logo
Youtube.com/60 Minutes Australia
Fuente: Youtube.com/60 Minutes Australia

Pareja devastada descubre que su bebé no es suyo: tienen que entregarlo poco después del nacimiento

Georgimar Coronil
12 may 2022
13:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Sean y Carolyn Savage siempre quisieron tener una familia numerosa y tomaron medidas para cumplir su sueño.

Publicidad

Uno de los pasos que dio la pareja para ampliar su familia fue congelar sus embriones en una clínica de Fertilización In Vitro (FIV). Nunca imaginaron que esta decisión les traería sufrimiento.

En 2009, los padres ya tenían tres hijos: Drew, Ryan y la pequeña Mary Kate, que nació diez años después que sus hermanos mediante FIV.

Carolyn Savage y su marido, Sean Savage. | Foto: Youtube.com/60 Minutes Australia

Carolyn Savage y su marido, Sean Savage. | Foto: Youtube.com/60 Minutes Australia

Publicidad

Carolyn pensó que era el momento de intentar tener otro bebé, también mediante la reproducción asistida. Ya tenían sus embriones congelados, así que solo era cuestión de implantarlos y esperar los resultados.

Diez días después de la implantación, Carolyn y Sean recibieron la buena noticia que habían esperado. La adorable mamá tendría un cuarto bebé, pero la historia dio un giro inesperado.

Lee también: "Estuve a su lado mientras daba a luz a mi hijo": Familia adopta un bebé el mismo día en que conocieron a su mamá biológica

El médico llamó a Sean para explicarle que a Carolyn le habían implantado el embrión equivocado. La noticia sacudió el hogar de los Savage mientras veían cómo se les escapaba de las manos su anhelado deseo de tener otro hijo.

Publicidad

"Nos hicieron pasar por algo que nadie debería pasar", dijo la madre.

El embrión pertenecía a Shannon y Paul Morell. Según la historia, las dos parejas tenían sus embriones en las mismas instalaciones, y la discrepancia se produjo porque el apellido de soltera de Shannon era Savage.

Sean Savage sostiene a Logan en sus brazos. | Foto: Youtube.com/60 Minutes Australia

Sean Savage sostiene a Logan en sus brazos. | Foto: Youtube.com/60 Minutes Australia

Publicidad

Carolyn y su esposo no sabían qué hacer. La única opción que le quedaba a Savage era elegir entre abortar el embrión o tenerlo. La mujer optó por seguir con el embarazo, sabiendo que debería entregar el bebé a los Morell al nacer.

"Lo besé. Lo abracé. Lloré. Pero también sabía que nuestro tiempo era limitado. Shannon y Paul estaban esperando en otra habitación", recordó.

Sean sintió reticencia al entregar al recién nacido a sus padres. Su voz se quebró mientras narraba la dolorosa experiencia.

Pero los problemas que rodearon el nacimiento de Logan estaban lejos de desaparecer. A pesar de que Carolyn dio a luz de forma segura mediante una cesárea, empezó a tener una hemorragia. Por suerte, los médicos pudieron controlar todo.

Publicidad
Sean Savage llorando. | Foto: Youtube.com/60 Minutes Australia

Sean Savage llorando. | Foto: Youtube.com/60 Minutes Australia

CAROLYN LO INTENTÓ DE NUEVO

Cuando tuvo al hijo de los Morell, el médico de Carolyn le hizo saber que sus posibilidades de volver a quedar embarazada eran casi nulas. Sin embargo, la pareja quiso intentarlo y optó por la gestación subrogada.

Publicidad

"Tuvimos dos hijas gemelas con la ayuda de una madre subrogada. Reagan e Isabella nacieron en agosto de 2011, después de que nuestra heroína, Jennifer Onash, las tuviera. Pensamos que eran nuestro final feliz. Supongo que Dios o el destino tenía otros planes para nosotros", declaró.

Publicidad

UN MILAGRO

Carolyn contó que a los 45 años, después de dos décadas sin una concepción espontánea y de que uno doctor le implantara accidentalmente los embriones de otra pareja, quedó embarazada de manera natural.

La madre recuerda que buscó en Google las probabilidades de que su embarazo llegara al primer trimestre y descubrió que eran escasas.

Sin embargo, los meses pasaron y el feto se fortaleció. A las 25 semanas recibió un estudio de ADN que revelaba que iban a tener un varón.

Lee también: Mujer cree que sufrió una pérdida: en un sueño, su difunto abuelo le dice que sus bebés siguen vivos

Publicidad

Los esposos se convirtieron en padres de un hermoso niño unos meses antes de que Logan cumpliera dos años.

La historia de Carolyn y Sean Savage es una prueba de fe y de resistencia. La pareja se aferró a la voluntad de Dios.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Padres necesitan 75 pañales y 100 biberones cada día: dicen que sus hijos son "bendiciones de Dios"

18 de mayo de 2022

Mujer cree que sufrió una pérdida: en un sueño, su difunto abuelo le dice que sus bebés siguen vivos

09 de mayo de 2022

Les dijeron que no podían concebir naturalmente y terminan siendo padres de 3 pares de gemelos con el mismo cumpleaños

31 de marzo de 2022

Dos hermanas dan a luz a cuatrillizos el mismo día tras quedar embarazadas del mismo hombre

11 de febrero de 2022