logo
Flickr/Herry Lawford
Fuente: Flickr/Herry Lawford

Novio llega a la iglesia y ve a su novia casándose con otro hombre - Historia del día

Vanessa Guzmán
20 may 2022
07:05
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Alvin y Carol estaban planeando su boda, pero llegó tarde el día del evento. Para su sorpresa, cuando entró a la iglesia y su prometida se estaba casando con otro hombre. Años más tarde, se reconectaron y descubrieron la impactante verdad.

Publicidad

Alvin corrió desde su auto hasta los escalones de la iglesia. Había recibido un mensaje de que su familia no asistiría a su boda con Carol y perdió la noción del tiempo en la tristeza. Pero entendió a sus parientes. Su madre estaba enferma y el resto estaban demasiado ocupados para asistir al evento.

Con suerte, los podría ver después de que regresen de su luna de miel. Sabía que iba retrasado, pero esperaba que Carol lo perdonara. Entró por la puerta lateral y sucedió algo impactante. La boda ya se estaba celebrando. ¿Pero cómo? Él era el novio. De hecho, esto no podría suceder sin él.

Vio a Carol en el altar colocando un anillo en el dedo de otro hombre y quiso gritar. Su cuerpo se sentía en llamas, y estaba seguro de que su rostro estaba rojo. Pero antes de que pudiera hacer una gran escena, la madre de Carol, Andrea, apareció frente a él y lo empujó por su pecho.

Publicidad

"¡Muévete!", le ordenó, y Alvin se vio obligado a hacer lo que le dijo.

"Sra. Pérez, ¿qué está pasando? ¿Por qué Carol se casa con otro hombre?", exigió saber, con evidente ira en su voz.

"Alvin, vete ahora. Esto es lo mejor para Carol. Se merece una vida mejor que la que le puedes dar, y ese hombre es perfecto para ella. Vete y no vuelvas nunca más", dijo Andrea, señalando con el dedo hacia la salida.

Quería protestar, exigirle una explicación a Carol y hacer algo. Pero fue inútil. La había visto colocar un anillo en el dedo de otro hombre. Ella también quería esto, a pesar de lo emocionados que habían estado por la boda. Ella había planeado todo hasta el último detalle. Esto no tenía ningún sentido.

Publicidad

Pero él no iba a rogar por su amor. "Bien. Buen viaje", le espetó a su futura suegra y regresó a su auto.

Años más tarde, Alvin se centró por completo en su carrera, sin tener muchas citas por miedo a ser tratado como lo había hecho Carol. Se convirtió en un hombre extremadamente exitoso y se jactó de ello ante sus amigos.

Lee también: En su boda, la novia camina al altar y ve a su novio casándose con otra mujer - Historia del día

A menudo pensaba que Carol se lo había perdido, pero la imagen de ella casándose con otro hombre aún ardía en su cerebro.

Hombre con traje elegante. | Foto: Pexels

Publicidad

De repente, tuvo el impulso de averiguar si su vida había resultado como lo habían planeado inicialmente hace tantos años. Querían hijos, una casa hermosa y mucho amor. Tal vez lo consiguió con el hombre que sus padres siempre habían querido para ella. Pero, ¿y si no fue así?

Una búsqueda rápida en Facebook, y encontró su perfil. Había subido muchas fotos y estaba tan hermosa como siempre. Tenía una hija que se parecía mucho a su madre, y a menudo sonreían. Algunas fotos incluían a sus padres, pero no había ningún hombre a la vista con ella. ¿Se habían separado?

Decidió arriesgarse y escribirle un mensaje, con la esperanza de que pudieran encontrarse y hablar de algunas cosas. Para su sorpresa, ella respondió rápidamente y estuvo de acuerdo con la reunión, aunque Alvin se dio cuenta de que ella estaba igual de sorprendida de que él se acercara.

Publicidad

Alvin llegó al lugar citado y esperó con impaciencia a que apareciera Carol. Habían acordado encontrarse en un parque cerca de su casa. Aparentemente, vivía con sus padres por alguna razón, pero él no quería insistir demasiado en eso.

Finalmente, la vio en la distancia, y fue como si nada hubiera cambiado. En ese momento se dio cuenta de que todavía la amaba mucho. Nunca la había olvidado.

