logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Kate Middleton ha dicho que las rabietas de los niños son "difíciles": ella no pudo calmar a Louis durante el Jubileo

Georgimar Coronil
21 jun 2022
04:50
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La familia real estuvo bajo las miradas de millones de personas alrededor del mundo durante la celebración del Jubileo de Platino de Elizabeth II. A pesar de que los hijos del príncipe William y Kate Middleton se comportaron bien la mayor parte del tiempo, el príncipe Louis se robó el show con su teatralidad.

Publicidad

Los duques de Cambridge siempre supieron que querían tener hijos. Poco después de su boda en 2011, dieron la bienvenida a su primogénito, el príncipe George, al que siguieron la princesa Charlotte y el príncipe Louis.

William y Kate supieron desde un principio que querían criar a sus hijos de forma diferente. No querían poner en práctica las técnicas de estoicismo sin quejas que han sido parte de la realeza desde tiempos inmemoriales.

Publicidad

Los duques querían ser unos padres modernos que se comunicaran abiertamente con sus hijos, para ayudarles a expresar sus emociones y hacer preguntas siempre que fuera necesario.

Sin embargo, este método también implica que los padres deben implementar reglas, pautas y límites para los niños. Una fuente le dijo a Us Weekly:

"El príncipe William y la duquesa Kate 'son estrictos pero justos'".

Los duques tratan de dar a sus hijos la mayor cantidad de atención posible y son muy prácticos. A pesar de tener toda la ayuda necesaria a su disposición, siempre sacan tiempo para llevar y buscar a sus hijos al colegio. Igualmente, procuran estar en casa para la cena.

Publicidad

William y Kate se aseguran de estar presentes para sus hijos, a pesar de tener que lidiar con sus ocupadas agendas reales.

Publicidad

LOS DUQUES SON MUY DISCIPLINADOS

George, Charlotte y Louis forman parte de la familia más famosa y respetada de Gran Bretaña, pero sus padres no los miman con regalos. Les enseñan a ser educados y a no dar por sentado su estatus.

Para Middleton, la disciplina en sus hijos sigue siendo una prioridad. Ella y su marido siempre han querido inculcar a sus chicos una buena disciplina.

Lee más: Kate soñaba con tener "al menos" 3 hijos: a William le "preocupa" y la Reina se siente "intranquila" al respecto

Como es lógico, han adoptado sus técnicas para conseguirlo. Una persona con información privilegiada dijo a The Sun:

Publicidad

"Kate, en particular, es muy exigente con los modales".

El príncipe William, Kate Middleton y sus hijos, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis el 11 de diciembre de 2020 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Sus técnicas incluyen seguir reglas definidas de la casa, incluyendo un "sofá para charlar". Cada vez que estalla una confrontación, William o Kate se llevan al niño en cuestión a otra habitación donde hablan con él sobre su comportamiento.

Publicidad

Le explican a sus hijos por qué lo que han hecho es inaceptable, para ayudarles a entender por qué sus padres les están llamando la atención.

William y Kate creen que hablar con el niño es más eficaz que castigarlo, ya que crea una atmósfera más calmada. A continuación, exponen las consecuencias del comportamiento del niño sin levantar la voz.

Piensan que cuando un padre grita a su hijo, solo consigue agravar la frustración del niño, lo que empeora la situación en lugar de calmarla. Explicar las cosas con calma, pero en un tono firme, garantiza que el adulto transmita el mensaje de forma clara y precisa.

Esta técnica disciplinaria es una de las mejores, ya que todas las partes implicadas pueden expresar sus sentimientos. También parece muy eficaz, puesto que varios artículos de los medios de comunicación han destacado a menudo lo bien que se comportan George y Charlotte durante las apariciones públicas.

Publicidad

Catherine, duquesa de Cambridge y el príncipe Louis de Cambridge ven el desfile del Jubileo de Platino el 05 de junio de 2022 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

MIDDLETON CREE QUE ES DIFÍCIL LIDIAR CON LAS RABIETAS

Como sucede en el mundo, nada es perfecto. A pesar de que las técnicas de disciplina de William y Kate funcionan la mayoría de las veces, no siempre tienen éxito.

Publicidad

Criar a los hijos siempre tendrá inconvenientes, y para Middleton, las rabietas de los niños son uno de ellos. Durante una sesión de "Preguntas y Respuestas" en la página de Instagram que comparte la pareja, un fan le preguntó a Kate cómo lidiaba con los berrinches, especialmente con varios hijos, y ella respondió:

"Sí, ¡eso es difícil! También me gustaría preguntarle a los expertos".

Cuando se trata de los retos que afronta con sus hijos, la duquesa siempre opta por abordarlos con calma y claridad.

El príncipe Louis cubre la boca de su madre Catherine, duquesa de Cambridge con su mano mientras asisten al desfile de Platino 5 de junio de 2022 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

LOUIS SE ROBÓ EL SHOW EN LA CELEBRACIÓN DEL JUBILEO

Salvo uno o dos percances, como es de esperar, los hijos de William y Kate se han comportado bien en sus apariciones públicas.

Sin embargo, durante la celebración del Jubileo de la reina, el 2 de junio de 2022, el príncipe Louis no mostró su mejor comportamiento mientras estaba junto a su bisabuela, viendo el desfile.

Lee más: Fans afirman que Kate lucía "infeliz" y "celosa" tras ver a Meghan Markle en el Jubileo de la reina

En un vídeo que se ha hecho viral, se puede ver a Middleton intentando calmar al niño de 4 años mientras este pone las manos en la boca de su madre.

Publicidad

Luego, el chiquillo hizo una serie de muecas, sacando la lengua y metiendo los pulgares en las fosas nasales mientras movía el resto de los dedos. Ninguno de los intentos de su mamá por hablarle con calma tuvo resultado.

Catherine, Duquesa de Cambridge, Mike Tindall y el príncipe Louis hablan antes del desfile de Platino el 5 de junio de 2022 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

Durante la ceremonia de Trooping the Colour, los tres príncipes observaban el desfile a través de las ventanas del Palacio cuando Louis hizo un animado saludo.

Corrió hacia el balcón donde se había reunido su familia y pasó por delante de su bisabuela, la reina, correteando para conseguir una posición privilegiada. Hizo caras animadas, incluyendo una reacción exagerada a los ruidosos aviones que volaban sobre él.

Con las manos cubriendo sus oídos y los ojos cerrados, lanzó un grito. El comportamiento del niño llamó la atención del jugador de rugby retirado Mike Tindall, esposo de la prima de William, Zara Tindall. Este le hizo una señal de broma a Louis diciendo que lo estaba observando, una sutil petición para que se comportara.

Publicidad

Más tarde, Louis se uniría a sus padres y al resto de la familia en el balcón mientras concluía el desfile del Jubileo de Platino, pero esta vez Middleton tomó medidas.

Se aseguró de colocarse detrás de su hijo y de frenarlo cada vez que intentaba avanzar. Algunos miembros de la familia, como el príncipe Charles, dejaron que Louis se sentara en su regazo para distraerlo, y más tarde, el niño le plantó un beso en la mejilla de su madre.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad