logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

"¡Eres muy vieja!", nietos prohíben que abuela tenga citas hasta que reconocen al hombre con el que está saliendo - Historia del día

Vanessa Guzmán
01 jul 2022
07:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Unos adolescentes que visitan a su abuela para el almuerzo del domingo la escuchan coquetear por teléfono y le dicen que es demasiado mayor para tener citas.

Publicidad

¿Alguna vez te ha sorprendido ver a un extraño en el espejo? ¿Un extraño que reconoces como tú mismo? ¿Un extraño que es mucho mayor de lo que pensabas que serías alguna vez?

Entonces comprenderás cómo se sintió Mandy cuando sus nietos adolescentes le dijeron que era demasiado mayor para el amor y demasiado mayor para los besos.

Foto de mujer mayor sonriendo. | Foto: Unsplash

Foto de mujer mayor sonriendo. | Foto: Unsplash

Publicidad

Mandy había enviudado muy joven y crio sola a su única hija, Rita. Su ya complicada vida se volvió aún más difícil cuando Rita quedó embarazada a los dieciséis años.

Dio a luz a Jessica, y fue Mandy quien crio a su nieta mientras su hija terminaba la escuela secundaria y asistía a la universidad. Entonces Rita se casó y la familia creció.

Mandy estuvo completamente comprometida con sus nietos. Jessica tenía ahora dieciséis años, Mark tenía doce y Brad solo siete. Fue solo cuando Brad fue a la escuela que Mandy se dio cuenta de lo sola que estaba.

Sí, tenía una hija y un yerno que la adoraban, y tres hermosos nietos, pero ahora que estaban creciendo y su vida estaba muy vacía.

Publicidad

La excepción eran los domingos. Los tres chicos iban a almorzar con su abuela para darle un descanso a sus padres. Para Mandy era un placer. Hacía los platos favoritos de sus nietos y un postre especial.

¡Lo mejor de todo es que pasaba tiempo de calidad con sus queridos nietos! Cuando sonaba el timbre, ella corría hacia la puerta. "¡Chicos!", expresaba y comenzaba a repartir abrazos.

Lee también: Abuela de 61 años con 17 nietos está casada con un chico de 24 años

Antes de que pasara mucho tiempo, los cuatro estaban sentados disfrutando de un espléndido almuerzo y charlando alegremente. "Dime, Jessica", preguntó Mandy. "¿Cómo te fue en el examen final de matemáticas?".

Publicidad

En ese momento, sonó el teléfono de Mandy. "¡Lo siento chicos!", exclamó y respondió a la llamada.

Plato con una hamburguesa. | Foto: Pexels

Plato con una hamburguesa. | Foto: Pexels

Publicidad

"Hola…" Mandy sonrió y sus nietos se sorprendieron al verla sonrojarse. "Sí... Hmmm… Tendrías que persuadirme (…) Puedo ser sobornada con besos", le dijo la abuela de tres a la persona al otro lado del teléfono.

Unos momentos después, Mandy colgó. Se volvió hacia la mesa sonriendo y se encontró con rostros hostiles.

"¿Qué está pasando, abuela?", preguntó Jean bruscamente. "¿Quién era ese?".

Mandy se sorprendió por el tono agresivo de Jean, pero mantuvo la calma. "Alguien con quien estoy saliendo", dijo.

"¿Saliendo?", intervino Brad. "¿Qué quieres decir?”.

Publicidad

Mark le dio un codazo a su hermano menor. "Ella quiere decir que está SALIENDO con este tipo", dijo.

"¡NO PUEDES!", exclamó Jean.

"Sí", dijo Mark. "¡Eso es ASQUEROSO! ¡Eres VIEJA!".

"¿Perdón?", manifestó Mandy. "¿De dónde sacan ustedes que pueden decirme qué hacer?”.

"Por favor, abuela", se burló Jessica. "¡Es patético, una mujer de tu edad!".

Mandy se sonrojó. "¿Una mujer de mi edad?", ella preguntó. "¿A qué te refieres exactamente con una mujer de mi edad?".

Publicidad
Mujer usando su teléfono celular. | Foto: Unsplash

Mujer usando su teléfono celular. | Foto: Unsplash

"Como dijo Mark", explicó Jessica. "Eres demasiado VIEJA para estas cosas".

"¿Qué cosas?", preguntó Mandy que comenzaba a enfadarse.

