logo
Flickr / Quinn Dombrowski Shutterstock
Flickr / Quinn Dombrowski Shutterstock

Papá en silla de ruedas se convierte en el compañero de baile de su hija en fiesta de graduación porque nadie la invitó - Historia del día

Georgimar Coronil
19 ago 2022
18:30

Los amigos de Érika la convencieron para que fuera al baile de graduación aunque no tuviera pareja. De repente, el padre apareció y bailó con su hija. Lamentablemente, los demás chicos empezaron a burlarse de ellos, y fue entonces cuando el hombre hizo algo que nadie esperaba.

Publicidad

"Diviértete, cariño", le dijo Gregorio a su hija, Érika, que por fin estaba lista para el baile. Sin embargo, la chica dudaba en la puerta porque no tenía pareja, a diferencia de sus dos únicos amigos. Siempre había sido tímida y nadie la había invitado al baile. Pero Gregorio y su mujer, Olivia, estaban convencidos de que se lo pasaría bien.

“Puede que alguno de los otros chicos tampoco tenga pareja y te invite a bailar", dijo Olivia, empujando a su hija hacia la puerta.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

A pesar de sus preocupaciones, Érika se estaba divirtiendo mucho en el baile. No importaba que no tuviera pareja, y su madre tenía razón. Algunas personas iban solas y otras en grupo con sus amigos, como ella. Sus preocupaciones habían sido en vano. Disfrutaba bailando y haciéndose fotos con sus amigas, sobre todo porque este sería uno de los últimos recuerdos que tendría con ellas antes de irse a la universidad.

Sin embargo, surgió una canción lenta y sus amigas querían bailar con sus parejas. "Me sentaré allí. Estoy muy cansada", y se dirigió hacia una de las mesas para descansar.

Érika se sentó y vio que todos se emparejaban y bailaban lentamente; incluso los que no venían con citas se las arreglaban para encontrar a alguien.

Publicidad

De alguna manera, eso la hizo sentir incómoda. Las únicas personas que no bailaban eran algunos padres que se habían ofrecido como voluntarios para acompañar el evento. Con suerte, la gente no se daría cuenta y la canción lenta terminaría pronto.

Sin embargo, algo en la esquina le llamó la atención, y vio a su padre rodando su silla de ruedas hacia ella con una gran sonrisa. "¿Quieres bailar, jovencita?", le preguntó extendiendo la mano.

"¡Papá!", dijo ella con una sonrisa, cogiendo su mano y poniéndose de pie. Se dirigieron a la pista de baile y empezaron a bailar como pudieron. Su padre bailaba sorprendentemente bien incluso desde su silla de ruedas, y ella se sintió mucho mejor.

Publicidad

Por desgracia, su felicidad duró poco. La música no era suficiente para ahogar algunas de las risas maliciosas que llegaban a sus oídos y, al mirar a su alrededor, vio que algunos de sus compañeros se reían de ellos.

"¡Oh, qué perdedora!".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"¡Tiene que bailar con su padre! Qué tristeza".

Los comentarios se volvieron demasiado hirientes. Llamó la atención de su padre. "Papá, salgamos de aquí", suplicó ella.

Él frunció el ceño, mirando su rostro angustiado, y finalmente, se dio cuenta de las risas y miradas de los otros chicos. "No, Érika. Sigue bailando. Sigue divirtiéndote", le dijo, intentando que se moviera. Pero su hija estaba demasiado avergonzada, y nada era peor que ver a tu hija sufrir.

"Ok, ve a sentarte. Tengo que hacer algo antes", afirmó Gregorio y se alejó de la pista de baile.

Publicidad

Érika volvió a la mesa y abrió una de las botellas de agua para calmarse. Quería acabar con esa noche y olvidarse de todo. El colegio era horrible. La gente era horrible, y ella no veía la hora de irse a la universidad.

De repente, la música paró por completo y la gente se volvió hacia el pequeño escenario donde el DJ había montado su equipo.

Érika se levantó y vio a su padre allí arriba, llamando la atención de todos. "Hola, chicos. Espero que estén teniendo una noche de baile divertida", empezó, y todos los chicos aplaudieron. Pero Érika vio cómo la gente que se burlaba de su baile se reía maliciosamente de él. Quiso protegerlo de ellos. Pero su padre estaba a punto de defenderla.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"Hace años, cuando tenía la edad de ustedes, mis compañeros de clase y yo alquilamos un autobús para la noche del baile. Se suponía que iba a ser el mejor momento de nuestras vidas, pero no lo fue. Tuvimos un accidente y hubo un incendio. Me lesioné tratando de sacar a todos del autobús. Ese día lo logré, pero también pagué el precio", explicó Gregorio, señalando sus piernas.

Toda la sala estaba ahora en silencio. No había burlas. Sin risitas. Nada. Érika se centró únicamente en su padre, que nunca había hablado de su accidente con tanto detalle con ella.

Publicidad

"Les sorprendería saber que algunas de las personas que salvé están aquí hoy. Samantha y Katherine, de pie en la esquina de allí, por ejemplo", señaló, y la gente miró hacia esas madres. "Creo que sus hijos son Andrés y Ricardo, a quienes acabo de ver riéndose de mí y de mi hija bailando".

Todos miraron a los chicos que mencionó, y al menos parecían avergonzados.

"Pero no fueron los únicos, por supuesto. De todos modos, solo quería decir que he salvado a suficiente gente y he trabajado duro en mi vida para poder bailar con mi hija en su noche de graduación y que no se burlen de ella”.

Publicidad

“Pensé que habíamos progresado y que esta nueva generación cree en la inclusión, la tolerancia y la comprensión. Pero me da pena ver que mis antiguos amigos del instituto han criado a niños que se burlaran de un discapacitado y de su hija solo por bailar... Espero que aprendan de esto. Mientras tanto, mi hija y yo seguiremos divirtiéndonos esta noche. Gracias", terminó Gregorio. Devolvió el micrófono y unos chicos le ayudaron a bajar de la plataforma.

Érika sonrió, con lágrimas en la cara. Nunca supo que su padre había sido un héroe, y pensaba pedirle más detalles al respecto más tarde.

Gregorio se acercó a ella, le tendió la mano de nuevo y ella no pudo negarse. La música se reanudó y bailaron toda la noche. Sus amigos y sus parejas se unieron a ellos durante las canciones rápidas.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

En algún momento, Érika vio a las madres que su padre había mencionado regañando a sus hijos, y sonrió por ello. Se lo tienen merecido, pensó y siguió divirtiéndose. Algunos de los chicos que habían sido regañados se acercaron a disculparse unos minutos después, y uno de ellos le pidió a Érika que bailara, pero ella lo rechazó y siguió disfrutando de la noche con su padre.

Publicidad

Cuando terminó la fiesta, Gregorio la llevó a comer un helado y Érika le hizo preguntas sobre el accidente, maravillada por lo valiente que había sido su padre a su edad. Fue entonces cuando decidió convertirse en una socorrista en el futuro. Ella también quería salvar vidas.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No burlarse nunca de los demás, sea cual sea la circunstancia: A los 18 años, todo el mundo debería saber que juzgar a los demás por su apariencia, género, orientación o cualquier otra cosa es terrible. Gregorio y Érika no deberían tener que soportar esas burlas durante el baile de graduación.

Nunca te pierdas un evento al que quieras asistir solo porque no tengas pareja: No hay razón para no divertirse, incluso si vas solo.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Peluquero se ofrece a cortar el cabello de hermosa mujer sin hogar: esto la ayuda a encontrar a su familia - Historia del día

20 de julio de 2022

Mujer deja a papá en una residencia y nunca lo visita: recibe carta suya tras su muerte - Historia del día

21 de abril de 2022

Mujer deja a papá en silla de ruedas en la calle y promete volver pronto: regresa 12 años después - Historia del día

19 de abril de 2022

Mamá da en adopción a hija en silla de ruedas: 18 años después la ve bajarse de auto de lujo y caminar - Historia del día

08 de agosto de 2022

Mujer le da todos sus ahorros a un indigente, luego recibe mansión de $2 millones a cambio - Historia del día

03 de mayo de 2022

Hombre insiste en estar solo con hijastro: la esposa desconfía e instala cámara en la habitación del chico - Historia del día

16 de junio de 2022

Papá millonario se da cuenta de que cometió un error al impedir que su hija se casara con el hijo del conserje - Historia del día

02 de julio de 2022

Niña avergonzada de su papá lo esconde de todos: un día sus compañeros de clase se le acercan - Historia del día

27 de julio de 2022

Novia no quiere que su papá en silla de ruedas la lleve al altar hasta que lo ve en la tele - Historia del día

28 de mayo de 2022

Mamá solitaria envía a su hijo mal portado a la estación de policía: él regresa con una medalla - Historia del día

02 de agosto de 2022

Mujer solitaria ofrece refugio a un hombre durante lluvia: al otro día ve a su esposa en su patio - Historia del día

23 de julio de 2022

En funeral de su mejor amiga, mujer recibe una nota suya y adopta a niños de los que no sabía nada - Historia del día

15 de julio de 2022

Hombre visita a abuela de 81 años con su pandilla tras enterarse de que está sola y sin amigos - Historia del día

24 de junio de 2022

Niño huérfano halla mochila malograda en casa abandonada y se entera de que es de su madre desaparecida - Historia del día

04 de mayo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited