logo
La cabina de un avión | Fuente: Shutterstock
La cabina de un avión | Fuente: Shutterstock

Pasajero nota que el avión pierde altitud, entra a la cabina y ve el asiento vacío - Historia del día

Henry estaba en un vuelo cuando sintió que el avión experimentaba fuertes turbulencias. Los pasajeros gritaban de miedo y él notó que la aeronave descendía bruscamente. Corrió a la cabina y se congeló al ver que el piloto no estaba.

Publicidad

La vida de Henry Tovar estaba definida por su amada esposa, Jenny, y su hija de 6 años, Cecilia. Su esposa estaba embarazada de su segundo hijo y él estaba muy emocionado.

El padre siempre se aseguraba de pasar mucho tiempo con su familia. Sus vecinos envidiaban sus tardes familiares en el patio trasero llenas de barbacoas y noches de cine con proyector.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Algunos se preguntaban por qué Henry era tan feliz, pues la mayoría sabía que se estaba ahogando en deudas y no había tenido un ascenso en dos años.

Él era gerente en una compañía de software en la ciudad. Era una oficina regional de una empresa más grande en el estado vecino. Tuvo suerte de conseguir un trabajo allí, y eso lo ayudó a pagar sus créditos a tiempo.

Publicidad

Trabajaba duro día y noche para pagar todas sus deudas y ahorrar suficiente dinero para comprar una casa más grande para su familia. Pero para eso, Henry necesitaba urgentemente un ascenso. Incluso sus colegas y amigos cercanos deseaban tener uno.

“¡Cómo me gustaría recibir un ascenso sorpresa y un hermoso paquete salarial!”, bromeaba a menudo en la oficina.

Ya era viernes y él se apresuró desde la oficina con sus amigos a un bar local. Era su punto de acceso para desestresarse y olvidarse del monótono trabajo rutinario.

Incluso allí, Henry a menudo discutía su futuro con sus amigos. Pero todos sus sueños estaban ligados a una sola cosa, un ascenso con el que había estado soñando.

Cuando regresó al trabajo el lunes siguiente, le dieron buenas noticias. “Sr. Tovar. Lo llamé para informarle que el jefe quiere reunirse con usted en un par de días”, le informó la secretaria de la compañía, la señorita Elena.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Publicidad

“Le enviaré los boletos de avión y espero que tenga un buen viaje”. Henry estaba demasiado emocionado porque esperaba un ascenso.

Sus registros eran claros y su desempeño había alcanzado su punto máximo con respecto a los años anteriores. Simplemente lo sabía y no podía dejar de soñar.

Corrió a casa después del trabajo y compartió las buenas noticias con Jenny. Aunque ella estaba feliz, le aconsejó que no esperara demasiado y que se mantuviera preparado para una reunión formal.

“Por supuesto, estaría en las nubes si te ascendieran”, alentó Jenny a su esposo, quien sabía que no estaba siendo negativa, pero solo quería que él estuviera preparado para cualquier cosa.

Henry estaba listo para partir el miércoles por la tarde. El taxi lo estaba esperando para llevarlo al aeropuerto, sus cosas fueron trasladadas y él estaba listo para partir.

Aunque esta no era la primera vez que se iba de viaje de negocios, algo le estaba haciendo sentir incómodo.

“Adiós, papá... y no te vayas por mucho tiempo... ¡te amo!”, fueron las últimas palabras que escuchó de su hija Cecilia. Henry le dio un beso de despedida a Jenny y a su pequeña y subió al taxi.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Por alguna razón, estaba preocupado y deseaba recibir un correo electrónico sobre su reunión en lugar de tener que visitar a su jefe en persona. Llegó al aeropuerto alrededor de media hora más tarde.

Como tenía que recoger los documentos necesarios de su oficina, tomó tiempo. El aeropuerto no era grande, sino de tamaño moderado para viajes aéreos nacionales.

Los aviones monomotores allí solo llevaban de 20 a 30 pasajeros, nada más que eso. Henry abordó uno de esos vuelos ese día.

El avión despegó mientras él estaba sentado junto a la ventana, soñando con su ascenso. Aproximadamente media hora después, la aeronave comenzó a estremecerse.

Publicidad

Aunque Henry había experimentado turbulencias en vuelos anteriores, esta se sentía extraña...

“¿Que está pasando?”, preguntaron los pasajeros. Incluso Henry sabía que algo andaba mal. Momentos después, la azafata salió de la cabina, presa del pánico.

“Por favor, quédense en sus asientos... por favor, todos, no se muevan”, gritó.

En este punto, las personas a bordo estaban asustadas y Henry quería saber qué estaba mal. Cuando la azafata se fue a la cabina, él no pudo mantener la calma y la siguió.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

“¡Dios mío, no puedo creer esto!”, gritó el hombre con horror después de ver el asiento del piloto vacío. “¿Dónde está el piloto?”.

Publicidad

Caminó hacia adelante y encontró al piloto agarrándose el pecho, inconsciente en el suelo. Revisó el pulso del hombre y descubrió que todavía estaba vivo.

Pero el avión descendía sin control. Según el conocimiento de Henry, ninguno de los pasajeros sabía cómo operar una aeronave, porque todos eran personas conocidas.

“Tengo que darme prisa... tengo que hacer esto...”, murmuró el hombre aterrado mientras tomaba los auriculares del piloto y se los ponía.

Le contó al controlador sobre el percance y, sin ningún conocimiento sobre cómo volar un avión, reunió el coraje para operarlo.

