logo
Mujer compartiendo con su hijo. | Foto: Flickr / Eric Lewis (CC BY-SA 2.0)
Fuente: Mujer compartiendo con su hijo. | Foto: Flickr / Eric Lewis (CC BY-SA 2.0)

Hijo invita a su madre divorciada a cita en un café: ve a docenas de hombres en su puerta al día siguiente - Historia del día

Vanessa Guzmán
22 sept 2022
01:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un niño pequeño hace un gesto considerado por su madre divorciada al invitarla a una cita, y al día siguiente, decenas de hombres aparecen en su puerta para hacer algo conmovedor por ella.

Publicidad

Había sido un día largo para Simón, de seis años. Tenía que levantarse temprano para prepararse para la escuela, ir a sus clases, volver a casa, hacer su tarea, y luego, irse a la cama. Pero Simón no estaba cansado. Su mente estaba llena de pensamientos sobre su madre.

Raquel se había divorciado del padre de Simón hacía más de un año. Trabajaba muchas horas para mantener a su hijo y siempre estaba cansada cuando llegaba a casa. Simón trataba de ser un buen niño, para que su madre estuviera feliz, pero a veces ella lloraba.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Esa noche, Simón fingió estar dormido cuando Raquel entró en su habitación. Sabía que había estado llorando, y odiaba verla tan triste. Pero también sabía que ella necesitaba algo de tiempo para sí misma.

Por eso se quedó quieto y agarró su peluche con fuerza hasta que ella salió de la habitación. Luego se levantó al instante, mirando su alcancía, mientras tenía una idea.

Al día siguiente, cuando Simón regresó de la escuela, Raquel no estaba en casa. Ella le había dejado una nota en el refrigerador diciendo que su vecina, la Sra. Gina, estaría allí para cuidarlo mientras ella no estaba.

Simón sabía que el momento era perfecto. Antes de que llegara la Sra. Gina, fue a su habitación y tomó su alcancía del estante.

Publicidad

"Lo siento", se disculpó con su alcancía a la que llamaba Charlie. "Sabes que somos los mejores amigos y nunca te haría esto. Pero mamá te necesita".

Simón estaba tan triste por romper la alcancía que cerró los ojos cuando la dejó caer al suelo. Cuando se rompió en pedazos, un repiqueteo de monedas llenó la habitación.

"Uno, dos, tres…". Simón comenzó a contar el dinero con sus diminutas manos, separando cuidadosamente moneda tras moneda de las piezas rotas.

Al final, totalizó $20 y la felicidad de Simón no tuvo límites. "¡Esto es suficiente! ¡Mamá, te daré la mejor sorpresa para tu cumpleaños! ¡Nunca volverás a estar triste!", se dijo a sí mismo, sonriendo.

Publicidad

Lee también: Madre reconoce collar que su hijo compró en tienda de antigüedades y le regaló en Navidad - Historia del día

Dos días después, en el cumpleaños de Raquel, Simón la llevó a un café. No le contó sobre su sorpresa todavía y esperó hasta que estuvieron allí.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡No, mamá! ¡Espera!", detuvo a Raquel cuando estaba a punto de abrir la puerta del café. Quería abrirla para ella. "Después de ti", dijo y abrió la puerta.

"Oh," Raquel se rio, sorprendida. "¡Muchas gracias cariño!".

Simón corrió hacia la mesa delante de Raquel y deslizó la silla para ella, sorprendiéndola aún más.

"Toma asiento, mamá. ¡Tengo una sorpresa para ti!", dijo, y Raquel no entendía lo que estaba pasando.

Pronto, la mesera les trajo bebidas y papas fritas. "Feliz cumpleaños, señora", dijo. "Tiene un hijo adorable. Ayer vino con su vecina y planeó esta sorpresa para usted. Y como queríamos hacer algo extra, le obsequiamos unas tartas de limón. No se preocupe sobre la cuenta. Simón ya la pagó”.

Publicidad

"Pero, cariño, ¿de dónde sacaste el dinero?", preguntó Raquel, preocupada, mientras sus ojos se llenaban de lágrimas.

