logo
Altar y sillas listas para una boda | Foto: Getty Images
Altar y sillas listas para una boda | Foto: Getty Images

Novia no quiere que su papá en silla de ruedas la lleve al altar hasta que lo ve en la tele - Historia del día

Una mujer no quiere que su padre la acompañe al altar porque le da vergüenza su silla de ruedas. Sin embargo, cuando lo ve en la televisión unos días antes de la boda, se arrepiente de su decisión.

Publicidad

Cuando la madre de Lisa Terrell murió cuando ella tenía solo dos años, su padre, Edward, se hizo cargo de su cuidado.

Carolina Terrell había muerto en un terrible huracán que azotó su ciudad hace años, demoliendo su casa y dejando a su esposo en una silla de ruedas debido a una herida grave.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

No obstante, nada podría impedir que él criara a su hija con amor y le diera lo mejor de todo. Era un periodista muy conocido y comenzó a trabajar de forma remota después de su lesión para mantenerse.

Sin embargo, la mayoría de las personas en la vida de Lisa no sabían que tenía un padre hasta que un día él la visitó por sorpresa en su escuela.

Publicidad

Ella siempre les había dicho a sus amigos que su papá estaba demasiado ocupado para pasar tiempo con ella, razón por la cual nunca asistía a funciones escolares o reuniones de padres.

Sin embargo, la realidad era que las invitaciones nunca llegaron a Edward, pues su hija estaba avergonzada de él y no quería que sus amigos lo vieran.

Ella lo adoraba cuando era pequeña, pero a medida que crecía, la imagen de su padre en silla de ruedas la mortificaba y arruinaba su relación con él.

Aun así, él nunca renegó de sus deberes. Siempre estuvo ahí para ella y ahorró suficiente dinero para enviarla a una de las mejores universidades.

Por otro lado, Lisa no lo quería a su lado. De hecho, cuando conoció a su novio, Harrison, en la universidad y decidieron casarse después de graduarse, no quería que su padre estuviera en la boda.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Ella se asustó cuando Harrison le pidió que invitara a Edward a cenar en casa de sus padres. Sus papás eran ricos y de la clase alta. ¿Qué pensarían si vieran a un anciano en silla de ruedas? Lisa estaba avergonzada de solo pensarlo.

Sin embargo, debido al entusiasmo de Harrison de invitar a Edward a cenar, la joven se dio cuenta de que esta vez no tenía salida. Así que tuvo que fingir una sonrisa y decir que le preguntaría a su padre si estaba libre.

Cuando Lisa le contó a Edward sobre la invitación a cenar, él estaba más que disponible. Le daba gusto que su hija hubiera encontrado a alguien que la adorara.

En la noche de la cena, él se vistió muy bien con un traje y la familia de Harrison lo recibió calurosamente. Los padres del joven estaban impresionados de que Edward hubiera criado a una hija solo.

Además, él tenía un maravilloso sentido del humor y todos se divirtieron mucho en la cena. Todos excepto Lisa, cuyas mejillas estuvieron rojas de vergüenza todo el tiempo por su padre.

Unas semanas antes de la boda, la joven tomó una decisión. Se enfrentó a Edward una noche durante la cena y le notificó que no estaría en la lista de invitados a la boda.

Publicidad

“Papá, quería hablar contigo sobre la boda”, dijo, mirando su plato y moviendo el tenedor alrededor de los espaguetis.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

“¿Sí? ¿Qué es exactamente, cariño?”, preguntó Edward. “¿Hay algo que te moleste sobre la boda, los gastos? Si ese es el caso, tengo algunos bonos que podríamos usar. Después de todo, los guardé para ti”.

“¡No, papá! Es solo que”. Lisa hizo una pausa por un momento. “Henry y yo tenemos la intención de celebrar la boda en Nueva York, y... pensé que sería mejor si no asistieras”.

"Pero el problema es que la celebraremos en uno de los hoteles más grandes de la ciudad y pensé que sería mejor si no asistieras al evento. Sabes, ¡habría demasiados invitados!”.

Publicidad

La sonrisa de Edward se desvaneció mientras miraba a Lisa, sin palabras. “Yo... yo no entiendo... ¿Cuál es el problema?”.

Lisa suspiró. “Mira, papá... Los invitados serán exclusivos. Imagínate a un hombre en una silla de ruedas llevando a su hija al altar... No sé... Es simplemente raro”.

“¿Un hombre en silla de ruedas?”. Los ojos de Edward se llenaron de lágrimas. No podía creer que Lisa no lo quisiera en su boda. Pero forzó una sonrisa y contuvo el llanto.

“Supongo que tienes razón”, dijo, fingiendo una risa. “Es posible una reunión tan grande no sea lo mejor para mí. ¡Está bien!”.

“Gracias por entender, papá”, dijo Lisa sin rodeos y se fue a su habitación. Antes de despreciar a Edward, no pensó dos veces en todos los años de amor y cuidado que él le había brindado, pero terminó arrepintiéndose.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Unos días después, ella estaba viendo un programa titulado “Héroes Americanos” en la televisión cuando el maestro de ceremonias anunció el nombre de Edward. Lisa estaba confundida mientras miraba la televisión y notó que su padre estaba sentado junto al presentador.

Poco después, la cámara enfocó una pantalla que mostraba imágenes de su padre en silla de ruedas y el huracán que había azotado su ciudad años antes. Resultó ser uno de los valientes periodistas que logró salvar a su familia y ayudar a sus vecinos durante el desastre.

Edward tenía una expresión solemne mientras narraba toda la historia de cómo había logrado ayudar a la gente, especialmente a su familia.

“Nunca olvidaré ese día. Fue terrible... lo perdimos prácticamente todo”, explicó. “Mi esposa murió en el accidente y mi hija tenía solo dos años en ese momento. En un momento noté que varios escombros estaban a punto de caer sobre mi pequeña”.

“Me apresuré a salvarla y la tomé en mis brazos, pero mientras corría, una gran parte del techo se agrietó y se estrelló contra mi espalda, causándome una lesión en la columna que me impidió caminar de nuevo”.

Publicidad

Lisa quedó boquiabierta ante las declaraciones de su padre, y sus lágrimas brotaron. “¿Papá me salvó?”, dijo sorprendida.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

“Fue difícil para mí”, continuó Edward. “Pero realmente no puedes evitar tu destino. Así que reuní coraje, sabiendo que no podía rendirme, especialmente porque sabía que tenía una hija que dependía solo de su padre”.

Lisa estaba completamente avergonzada de sí misma en este momento. Lloró después de la entrevista con Edward, maldiciéndose a sí misma por ser una hija terrible, y decidió compensarlo.

Entonces le dijo a su padre que asistiera a su boda. El día del evento, ella se dirigió a los invitados en la iglesia antes de que comenzara la ceremonia, necesitaba decirles algo muy importante.

Publicidad

Mientras tomaba el micrófono cerca del altar, se acercó a Edward, que estaba sentado entre los invitados, se arrodilló y lo abrazó.

“¡Sé que este es uno de los días más importantes de mi vida y lo he estado esperando durante mucho tiempo!”, dijo ella, sosteniendo las manos de su papá. “Pero nada de esto hubiera sido posible si mi padre no hubiera estado a mi lado”.

“Desde que mamá falleció, nunca vi a papá decir ni una sola vez lo difícil que fue para criarme solo. Tuvo días difíciles, pero nunca me mostró el más mínimo indicio de eso”.

“Pero, ¿qué hice yo? Estuve a punto de no invitarlo a mi boda porque me daba vergüenza que estuviera en silla de ruedas ¡Sí, así es!”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

“Si tan solo hubiera sabido que papá está en silla de ruedas porque se lastimó la espalda mientras me salvaba, nunca hubiera hecho eso. ¡He sido horrible con el hombre que más me ama!”.

“Así que me gustaría disculparme con él frente a todos hoy. Me disculpo por ser la peor hija para ti, papá”, dijo, mirándolo. “Puedes odiarme por el resto de mi vida. Lo siento”.

Edward no esperaba que Lisa admitiera públicamente su error. Estaba sorprendido, pero a la vez abrumado por la emoción al ver a su retoño darse cuenta de su error, por lo que la perdonó.

“Ven aquí”, dijo, abrazándola. “Todo el mundo comete errores. Pero si los reconoces y te esfuerzas por arreglarlos, deberías ser perdonado”.

Todos se conmovieron hasta las lágrimas y aplaudieron la emotiva reunión.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Ama y respeta a tus padres, porque se esfuerzan por ti. Lisa se dio cuenta de esto cuando escuchó la historia de su padre en la televisión y se disculpó con él por sus acciones.
  • Todos cometen errores, y si se reparan, deben ser perdonados. Edward perdonó a su hija cuando vio que se sentía culpable por lo que había hecho.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

37 historias reales de personas que cancelaron su boda

17 de enero de 2024

Más de 10 madres que perturbaron los grandes días y matrimonios de sus hijos

14 de febrero de 2024

Mujer engaña al padre discapacitado de su novio - Historia del día

11 de abril de 2024

El regalo de Navidad de mi esposo puso mi vida de cabeza

19 de enero de 2024

34 Invitados de boda de pesadilla que arruinaron por completo el gran día

23 de enero de 2024

Dejé a mi novio 30 minutos antes de la boda tras leer una nota de mi dama de honor

12 de abril de 2024

¿Me pasé de la raya cuando animé a mi hija a divorciarse de su esposo?

26 de enero de 2024

Mesera nota que la novia actúa raro en su propia boda, luego encuentra una nota en su bolsillo - Historia del día

12 de abril de 2024

La suegra de la novia le exige que pague su peinado, maquillaje y vestido - La mamá de la novia la escucha y la confronta

04 de marzo de 2024

Suegra exige que la novia pague su peinado, maquillaje y vestido de boda - La mamá de la novia la escucha y la enfrenta

12 de febrero de 2024

Mi única hija me desinvitó en la víspera de su boda: "No mereces estar en mi vida"

22 de marzo de 2024

Fotógrafa de bodas destruyó el matrimonio de sus amigos con una sola foto de boda - Historia del día

06 de marzo de 2024

Hombre rico intenta comprar a hija de mecánico pobre, pero paga un precio demasiado alto por ella - Historia del día

17 de enero de 2024

Mi hija recién adulta se casó con un anciano, me sorprendió hasta que descubrí la verdad - Historia del día

22 de marzo de 2024