así que tenía que renovar la cabaña y vivir allí.

Mientras la exploraba en busca de reparaciones importantes, descubrió una escotilla que conducía a un piso subterráneo. Cuando la abrió, vio una nota en los escalones que conducían a una habitación y decía: “Hijo, espero que hagas buen uso de lo que estás a punto de ver aquí”.

Kevin bajó las escaleras y se sorprendió al ver todas las cosas que su padre quería que encontrara. Dentro de la gran sala, había filas de muebles modernos cubiertos de plástico y una mesa llena de costosas joyas de oro y diamantes.

Publicidad

Fachada de una vieja casa de ladrillos. | Foto: Pexels

También vio varios objetos de arte coleccionables, y costosas pinturas de diseñadores alineadas en una fila justo al lado de la mesa. Encima de ella, notó un sobre sellado de su padre que decía:

Publicidad

“Hijo, siempre quise reparar esta casa porque era de tu abuela. Sin embargo, estuve muy ocupado para hacerlo. Hazlo tú, hijo. Espero que vivas una vida maravillosa aquí”.

“Te dejé algo de dinero en el cofre que está debajo de esta mesa, y si necesitas más, estas piezas de joyería, coleccionables y pinturas valen millones. Te amo, hijo. Vive una buena vida”.

Kevin encontró el cofre lleno de dinero en efectivo, y parecía contener más de cien mil dólares. “Oh, papá”, se dijo Kevin a sí mismo. “Preparaste todo esto antes de pedirme que donara tu dinero a la caridad”, dijo con una sonrisa en su rostro.

Kevin le pidió a Linda que le diera una semana para empacar y mudarse de la casa. Ella aceptó, pensando que él no tenía adónde ir. “Papá ni siquiera le dejó un buen lugar para vivir a mi hermano”, se dijo ella, alegrándose secretamente.

Publicidad

“Siéntete libre de tomar lo que quieras de tu habitación. Lo necesitarás en tu nueva choza”, le dijo.

Ella estaba lejos de imaginar lo que en realidad había recibido Kevin. Sin embargo, para él, lo que menos importaba era el valor monetario de todo lo que había encontrado. Apreciaba el tiempo que se había tomado su padre y el esfuerzo para prepararle todo en la casa de campo.

Kevin inició las reparaciones en la cabaña y trabajó muy duro. Conoció a una hermosa mujer que se convirtió en su esposa. Tuvieron hijos encantadores, a quienes quiso transmitir las enseñanzas que su padre le había dado, especialmente, valorar a la familia.

Publicidad

Una familia comparte una comida. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No debemos depender de la herencia de los padres para ser independientes. Linda solo pensaba en la herencia, mientras que Kevin trabajaba duro para vivir, y su padre supo ver esas diferencias y actuar en consecuencia.

Publicidad

No hay nada mejor que el amor de un padre. William se aseguró de que su hija tuviera un techo donde vivir y de que Kevin tuviera una buena vida.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Mujer sin hijos regresa de viaje de negocios 1 día antes y encuentra un bebé en su casa - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad