logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre llama a la hija que echó embarazada hace 6 años y su mejor amigo atiende el teléfono - Historia del día

Mayra Pérez
01 jun 2022
20:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Andrés echó a su hija de 17 años al descubrir que estaba embarazada. La llamó en su cumpleaños seis años después, pero un hombre responde la llamada y debe escuchar una verdad impactante.

Publicidad

Andrés Lizcano y su esposa, Mary, vivían en un barrio muy conservador. Sus puntos de vista eran muy ortodoxos y fomentaron lo mismo en su única hija, Alicia, por lo que cuando sintieron que les había fallado, no pudieron aceptarlo.

Cada vez que Andrés recordaba como le había cerrado la puerta a Alicia seis años atrás, se deshacía en lágrimas: “Sal y no vuelvas nunca más. Estás muerta para mí. ¡NO REGRESES!”, le dijo lleno de furia.

Una joven embarazada. | Foto: Unsplash

Una joven embarazada. | Foto: Unsplash

Publicidad

Ella se había embarazado a los 17 años, y su novio se escapó poco tiempo después. Alicia se negó a revelar su identidad. Era un cobarde y no lo quería en su vida. Pero para su padre el que estuviera soltera y embarazada no era una opción, así que decidió sacarla de su vida.

Habían pasado seis años desde entonces. Andrés y Mary debieron responder a muchas preguntas de la gente, y siempre admitieron con honestidad que la habían botado por su embarazo.

Ese día, Andrés se quedó mirando el calendario: era 13 de mayo. Las lágrimas comenzaron a correr por su rostro. “¿Sientes nostalgia, cariño?”, le preguntó su esposa. “¿Por qué no la llamas y la saludas?”.

Publicidad

Alicia estaba celebrando su cumpleaños número 23 ese día. En el pasado, Andrés hacía un brindis y organizaba una gran fiesta para ella.

Sumergido en pensamientos profundos, Andrés se dio cuenta de que era hora de seguir adelante y aceptar las cosas tal y como eran. Extrañaba profundamente a su hija, y por primera vez en años, sentía que no le importaban las críticas de todos.

Caminó hacia el teléfono y llamó a Alicia, esperando que ella quisiera atenderle.

“¿Hola?”, saludó un hombre al otro lado, y Andrés se quedó sin palabras. “¿Quién habla?”.

Una pareja de ancianos sentados en la cama. | Foto: Pexels

Una pareja de ancianos sentados en la cama. | Foto: Pexels

Publicidad

La voz le era demasiado familiar, pero no estaba seguro de saber quién era. Se aclaró la garganta y preguntó: “¿Puedo hablar con Alicia, por favor?”.

“Está ocupada con su pastel y no puede atender el teléfono en este momento... ¿Te importaría dejar un mensaje? Se lo daré enseguida”, dijo el hombre.

Andrés estaba desconcertado porque sabía que había escuchado la voz antes. “¿Puedo saber quién habla?”, le preguntó.

“¡Alberto!”, respondió el hombre.

“¿Alberto? ¿¿¿QUÉ HACES CON MI HIJA???”, gritó en estado de shock. Luego se cortó la conexión, pero Andrés no dejaba de gritar.

Publicidad

Alberto y Andrés habían sido amigos de la infancia. Aunque vivían en diferentes ciudades, a menudo pescaban juntos o se iban de vacaciones. Eran buenos amigos y solían quedarse uno en casa del otro algunos fines de semana.

Sin embargo, seis años atrás, Alberto había dejado de visitarlos, argumentando que estaba comenzando un nuevo negocio.

Un hombre mayor habla por teléfono. | Foto: Pexels

Un hombre mayor habla por teléfono. | Foto: Pexels

Publicidad

Mary estaba confundida después de escuchar a su esposo gritar por teléfono, y cuando Andrés le dijo que Alicia estaba con Alberto, ella frunció el ceño.

“Sabía que había algo sospechoso entre ellos... ella siempre se sentaba cerca de él y decía que estaban jugando juegos de mesa a altas horas de la noche”, reflexionó Mary, muy molesta.

Andrés y Mary estaban furiosos. Irrumpieron en la casa de Alberto en su automóvil y, cuando llegaron allí, vieron que se estaba celebrando una fiesta para Alicia.

“¡FELIZ CUMPLEAÑOS!”, decía una pancarta en la entrada. Andrés estaba furioso y corrió hacia Alberto y le lanzó un puñetazo.

Publicidad

“Espera, Andrés... déjame explicarte... Por favor, detente…”. Alberto chilló de dolor cuando Andrés lo agarró por el cuello. Lo empujó a un lado y se arregló la camisa.

Alberto sabía la causa de la ira de su amigo y en ese momento admitió la verdad. “Lamento haberte ocultado esto… no podía decirte nada por qué Alicia me hizo prometer que no te lo diría”.

“¿Qué era eso que no podías decirme?”, quiso saber Andrés.