Pero al darse cuenta de eso, también recordó por qué no se casaron y la ira salió a la superficie. Respiró hondo para calmarse y la saludó cuando ella lo alcanzó.

"Hola", dijo ella incómodamente. Él respondió de la misma manera, pero ninguno sabía qué más decir o hacer.

Publicidad

Hombre sentando en un banco. | Foto: Pexels

"¿Quieres sentarte?", finalmente preguntó Alvin, y ella asintió ansiosamente. "Ok. Supongo que deberíamos ir al grano. Quería verte y saber qué pasó con nosotros en el pasado".

Publicidad

"¿Qué quieres decir?", preguntó ella, con el ceño fruncido.

"Bueno, cuando llegué a la iglesia, te estabas casando con otra persona", respondió Alvin, mirándola raro. "¿Por qué hiciste eso?".

"¿Llegaste a la iglesia?", preguntó Carol, confundida.

Alvin también se estaba confundiendo. "¿De qué estás hablando? Por supuesto, llegué a la iglesia. Era nuestra boda. Llegué algo tarde, pero llegué y estabas intercambiando anillos con otro hombre".

Carol se enderezó y miró alrededor del parque como si no entendiera nada en el universo. "¿Tú... tú estabas ahí?".

Publicidad

"¿Qué estás diciendo, Carol?".

"¡Pensé que me habías dejado para siempre!", dijo con los ojos llenos de lágrimas.

"¿Qué?", contestó, consternado.

"Mi mamá me dijo que te habías escapado y que nadie podía encontrarte. Estaba tan enojada... No podía pensar. Yo también estaba desconsolada, y cuando me sugirió casarme con Carlos... Me apresuré. No quería sufrir la humillación de que me dejaran en el altar”, explicó entre sollozos.

"¡Eso no tiene sentido, Carol!", gritó con la ira aumentando una vez más. "¿Por qué no intentaste llamarme? Te habría explicado que llegaba tarde porque acababa de recibir un mensaje de que nadie de mi familia vendría".

Publicidad

Pareja sentada en un banco con actitud de molestia. | Foto: Pexels

Carol lo miró fijamente con sus grandes ojos llorosos y luego bajó la cabeza hasta las manos. Ella gimió en sus manos, sin creer lo que estaba pasando. Alvin estaba igual de sorprendido, y verla llorar así hizo que se le llenaran los ojos de lágrimas.

Publicidad

Ambos se sentaron en ese banco, lamentando lo que había sucedido. Cuando Carol se calmó, explicó que su matrimonio duró un año, pero tuvo una hija con su esposo y se llamaba Verónica. Ahora tenía diez años y la adoraba muchísimo.

Después de separarse de Carlos, nunca más se volvió a casar. No había nadie más en el horizonte para ella porque nunca superó a Alvin y lo que pensó que él le había hecho.

Terminaron su reunión, prometiendo volver a verse. Pero esa noche, Carol tuvo una gran pelea con su madre y su padre. Finalmente, admitieron su engaño y le suplicaron perdón. Ella aceptó sus disculpas porque el pasado era el pasado.

Publicidad

"Supongo que estaba destinado a suceder porque ahora tengo a Verónica, y no cambiaría eso por nada del mundo", le dijo a su madre mientras la mujer mayor lloraba y lamentaba sus acciones.

Pero Carol no pudo seguir viviendo con ellos, así que se mudó una semana después. Ella y Alvin comenzaron a verse y, finalmente, se revivieron su amor.

Lee también: Halla un video de su esposa casándose con otro hombre y descubre estafa de USD 312.000

Decidieron tomar las cosas con calma y Verónica aprendió a amar mucho a su padrastro. Incluso ayudó a Alvin a proponerle matrimonio a Carol y fue la dama de honor en su boda.

Publicidad

Familia de tres. | Foto: Shutterstock

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Los padres no pueden decidir el destino de sus hijos: Aunque Andrea y su esposo probablemente tenían las mejores intenciones, tomaron una decisión que lastimó a Carol y Alvin. Deberían haber respetado su decisión de casarse.

Publicidad

El destino funciona de las maneras más extrañas: Carol probablemente no debería haberse casado con Carlos con tanta prisa, pero de esa unión nació Verónica. Además, terminó con Alvin, lo que significa que ese siempre fue su destino.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de nuestro lector y escrito por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad