logo
Hombre cargando a una niña. | Foto: Flickr/Simóca&Annus (Public Domain)
Hombre cargando a una niña. | Foto: Flickr/Simóca&Annus (Public Domain)

Indigente va de puerta en puerta en busca de los padres de niña perdida: recibe segunda oportunidad en la vida como recompensa - Historia del día

Georgimar Coronil
28 sept 2022
18:00

Un indigente se encuentra con una niña perdida en la calle y se acerca para ayudarla. Va de puerta en puerta buscando a sus padres, pero todos sus intentos fracasan.

Publicidad

Jonathan vivía en la calle tras perder su casa en una inundación 15 años antes. El hombre perdió la fe en la vida, y la capacidad de soñar con una segunda oportunidad para mejorar su situación.

Un día, huyó de la policía y de una multitud enfurecida después de robar desesperadamente una fruta en una tienda. Jonathan se escondió detrás de un muro y se fijó en una pequeña que estaba sola en medio de la carretera. Parecía perdida y estaba llorando.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

El indigente decidió ignorarla al principio. Pero la niña se quejaba, y él no podía marcharse sin ayudarla. Se armó de valor, guardó la fruta en el bolsillo de su abrigo y se acercó a ella.

"Hola... ¿Qué haces aquí sola? ¿Dónde está tu madre?".

Publicidad

Jonathan miró a su alrededor para asegurarse de que nadie le observaba. Ya estaba teniendo un día problemático con la policía buscándole y estaba asustado.

La chica estaba aterrorizada. Frotándose los ojos, dijo: "Quiero ir con mamá y papá. Por favor, llévame a casa".

"¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Y cómo te llamas?", preguntó Jonathan, con cara de preocupación.

"Me llamo Ashley. Estaba jugando con mi gato. Se escapó y yo corrí tras él. Me di la vuelta para ir a casa, pero no recuerdo el camino".

El hombre miró a su alrededor y se dio cuenta de que estaban en un cruce. Había otros tres caminos, y Ashley no recordaba cuál era el que llevaba a su casa.

No podía dejar a la pequeña sola y, al mismo tiempo, no quería llevarla a la comisaría, ya que eso lo metería en más problemas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Tras pensarlo un momento, Jonathan tuvo una idea. La llevó de puerta en puerta por las distintas urbanizaciones, buscando a sus padres. Pero no fue tan fácil.

El tiempo se agotaba y Jonathan tenía que encontrar a los padres de Ashley antes de la puesta de sol. Llamó a todas las puertas, pero le rechazaron. Se dio cuenta de que la niña tenía hambre y le dio la fruta que había robado esa mañana. Era todo lo que tenía para cenar.

Empezó a hacer frío, así que se quitó el abrigo y se lo puso alrededor de ella para que se mantuviera caliente. Jonathan hizo todo lo posible por encontrar a sus padres, pero no lo consiguió.

La niña comenzó a llorar de nuevo y Jonathan se mostró impotente. No podía permitir que Ashley pasara la noche con él en la calle, así que tomó una decisión. A pesar de saber que sería arrestado por robo, se atrevió a ir a la comisaría con la niña, pidiendo ayuda para encontrar a sus padres.

"¡Arréstenlo!", ordenó el jefe. Jonathan fue puesto entre rejas, pero solo se preocupó por Ashley.

"Señor, por favor, ayúdela a encontrar a sus padres", suplicó.

Los agentes interrogaron a Ashley sobre su paradero. Comprobaron si había algún informe de persona desaparecida, pero no encontraron ninguno. Más tarde, recibieron una llamada de otra comisaría de la misma ciudad sobre una pareja que había presentado una denuncia por la desaparición de una niña.

Publicidad

"¿Se llama la niña Ashley, agente?", preguntó el inspector al otro policía.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Sí, se llama Ashley y tiene cinco años", respondió el policía.

La niña fue llevada a sus padres inmediatamente, y Jonathan suspiró aliviado en la cárcel. Se alegró de que Ashley se hubiera ido por fin a casa, sana y salva.

Preveía una condena de cárcel por robo. Pero al día siguiente, fue testigo de cómo eran los milagros cuando dos desconocidos fueron a buscarle con una noticia que le cambió la vida.

"Hola, inspector... Soy Alex", dijo. "He venido a pagar la fianza de ese hombre".

