logo
Policía | Foto: Shutterstock
Policía | Foto: Shutterstock

Joven policía atiende a viuda anciana a diario: luego ella lo reconoce accidentalmente en una foto vieja - Historia del día

Vanessa Guzmán
15 sept 2022
08:00

Sandra se deprimió tras perder a su marido, Oliver, un joven policía empezó a visitarla, aunque no sabía por qué. Un día, ella lo acompañó a su patrulla y vio una vieja gorra de béisbol dentro del auto que le trajo un recuerdo. Corrió a su casa, buscó un viejo anuario y descubrió la verdad.

Publicidad

"Gracias por venir hoy. Han pasado 15 años desde la muerte de mi esposo, y este día sigue siendo igual de duro. Nunca es menos doloroso", Sandra agradeció al joven policía, Samuel, que había comenzado a visitarla a diario después de que la vio llorando afuera de un supermercado.

Le secó las lágrimas, la consoló, cocinó y habló con ella para que no estuviera sola. Se había convertido en su único consuelo durante sus peores días, pero había un misterio: ¿por qué le importaba? Pero ella no preguntó, ya que la compañía se sentía bien.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Sra. Ferreira, todo mejorará si vuelve a dar clases. Ha estado fuera de las aulas el tiempo suficiente", dijo el oficial mientras salían de su casa. Sandra lo acompañó a su auto y Samuel nuevamente decidió discutir este tema.

Publicidad

Ella le había hablado sobre su amor por la docencia. Sin embargo, renunció después de enviudar tan inesperadamente.

Habían pasado quince años y no tenía idea de si podría volver a enseñar. “No creo que la escuela me vuelva a contratar, joven”, bromeó Sandra, agregando humor para desviar el tema.

"Otra excusa. Voy a convencerte de que regreses algún día", prometió Samuel, sonriendo. Llegaron a su auto y él se subió al lado del conductor. Abrió la ventana del asiento del pasajero para que Sandra pudiera inclinarse.

"Gracias por visitarme. Es muy amable de tu parte", dijo y su atención se centró en algo en el asiento. Era una gorra de béisbol gastada. Había algo familiar en la gorra, aunque todavía no podía ubicar qué.

"Está bien, la veré mañana, señora Ferreira", dijo Samuel, arrancando el auto. Ella se echó hacia atrás y se despidió mientras él se alejaba. La imagen de la gorra se plantó en su mente por alguna razón. Era una gorra genérica del equipo estatal de béisbol. ¿Por qué sería importante?

Un pensamiento apareció de repente. La gorra por sí sola no era significativa, pero la gorra en el auto de Samuel era una historia diferente. Le vino a la mente una imagen: un chico de su clase con esa misma gorra. Un chico del que no había oído hablar ni visto en 15 años.

Publicidad

Dio un pisotón en el césped mientras corría de regreso a la casa y se dirigía directamente a su oficina. Guardaba algunos de sus viejos anuarios y fotos allí.

Sandra empezó a sacar cada uno del estante desesperadamente y a desecharlos cuando no eran lo que buscaba. Finalmente, lo encontró.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

En ese entonces, era profesora de ciencias para alumnos de quinto grado y un estudiante, Sam, era su favorito. Provenía de un entorno triste. Sus padres lo habían abandonado y se fueron del país, dejando a su abuelo para criarlo. Pero el hombre era mayor y no podía hacer mucho con él.

Publicidad

Sandra a menudo invitaba a Sam a cenar a su casa, y así fue como el chico conoció a Oliver, su esposo. Congeniaron por su amor por el béisbol. Oliver le compró a Sam una gorra, que el niño usó todos los días para ir a la escuela desde entonces. La que había visto en el auto de Samuel era igual, pero más vieja, como gastada por el tiempo.

"Puedes conseguir esas gorras en todas partes", pensó Sandra, sacudiendo la cabeza mientras miraba la foto de Sam en el anuario. Ella se negó a creerlo. Sam no podía usar la gorra en las tomas individuales, pero la coló en las fotos de clase, y mientras Sandra miraba de cerca la sonrisa tonta del niño, tuvo la respuesta a la pregunta que no se atrevía a hacer.

Hace quince años, Oliver invitó a Sam a ver jugar a su equipo de béisbol favorito en un estadio local. Era la primera vez que el niño iba a algo así, y ambos estaban emocionados. Oliver y Sandra no tenían hijos, por lo que Sam se había vuelto increíblemente cercano a ellos. Pero esa noche… todo cambió.

