logo
instagram.com/transparent_trans_parenting
Fuente: instagram.com/transparent_trans_parenting

Mamá ve que su varoncito empieza a usar vestidos: acepta que tiene una hija

Georgimar Coronil
26 jul 2022
12:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Unos años después de que una pareja le diera la bienvenida a su primer hijo a este mundo, notaron un cambio inusual en su comportamiento. Se preocupaba por cosas que no molestaban a otros niños de su edad. De repente, todo empezó a tener sentido cuando se acercó a su madre y le hizo una confesión que cambió su vida.

Publicidad

Nikki y Graham Scott, de Ontario (Canadá), se sintieron felices cuando se convirtieron en padres. Sin embargo, no imaginaron que algunas cosas iban a cambiar con el paso del tiempo.

Cuando el niño cumplió 6 años, les dijo que no se sentía como un varón. En ese momento, Nikki y Graham pensaron que su hijo solo estaba pasando por una fase, pero pronto se dieron cuenta de que debían aceptar la verdadera identidad de su hija, Ella Scott.

Publicidad

"Siempre supimos que era un poco diferente cuando era pequeña, ya que siempre era amiga de las niñas y jugaba con juguetes de Frozen", recordó la madre.

INTERESES INUSUALES

Nikki también reveló que Ella nunca quiso jugar con sus dos hermanos menores, a quienes les gustaba "jugar duro". Le interesaba llevar faldas, vestidos y dejarse el pelo largo.

Cuando Ella le dijo a sus padres que quería ser un gato en Halloween, le permitieron llevar una falda con orejas de gato. Los papás no estaban seguros de ir por el camino correcto.

Publicidad

LA CONFESIÓN

Nikki y Graham le enseñaron a Ella libros sobre personas transgénero y dijo las palabras que habían estado esperando escuchar.

"No soy un chico, no me siento así por dentro", expresó Ella.

Después de que Ella saliera del armario, Nikki y Graham querían saber si apoyar la decisión de su hija era lo correcto, así que consultaron a un psicólogo infantil que les aseguró que iban por el buen camino.

Lee también: Bebé nace a la misma hora de la muerte de su padre: tiene que visitar su tumba en vez de recibir abrazos cálidos

Publicidad

Los padres dejaron que su hija hiciera lo que quisiera después de que el psicólogo confirmara que apoyar su transición era seguro.

Permitieron que se dejara crecer el pelo, que llevara ropa de chica y que usara pronombres femeninos en el colegio. Todo iba muy bien hasta que sus compañeros de clase empezaron a hacerle la vida imposible.

"El primer grado fue confuso porque algunos compañeros decían que no era una niña", contó Nikki.

Los papás cambiaron a su hija a otro colegio para que tuviera un espacio seguro para la transición. Descubrieron que sus profesores y amigos la apoyaban mucho.

Publicidad
Publicidad

LA REVELACIÓN DEL GÉNERO

Cuando Ella cumplió ocho años, sus padres pensaron que era el momento adecuado para comunicarle a la familia sobre su identidad de género. Nikki y Graham organizaron una fiesta de revelación de género de su hija años después de su nacimiento.

Los hermanos de Ella, Teddy y Regan la acompañaron emocionados a la fiesta. Con el apoyo de su familia, la chica confesó que no quería vivir como un niño y aceptó su identidad trans.

"La familia le dio la reacción de apoyo y cariño más esperada cuando salió del armario", dijo la madre.

Lee también: Hombre no logra convertirse en padre durante años: se niega a adoptar hasta que ve a la niña de una visión que tuvo en la infancia

Publicidad

UN ESPACIO SEGURO

Nikki sintió que no tenía suficientes recursos para ayudarla a afrontar la transición. Señaló que encontró mucha información sobre los adultos trans, pero nada sobre los niños. Su experiencia la incentivó a compartir su historia en las redes sociales para ayudar a otros padres que enfrenten situaciones similares.

"Quiero que los padres sientan que tienen un espacio seguro porque nosotros no teníamos a nadie que nos ayudara", reveló.

Sin embargo, no todo el mundo estaba contento después de leer la historia de Ella. Algunas personas consideraron que Nikki y Graham no deberían haberla escuchado porque era muy pequeña.

Publicidad
Publicidad

LOS COMENTARIOS

"¡Pobre chico! Eso es toda una vida de problemas de salud mental que se pueden atribuir directamente a la completa estupidez de sus padres", dijo un usuario.

Otra persona acusó a Nikki y Graham de "abuso infantil". Un tercero exigió que los servicios sociales intervinieran y sacaran a Ella de la casa de sus padres.

"Otra mente joven destruida", expresó un internauta.

Algunas personas creían que los padres no deberían aceptar todo lo que dicen sus hijos, mientras que otras apoyaban a Nikki y Graham por organizar una fiesta de revelación de género para su hija trans. ¿Qué opinas tú? ¿Deben los padres apoyar a sus hijos en todo lo que hacen?

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Abren la caja fuerte de la esposa tras su muerte: esposo descubre que estaba casado con una extraña

11 de junio de 2022

Adolescente despierta del coma y les dice a sus padres que ella no es su hija - Historia del día

13 de mayo de 2022

Madre con síndrome de Down pierde amigos por su embarazo: se ve obligada a criar a su bebé sin el padre

22 de junio de 2022

Hijo humillado por su familia adoptiva encuentra cartas que le escondieron – Historia del día

29 de marzo de 2022