Publicidad

Jonathan no podía creer lo que veían sus ojos cuando Alex señaló hacia él.

"Hemos pagado la multa en el juzgado. Aquí están los papeles. Por favor, envíelo con nosotros", añadió.

Momentos después, Jonathan salió en libertad. No entendía lo que estaba pasando hasta que la pareja le ofreció una recompensa que daría un giro a su vida y alejaría todas sus miserias.

"Hola, soy Alex, el padre de Ashley, y esta es mi mujer, Samantha".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"Jonathan, mi hija me habló de ti anoche. Te estoy profundamente agradecido por haberla ayudado. No podemos imaginar lo que le habría pasado si no la hubieras encontrado. Muchas gracias", dijo Samantha.

Publicidad

Jonathan estaba abrumado por su gratitud. Les dio las gracias por haberle sacado de apuros cuando se produjo otra sorpresa.

"Tenemos una casa en el campo. Puedes quedarte allí gratis", ofreció Alex, provocando lágrimas de alegría en Jonathan.

"Dios mío... ¿En serio?", expresó.

"Sí, sé que no es nada comparado con tu ayuda. Pero, por favor, acéptala".

Por si fuera poco, Alex también le ofreció a Jonathan un trabajo como guardia de seguridad con un sueldo decente.

"¡Muchas gracias! No sé cómo pagarles por su amabilidad", sollozó Jonathan.

"¡No tienes que pagarnos! Te lo has ganado por tu ayuda", dijo Samantha.

Jonathan aceptó encantado la oferta y se mudó a la casa de la familia. Ese día recuperó la esperanza y empezó a creer en los milagros. Jonathan, un vagabundo que solía maldecir su destino, se ganó una segunda oportunidad en la vida.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Un pequeño acto de compasión se multiplica por diez: A pesar de saber que sería arrestado por un pequeño robo, Jonathan llevó a Ashley a la comisaría para ayudarla a encontrar a sus padres. Al final, su bondad y su ayuda desinteresada le recompensaron al día siguiente, cuando los padres de la chica le sacaron de la cárcel y le ofrecieron alojamiento y un trabajo.
  • Las personas bondadosas merecen una segunda oportunidad en la vida: Jonathan estuvo sin hogar durante varios años y nunca creyó en los milagros ni en las segundas oportunidades. Pero fue recompensado inesperadamente por ser amable con una niña perdida y ayudarla a encontrar a sus padres.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mandé a mi hija con mi madre a pasar el verano, pero pronto me enteré de que mi mamá había muerto y mi hija había desaparecido - Historia del día

06 de marzo de 2024

Mis padres me quitaron la herencia del abuelo para la universidad sin ni siquiera preguntar, pero la vida les demostró que se equivocaron

28 de abril de 2024

Mujer adopta a niña que no habla inglés y se sorprende al descubrir la verdad cuando aprende a comunicarse - Historia del día

06 de febrero de 2024

El pequeño Emile Soleil desapareció hace 8 meses – Sus restos fueron encontrados cerca de la casa de su abuelo

21 de abril de 2024

Descubrí lo que mi tirana madrastra había estado ocultando desde la muerte de mi padre - Tendrá su merecido

07 de marzo de 2024

Mujer adoptada ve accidentalmente un retrato familiar en casa de su vecino que incluye a sus padres biológicos

13 de mayo de 2024

Mi cuñada me trata como una niñera gratis para su hija, pero esta vez le he dado el llamado de atención que se merecía

10 de mayo de 2024

Padres del novio detectan lunar en hombro de la novia y suspenden la boda - La historia del día

23 de enero de 2024

Mujer visita a su novio para darle una sorpresa, le abre la puerta la esposa que desconocía - Historia del día

29 de febrero de 2024

Profesora universitaria vuelve antes a casa y ve a su marido con su alumna en el dormitorio - Historia del día

22 de abril de 2024

Mi cuñada me llamó tacaña por regalar a su hijo un "vergonzoso" regalo hecho a mano

18 de abril de 2024

Recibí extrañas llamadas mudas todos los días durante meses, hasta que una vez oí unas palabras que me impactaron - Historia del día

13 de febrero de 2024

Mi futura suegra me enseñó una foto de mi prometido con su ex, pero me quedé pálida al darme cuenta de quién era

15 de abril de 2024

Mi madre interrumpió mi boda para decirme la verdad - Historia del día

05 de abril de 2024