Publicidad

"Amor y besos", dijo Jessica, luego bajó la voz y lanzó una mirada a los chicos. "HACER el amor. ¿Sabes lo ridículo que es eso?".

"Entonces, ¿crees que la idea de que alguien pueda enamorarse de mí es RIDÍCULA?", preguntó Mandy. "¿Es eso lo que estás diciendo?".

Jessica se encogió de hombros. "Sí".

"Por favor, abuela", dijo Mark. "Jessica tiene razón. ¿Te imaginas besar con dentaduras postizas? ¡Sí!".

"¡No tengo dentaduras postizas!", contestó Mandy muy entristecida.

“No, dijo Mark. ¡Pero estoy seguro de que tu novio sí!".

Publicidad

"¡Eso es suficiente!", dijo Mandy llorando. "Por dentro, soy la misma chica que era cuando conocí a tu abuelo. ¿Cómo puedes decirme estas cosas? ¡Fuera, todos ustedes! ¡Váyanse a casa!".

Niño gritando. | Foto: Pexels

Niño gritando. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Pero no hemos tenido postre!", señaló Brad en tono de queja.

"Sí", dijo Jessica. "Queremos ese pastel de merengue de limón".

"Lo siento", dijo Mandy. "Soy demasiado viejo para hornear pasteles y besar, ¡así que será mejor que te vayas a casa!".

Cuando Jessica, Mark y Brad llegaron a casa, estaban muy indignados. Se quejaron con sus padres de cómo Mandy los había echado sin postre porque le dijeron que era demasiado mayor para salir con alguien y darse besos.

Se esperaban una sorpresa. "¿Cómo se atreven a decirle a su abuela lo que tiene que hacer?", preguntó su madre enojada. "¡Vuelvan enseguida y pídanle disculpas!".

Publicidad

Los tres caminaron las dos cuadras de regreso a la casa de su abuela enfurruñados. "No quiero disculparme", seguía diciendo Mark. ¡No lo haré!".

Cuando llegaron a la casa de Mandy, vieron un automóvil detenerse y una figura familiar salir y caminar hacia la puerta de su abuela. "Oye", dijo Mark. "¡Ese es el Sr. William, mi entrenador de tenis!".

"¡Mamá dice que es un conquistador!", comentó Jessica.

"¿Pero por qué va a la casa de la abuela y por qué tiene flores?", preguntó Brad sospechosamente.

"¡DIOS MÍO!", exclamó Jessica. "¿Creen que sea el NOVIO de la abuela?".

Publicidad
Dentadura postiza. | Foto: Unsplash

Dentadura postiza. | Foto: Unsplash

"Nah..." dijo Mark. "¡Eso es imposible!".

Fue entonces cuando Mandy abrió la puerta. ¡Los niños notaron por primera vez que su abuela era realmente muy bonita y nada vieja! El señor William tampoco parecía pensar que ella fuera vieja. Él la estaba besando, mucho.

Publicidad

Lee también: Le dije a mi abuela mortalmente enferma que era la peor del mundo - Historia del día

"Chicos", dijo Jessica. "Creo que será mejor que volvamos y nos disculpemos otro día. ¡Creo que la abuela está ocupada!". Regresaron al día siguiente y se disculparon humildemente, y se convirtieron en los mayores partidarios de su abuela.

Pareja mayor feliz. | Foto: Unsplash

Pareja mayor feliz. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No juzgues a las personas por su edad o apariencia: Jessica, Mark y Brad vieron a Mandy como una abuela, no como una mujer, pero ella era ambas cosas.

Nunca se es demasiado mayor para el amor y los besos: Por muy viejos y arrugados que estemos, en nuestro interior laten los mismos corazones esperanzados que anhelan enamorarse y ser felices.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de nuestro lector y escrito por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hombre entra a la casa de la abuela de su prometida y ve foto suya de la infancia - Historia del día

02 de abril de 2022

Anciana le promete a sus 5 nietos herencia de $2 millones: al final nadie recibe nada - Historia del día

04 de marzo de 2022

Hombre deja a esposa que adoptó a una anciana de una residencia: ella recibe una carta cuando la señora muere - Historia del día

08 de junio de 2022

Hombre presenta a su novia a los abuelos: abuela reconoce en ella a una mujer de su pasado - Historia del día

20 de abril de 2022