Empezó a llover después del partido, el auto de Oliver se desvió y sucedió lo peor. Sam lo logró, pero Oliver no.

Sandra estaba desconsolada después. Renunció, no habló con nadie y se mantuvo reservada después de su aplastante pérdida. La mayoría de los días, no se levantaba de la cama.

Publicidad

Años más tarde, escuchó que Sam y su abuelo se había mudado poco después del accidente para comenzar de nuevo porque el niño se sentía culpable por eso. Sandra nunca lo culpó. No fue su culpa. Aun así, esperaba lo mejor para él.

Ahora sabía que le estaba yendo bien. Porque Sam era Samuel.

Al día siguiente, cuando llegó Samuel, ella le mostró el anuario de inmediato y un gesto confirmó su sospecha.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"Lamento no haber sido totalmente honesto, señora Ferreira", dijo, rascándose la cabeza. "No sabía cómo decirte quién era realmente, sobre todo porque todavía siento que es mi culpa".

Sandra negó con la cabeza, y se sentaron y hablaron durante horas y horas. Le aseguró a Sam que no había sido su culpa. Que fue un accidente.

Publicidad

Ella le preguntó sobre su vida y él reveló que su nombre no era realmente Sam. Lo había cambiado porque su padre tenía el mismo nombre y no quería tener nada que ver con él. Cambió su nombre completo para honrar a su abuelo. Luego se hizo policía porque quería ayudar a los demás.

Cuando Samuel se fue, el corazón de Sandra se sintió más aliviado. Era como si algo se hubiera aclarado en su alma después de volver a ver al pequeño Sam, a quien ella y Oliver trataban como a su propio hijo. Volvió a su oficina y miró los anuarios, examinándolos de nuevo.

De repente, volvió a tener ganas de enseñar, así que llamó a la escuela al día siguiente para pedir su trabajo nuevamente. Estaban encantados de tenerla de vuelta.

"Te lo dije", señaló Samuel después de que Sandra le contó que volvería a dar clases. Ambos se rieron y supieron que estarían en la vida del otro por mucho tiempo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Nunca te culpes por los accidentes: Las tragedias ocurren todos los días, y Samuel no debería haberse culpado por ello. Es solo una parte de la vida.
  • Ayudar a los demás, especialmente a los que están de duelo, es una hermosa vocación: Samuel se convirtió en policía porque quería ayudar a los demás. Visitó a Sandra, con la esperanza de apoyarla también.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi hijo de 5 años empezó a evitar a su madre - Su razón me preocupó mucho, así que enfrenté a mi esposa

11 de marzo de 2024

Hombre tiene cita con joven secretaria sin saber que su esposa está sentada detrás de ellos - Historia del día

22 de enero de 2024

Llevé a mi hijo al hospital tras un accidente y descubrí que en realidad no era mi hijo - Historia del día

25 de enero de 2024

Jefe obliga a limpiadora pobre a bailar para hombre rico, resulta que se conocen - Historia del día

17 de enero de 2024

El incidente de la tienda de novias – ¡No tenían ni idea de quién era!

23 de enero de 2024

Niño vuelve de campamento y se encuentra con que sus padres se han ido y su casa está en venta - Historia del día

22 de enero de 2024

Mi esposa me dijo que habían enterrado a nuestro hijo de 3 años - Un día después descubrí la horrible verdad

05 de febrero de 2024

Mis abuelos se opusieron a mi matrimonio por el color de la piel de mi prometido, pero él demostró ser un buen partido

11 de abril de 2024

Hombre tiene una cita con su secretaria sin saber que su esposa está sentada detrás de ellos - Historia del día

08 de marzo de 2024

Mujer se da cuenta de que su vestido rojo y sus tacones desaparecieron, los halla escondidos en el garaje de su marido

21 de febrero de 2024

Noto que desaparece dinero del alijo familiar y sigo al culpable - Historia del día

22 de marzo de 2024

Mi suegra nos visitó mientras yo estaba fuera de casa - Cuando volví, mi hija me contó algo que destrozó a nuestra familia

11 de abril de 2024

Mi suegra hizo en secreto una prueba de ADN a mi hijo y quedó horrorizada por la verdad que reveló

07 de marzo de 2024

¿Me equivoco al hacer que mi esposo elija entre su madre y yo tras el nacimiento de nuestro bebé?

08 de febrero de 2024