"Tuve que romper a Charlie, mamá. Pero no me arrepiento. Soy un niño grande, ya ves. Le dije eso a Charlie".

Raquel no pudo controlar sus lágrimas en este momento.

"No tienes que estar triste porque papá nos dejó, mamá. Estoy aquí. No me gusta cuando lloras en medio de la noche. ¡Siempre quiero que seas feliz!", añadió Simón. "¡Límpiate las lágrimas, mamá, y por favor sé mi cita para esta noche! ¿Quieres?". Se arrodilló e invitó a Raquel a bailar.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

La mesera puso la canción favorita de Raquel y al escucharla, no pudo evitar derramar lágrimas de felicidad mientras complacía a su pequeño. La sorpresa de Simón no fue nada grandiosa ni costosa. De hecho, fue una cita modesta en un café sencillo cerca de su casa, pero fue su mejor cumpleaños porque fue un regalo que vino desde el corazón de Simón.

Publicidad

Los otros clientes en el café hicieron todo lo posible por no llorar cuando vieron lo que Simón había hecho, pero todos fallaron. No pudieron evitar que sus lágrimas cayeran, y poco después, vítores y buenos deseos de cumpleaños para Raquel llenaron todo el lugar.

Raquel tuvo el mejor cumpleaños y el mejor día de su vida.

Al día siguiente era domingo, y Simón estaba jugando en su habitación cuando escuchó que llamaban a la puerta. Raquel estaba ocupada en la cocina, así que decidió abrir y se sorprendió al ver un extraño parado afuera con un ramo de flores en sus manos.

"¿Quién es usted, señor?", preguntó Simón.

Publicidad

Antes de que el hombre pudiera responder, otro hombre se acercó, y luego otro, y después varios más. "¡MAMÁ! ¡Hay mucha gente aquí!". Simón corrió adentro hacia Raquel, aterrorizado.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Cuando Raquel se acercó a la puerta, se sorprendió. "¿Qué se les ofrece?", preguntó, sorprendida de ver docenas de hombres en su puerta.

El primer visitante sonrió y dijo: "Hola, soy William. Soy un periodista local y vi lo que tu hijo hizo por ti ayer en el café. Fue impresionante... No esperaba eso de un niño tan pequeño". De hecho, mentiría si dijera que no me conmovió. Ayer publiqué una historia al respecto en mi periódico y recibí correos electrónicos de varios hombres que querían compensar la ausencia de su esposo. ¡Feliz cumpleaños!".

Cuando Raquel aceptó las flores de los hombres en el umbral de su puerta, sus lágrimas no se detuvieron. Volvió a mirar a su hijo, que le sonreía ampliamente, y en sus pensamientos, dijo en silencio: “gracias a Dios”.

Publicidad

Lee también: Hijo invita amablemente al nuevo amor de su madre a su casa: el exesposo se presenta inesperadamente - Historia del día

"Estaba tan molesta por mi pérdida que no vi la gema con la que fui bendecida. Mi hijo es un ángel. Dios mío, gracias por eso", dijo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Siempre hay un resquicio de esperanza en la vida; solo hay que buscarlo con paciencia: Raquel estaba tan consumida por su dolor que se olvidó de apreciar al hermoso hijo con el que había sido bendecida. Un amable gesto de Simón se lo recordó y nunca más volvió a estar triste.

El corazón inocente de un niño lo entiende todo: Si bien Simón tenía solo 6 años, sabía que su madre estaba profundamente herida después del divorcio, por lo que decidió hacerla feliz, sorprendiéndola con una cita madre e hijo en su cumpleaños.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Joven desconocido comienza a cuidar a pareja de ancianos: la señora nota que tiene la misma marca de nacimiento que ella - Historia del día

14 de julio de 2022

Hombre mayor es despedido a 2 horas de aceptar trabajo en tienda: recibe $70.000 para tratamiento de esposa al otro día - Historia del día

25 de junio de 2022

Niña comparte pastel de cumpleaños con indigente y al día siguiente él regresa con tres compañeros para agradecerle - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Indigente interviene cuando cajera humilla a veterano anciano: obtiene un trabajo bien remunerado después - Historia del día

31 de agosto de 2022