Dos niños juegan con una pelota. | Foto: Pexels

Dos niños juegan con una pelota. | Foto: Pexels

Publicidad

Alberto le explicó que Alicia lo había buscado después de que ellos la echaran y le dijo que no tenía adónde ir. Debido a su preocupación y amor por ella, Alberto la había recibido en su hogar y se había asegurado de que estuviera protegida durante su embarazo y parto.

“Me hacía pensar en la hija que perdí hace 14 años”, confesó Alberto, dejando a Andrés y Mary aturdidos porque nunca supieron de eso.

“Mi hija no tuvo oportunidad de nacer. Mi esposa murió en un accidente automovilístico y llevaba a nuestra hija en su vientre”, lloró Alberto. “Siempre soñé con tener hijos, pero nunca me volví a casar ni tuve alguna compañera de vida”.

Publicidad

Andrés y Mary no podían dejar de llorar. No conocían el doloroso pasado de Andrés; solo lo habían conocido como un hombre alegre al que le encantaba estar rodeado de niños.

Lee también: Todos se burlan de pobre señora que vende flores hasta que una chica se detiene - Historia del día

“Y ustedes, que deberían estar felices y agradecidos por tener a su hija viva, la echaron de su casa y de sus vidas. ¿Qué clase de padre le haría eso a su hija embarazada?, dijo Alberto con resentimiento.

Andrés y Mary se impactaron ante las palabras de Alberto. Sus declaraciones resonaron profundamente en sus sentidos y les hicieron darse cuenta de su error. Minutos después, le escucharon preguntar si sabían lo que le había ocurrido a su nieto, Roberto.

Publicidad
Feliz cumpleaños escrito con globos. | Foto: Pexels

Feliz cumpleaños escrito con globos. | Foto: Pexels

“Rob me ve como su abuelo”, dijo Alberto. “Acaba de tener un accidente menor después de caerse por las escaleras, pero ahora está bien... toda esta fiesta de cumpleaños fue organizada para distraerlo y hacerlo feliz”.

Publicidad

Andrés y Mary por primera vez se sentían culpables por haber dejado de lado a su hija y nieto por su reputación. Después de la fiesta, buscaron a Alicia. Al verla con Rob en su dormitorio, no pudieron contener las lágrimas.

“¡Alicia, querida!”, exclamó Andrés. Alicia no podía creer lo que veía, todo parecía un sueño. Antes de que dijera nada, sus padres corrieron hacia ella y la abrazaron.

“Los sentimos, querida... por favor, perdónanos”, dijeron ambos. Mientras tanto, el pequeño Rob los miraba sorprendido. No tenía idea de quiénes eran.

Alicia estaba sorprendida y feliz de volver a verlos. Ellos le pidieron que volviera a su hogar con su hijo, y ella se negó amablemente.

Publicidad

“Muchas gracias, papá... pero aquí nos sentimos felices y es el único hogar que mi hijo ha conocido. Alberto ha sido como un padre para mí y un abuelo amoroso para Rob y los tres vivimos en paz y armonía. No quiero perder eso nunca”, dijo Alicia.

"Lo siento. Pueden visitarnos siempre que quieran...”, dijo a sus padres. Andrés y Mary respetaron su decisión y sonrieron.

Los padres de Alicia a menudo pasaban los fines de semana haciendo barbacoas o montando una tienda de campaña para Roberto en el césped. Ya no les importaba las críticas y los convencionalismos. Solo la unión familiar.

“¡Tengo una mamá y dos abuelos!”, exclamó el niño en su fiesta de cumpleaños número 7 mientras que Andrés y Alberto se reían llenos de felicidad.

Publicidad
Un abuelo y su nieto. | Foto: Pexels

Un abuelo y su nieto. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca es demasiado tarde para disculparse y acercarse a los seres queridos. Cuando Andrés se enteró de la trágica historia de Alberto y de cómo tomó a Alicia bajo su protección después de que la echaran, se arrepintió de sus acciones y se disculpó con ellos.

Publicidad

No debemos asumir cosas sin verificar la verdad. Cuando Andrés y Mary se dieron cuenta de que Alicia estaba en la casa de Alberto, lo acusaron de tener una relación inapropiada con su hija. Después descubrieron que siempre la había tratado como a una hija y cuidado como tal.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Adolescente abandona a hijo recién nacido en cafetería: reaparece décadas después tras descubrir que es famoso - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Hombre que echó a su hija con su bebé la busca por 5 días: ve su cochecito bajo un puente - Historia del día

11 de mayo de 2022

Niño nota luces apagadas en la casa de anciana durante días: se acerca y oye "ayuda" - Historia del día

05 de marzo de 2022

Cada día durante 10 años un hombre se sienta en una silla junto al mar: un día dos niños ven la silla vacía - Historia del día

01 de marzo de 2022

Hijo de un millonario echa a su esposa y a su bebé al frío: al día siguiente pierde la herencia - Historia del día

27 de febrero de 2022