Getty Images
Fuente: Getty Images

Gemelas Olsen sacaron a sus padres de su negocio: los detalles de la disputa familiar por fortuna de $500 millones

Guadalupe Campos
11 may 2022
20:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Mary-Kate Olsen y Ashley Olsen son muy exitosas en el mundo de los negocios. Sin embargo, tuvieron que tomar decisiones difíciles como adolescentes para proteger su riqueza. Aquí te contamos todo al respecto.

Publicidad

Mary-Kate Olsen y su hermana gemela Ashley Olsen saltaron a la fama con el papel de Michelle Tanner de la comedia "Full House" de finales de los 80.

Aparte de "Full House", Mary-Kate y Ashley son conocidas por sus apariciones adolescentes en producciones como "It Takes Two", "Holiday In the Sun" y "Passport To Paris". 

Mary-Kate y Ashley Olsen en 2000. | Foto: Getty Images

Publicidad

Ahora, las gemelas son adultas. Sin embargo, gran parte del público no conoce las dificultades que atravesaron Mary-Kate y Ashley en el pasado. Aquí te contamos algunos datos interesantes sobre ellas y las decisiones difíciles que tuvieron que tomar para salvaguardar su fortuna cuando eran adolescentes.

LA FAMA DE LAS HERMANAS

Aunque Mary-Kate y Ashley comparten un parecido sorprendente, no son gemelas idénticas. Nacieron el 13 de junio de 1986, y desde entonces han acumulado una increíble fama y fortuna en las industrias de la moda, los negocios y el entretenimiento.

Las ex estrellas infantiles comenzaron a actuar cuando eran bebés, compartiendo el papel de Michelle Tanner en "Full House".

Publicidad

Lee también: Esposo de Mary-Kate Olsen le negó la oportunidad de tener un bebé, un hogar estable y un divorcio a tiempo

Cuando tenían seis años, Mary-Kate y Ashley protagonizaron varios proyectos de cine y televisión y también pasaron a hacer películas directas a video. Las películas las llevaron aún más al centro de atención en los años 90.

Elizabeth, Mary-Kate y Ashley Olsen en los CFDA Fashion Awards, 2016. | Foto: Getty Images

Publicidad

Cuando cumplieron 18 años, en 2004, las gemelas ya habían lanzado el club de fans de Mary-Kate y Ashley, con mercancía y una revista.

En 2007, tenían un patrimonio neto de más de 150 millones de dólares cada una y se encontraban entre las mujeres más ricas del mundo en Hollywood. Poco después, se convirtieron en íconos de la moda y figuras internacionales.

PROBLEMAS DE INFANCIA

Mary-Kate y Ashley conocieron el estrellato a una edad muy temprana. Sin embargo, también pasaron por experiencias desagradables en su niñez, incluyendo la de sufrir un despido.

Las Olsen actuaron en "Full House" durante ocho años entre 1987 y 1995. Una vez fueron despedidas por la estrella de Hollywood John Stamos, aunque no duró: eventualmente fueron recontratadas. 

Publicidad

Aunque ellas no guardan memoria de este episodio, un evento que sí recuerdan es el divorcio de sus padres. Mary-Kate y Ashley son hijas del desarrollador inmobiliario David Olsen y de la agente personal Jarnette Olsen. No disfrutaron de tener a sus padres juntos por mucho tiempo.

Lee también: Bob Saget no pensó en volver a tener una relación tras "pasar por el infierno" con su primera esposa

En 1996, David y Jarnette aparecieron en los titulares cuando trascendió que se estaban divorciando. Se reveló que el promotor inmobiliario se casaba con su secretaria, McKenzie.

Mary-Kate fue la dama de honor para la boda de su padre con McKenzie. Por su parte, Ashley eligió quedarse en casa y consolar a su madre herida.

Publicidad
Publicidad

En ese momento, las niñas tenían solo diez años y se vieron obligadas a lidiar con el trauma emocional. Hablando de su infancia, Mary-Kate una vez afirmó:

"Nunca le desearía mi infancia a nadie".

También llegó a decir que ella y Ashley no eran más que "pequeños monitos entrenados". Ser despedidas y el divorcio de sus padres no fueron los únicos desafíos que enfrentó mientras crecía.

Durante años, Mary-Kate luchó contra un trastorno alimenticio, la anorexia. Esta afección fue una gran preocupación para su familia, y tuvieron que buscarle ayuda. Después de su graduación de la escuela secundaria, el padre y el terapeuta de Mary-Kate la alentaron a ir a rehabilitación.

Publicidad

La ex niña estrella fue internada en un centro de tratamiento y finalmente se recuperó. En retrospectiva, para Mary-Kate fue un proceso de aprendizaje importante para saber cuándo buscar ayuda.

Aunque Mary-Kate ha conquistado el mundo de la moda, no se puede decir lo mismo de su vida amorosa.

EL PROBLEMA DE NEGOCIOS

Aunque Mary-Kate aprendió mucho durante la rehabilitación, ir al centro de tratamiento causó una grieta en su relación con su padre. 

Ashley Olsen y Mary-Kate Olsen en los CFDA Fashion Awards, Nueva York, 2017. | Foto: Getty Images

Publicidad

En ese momento, David todavía gestionaba su imperio y el de Ashley. Pero debido a sus diferencias, las jovencitas tomaron el control de su negocio por valor de más de $100 millones tan pronto como cumplieron 18.

No solo dejaron a su padre fuera del negocio, sino también a su madre. En el proceso, David y su familia corrían riesgo de perder su hogar. Esta decisión pesó mucho sobre Mary-Kate, que la consideraba extrema, a pesar de su relación distante con sus padres.

Por otro lado, Ashley pensó que era lo mejor que podían hacer, y esto eventualmente causó diferencias entre las hermanas. Mary-Kate culpó a su gemela por obligarla a tomar decisiones comerciales equivocadas, incluida la venta de su apartamento en la ciudad de Nueva York.

Publicidad

Discutieron sobre poner la propiedad a la venta, y cuando Mary-Kate estuvo de acuerdo, se pelearon por el precio. En conclusión, Ashley pensó que el carácter de su hermana era espantoso y no podía soportar que la mandoneara. Sin embargo, como gemelas no podían dejar de quererse.

¿QUÉ ESTÁN TRAMANDO LAS GEMELAS?

Aunque Mary-Kate ha conquistado el mundo de la moda, no se puede decir lo mismo de su vida amorosa. En los últimos años, la estrella ha estado constantemente en las noticias debido a su amargo divorcio de Olivier Sarkozy.

Lee también: A Bob Saget le sobreviven 3 hijas que una vez pensaron que las engañaba con las gemelas Olsen

Sin embargo, con el apoyo de Ashley, Mary-Kate se recuperó, y el divorcio se terminó el año pasado. En estos días, las hermanas prefieren vivir vidas privadas y centrarse en su línea de ropa, con el lanzamiento de nuevos diseños.

Publicidad