“Sí, sí... así es. Solo alinea el avión con el horizonte”, le indicó el coordinador a Henry. “Sí, ese es el navegador, solo dirígete hacia él y te enviaré las coordenadas...”.

El hombre hacía exactamente lo que se le decía. Estaba sudando y le temblaban las manos, pero sabía que su vida y las vidas de los más de 20 pasajeros dependían de él.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Publicidad

Alrededor de 15 minutos después, Henry se dirigía al aeropuerto más cercano con amplias pistas para un aterrizaje fácil. A medida que el avión se acercaba al lugar, sudaba aún más. Sabía que un solo error estrellaría el avión junto con todas sus vidas y sueños.

“Mantén la calma. Puedes hacerlo... puedes hacerlo”, le decía el coordinador a Henry. Momentos después, el avión volvió a temblar, pero esta vez ya había aterrizado en la pista destinada.

El hombre no podía creer lo que acababa de hacer. Respiró hondo y salió corriendo de la cabina para traer ayuda médica para el piloto.

“Dense prisa, por aquí”, se apresuró la azafata mientras Henry y otros dos hombres la seguían con el piloto en brazos.

El hombre fue llevado en la ambulancia a un hospital. Todos los pasajeros del desafortunado vuelo agradecieron a Henry y no podían dejar de llorar. El hombre vio a un joven saludar en la puerta y se reunió con él poco después.

“¡Dios mío, Sr. Tovar!... Soy Jacobo... ¡Salvó muchas vidas!”, dijo el agradecido coordinador de vuelo. “Los periodistas estarán aquí pronto para entrevistarlo”.

Pero Henry no quiso esperar. Se imaginó a su esposa e hija, y quería correr a casa y abrazarlas. Momentos después, se fue a su casa en taxi. Se había olvidado de su viaje de negocios y de su ascenso.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

“¡Cariño! Me alegro de que estés bien”, gritó Jenny después de que Henry narrara todo el incidente. Poco después, varios periodistas se congregaron frente a su casa para entrevistarlo.

Pronto, el padre se convirtió en la comidilla del estado y se hizo famoso por haber salvado la vida de 25 personas, incluida su propia vida.

“Solo quería conseguir un ascenso, pero se convirtió en piloto de emergencia”, decían algunos de los principales diarios que narraban el valiente acto de Henry.

Su jefe lo llamó poco después y le reveló que había sido ascendido. “Los demás detalles se enviarán por correo... felicitaciones por su nuevo cargo como Gerente General, Sr. Tovar... ¡Estoy muy orgulloso de usted!”, le dijo su superior.

Publicidad

Henry estaba emocionado. Se rio, lloró y murmuró porque no podía creer lo que acababa de escuchar.

Se relajó en el balcón soñando con su nuevo papel y vio un avión cruzar muy por encima de su área. Sonrió, mirándolo, y se dio cuenta de que los héroes no nacen, ¡se hacen!

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • A veces, la valentía en una situación impredecible puede convertir a una persona común en un héroe. Henry había tomado el vuelo para encontrarse con su jefe y esperaba un ascenso. Era solo un hombre de un pueblo pequeño que terminó salvando la vida de 25 personas después de que él solo voló el avión y lo aterrizó sin ningún conocimiento sobre cómo volar una aeronave.
  • No entres en pánico durante el peligro, reúne el coraje para superarlo. Después de la turbulencia, todos los pasajeros gritaron de pánico. Incluso Henry estaba asustado, pero reunió el coraje para descubrir qué estaba pasando y abordó la situación sin ceder al miedo.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Durante nuestro vuelo, una mujer insultó constantemente al personal del avión y a los pasajeros - Salió corriendo del avión llorando

08 de mayo de 2024

Pillé a mi esposo con su amante en el aeropuerto y decidí seguirlos hasta París - Historia del día

11 de abril de 2024

3 historias desgarradoras en las que padres solteros se enfrentaron a lo peor

09 de abril de 2024

Estos gemelos tenían sólo 18 años cuando su padre famoso falleció en un accidente de avión - Su cancelación en el último minuto los salvó

10 de abril de 2024

Un cambio de avión salvó a mi padre

29 de enero de 2024

Sirvo a una pareja rica en un avión, al día siguiente mamá me presenta a su joven prometido del mismo avión - Historia del día

24 de abril de 2024

Mi novio me exigió que le diera mi tarjeta para pagar nuestra cuenta en el restaurante

20 de mayo de 2024

Mujer estaba segura de que su marido había muerto hasta que se topó con su nuevo perfil de Tinder - Historia del día

05 de marzo de 2024

Nieto cree que su abuela solo le dejó una urna de cenizas, hasta que un día la urna se rompe - Historia del día

08 de febrero de 2024

Nieto cree que abuela sólo le dejó urna de cenizas, hasta que un día la urna se hizo añicos - Historia del día

23 de enero de 2024

Esta mujer se ganó el corazón de una gran estrella - Con su bebé en brazos, le suplicó que no se subiera al avión que se estrellaría horas después

26 de marzo de 2024

A un viudo le impiden embarcar vuelo con su bebé recién nacido y Meredith, de 82 años, lo ayuda - Historia del día

18 de abril de 2024

Madre soltera con dos hijos tiene que vivir en un pequeño garaje - Historia del día

29 de marzo de 2024

Persona dada por muerta se presenta en una boda

09 de abril de 2024