logo
Cuatro cajas frente a una puerta. | Foto: Shutterstock
Fuente: Cuatro cajas frente a una puerta. | Foto: Shutterstock

Mujer duda sobre cómo dividir la herencia entre sus 4 nietos hasta que ve 4 cajas con sus nombres en la puerta - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer estaba indecisa sobre cómo dividir su patrimonio entre sus nietos, pero después de ver unas cajas frente a la puerta de su casa decidió quién sería su heredero.

Publicidad

Técnicamente, escribir un testamento es bastante simple, pero el resultado para algunos podría dejar familias divididas. Podría destruir relaciones, generar rencores y, a veces, no hacer nada en absoluto.

Christine, una abuela de 69 años, no estaba segura de cómo dividir su patrimonio entre sus cuatro nietos, por lo que ideó un plan. Ella determinaría quién obtendría qué dependiendo de cómo la saludaran en su cumpleaños.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Dos días después, en la mañana de su cumpleaños número 70, encontró cuatro cajas de regalo en la puerta de su casa con los nombres de sus nietos. Se sorprendió, pero algo extraño le llamó la atención.

“¿Qué hacen estas cajas aquí?”, se preguntó la mujer mayor mientras la recogía.

“Esta es de Jacobo... Y esta es de Simón. Esta, de María. ¡Dios mío! ¡También hay una caja de parte de la pequeña Alicia!”.

Christine nunca había estado tan emocionada antes. Sus nietos vivían en diferentes ciudades, por lo que se le llenaron los ojos de lágrimas al saber que recordaban su cumpleaños.

Publicidad

Lee más: Anciana le promete a sus 5 nietos herencia de $2 millones: al final nadie recibe nada - Historia del día

Pero después de mirar más detalladamente, notó algo extraño en la escritura a mano en todas las cajas: era la misma letra en todas y los mensajes habían sido escritos con el mismo marcador negro.

“Es extraño. Conozco muy bien la letra de Jacobo. Pero esta no es su letra. ¿Cómo es que todas las cajas tienen la misma caligrafía?”, se preguntó.

La mujer mayor desenvolvió con impaciencia las cajas una por una para ver qué había dentro. Primero, abrió la caja de regalo de Jacobo y quedó asombrada.

Publicidad

“¿Un relicario con un reloj? ¡Dios mío, siempre quise tener un relicario antiguo como este!”, dijo ella, sorprendida por la amabilidad de su nieto mayor.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

La segunda caja era de Simón y contenía un cálido chal pashmina que siempre había querido. La tercera era de María y contenía un hervidor eléctrico.

Christine no podía creer lo que veía porque estas eran algunas de las cosas que siempre había anhelado pero que nunca había tenido oportunidad de comprar debido a sus problemas de salud.

Finalmente, abrió la caja del regalo de Alicia y se recostó en su asiento, llorando. Dentro había una hermosa estatuilla de la Última Cena que Christine había querido durante mucho tiempo pero que no podía encontrar en las tiendas.

“¡Hermoso! ¡Todo es maravilloso!”, pensó llorando. Abrumada por la emoción, la mujer mayor decidió llamar a cada uno de sus nietos para agradecerles por los regalos.

Publicidad

Pero la escritura similar en las cuatro cajas la tenía desconcertada, considerando que sus nietos vivían en diferentes estados, separados unos de otros. Entonces comenzó a llamarlos uno por uno para resolver el misterio.

Primero llamó a su nieto mayor, Jacobo, de 18 años. Las lágrimas brotaron de sus ojos cuando él respondió a su llamada. Anticipó que él le desearía un feliz cumpleaños.

“¡Hola! ¿Quién habla?”, dijo el joven.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡Hola, Jacobo! Es tu abuela. ¿Cómo estás?”.

“Ah, hola, abuela. ¿Qué pasa?”.

“Te llamo para agradecerte el regalo que enviaste hoy”, le dijo al nieto mayor.

“¿Regalo? No te envié ningún regalo. ¿Por qué te enviaría un regalo hoy? ¿Y qué tiene de especial el día de hoy?”, respondió él.

La respuesta de Jacobo no fue la que esperaba Christine. Decepcionada, decidió no insistir más en la llamada y le dijo a su nieto que no era nada. Luego colgó.

A continuación, llamó a su segundo nieto, Simón, de 17 años.

Publicidad

“Hola, abuela. ¿Cómo estás?”, respondió él.

“¡Hola! Estoy muy feliz de escuchar tu voz”, dijo ella.

“Está bien, escucha, abuela. Estoy en medio de una fiesta. ¿Podemos hablar más tarde?”, dijo el chico, colgándole a Christine, que estaba a punto de estallar en lágrimas.

Simón no solo había olvidado que era su cumpleaños, sino que tampoco tenía tiempo de hablar con ella. Buscó el número de María y la llamó a continuación.

Con grandes esperanzas, Christine marcó el número de su tercera nieta, que tenía 16 años.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“¡Hola, abuelita! ¿Cómo estás?”, respondió María.

“Estoy bien, cariño. Solo llamaba para decirte que me encantó tu regalo”.

Publicidad

“¿Mi regalo?”, preguntó María riendo. “Abuela, ¿estás bromeando? ¿Por qué gastaría mi mesada para comprarte un regalo? No seas tonta. ¿Y qué tiene de especial hoy que deberías recibir un regalo?”.

“¡Ah, está bien! Tal vez me equivoque, cariño. Perdón por molestarte. Hablamos después”.

La abuela colgó y comenzó a llorar. Momentos después, recordó a Alicia, su nieta menor. Ella tenía 12 años y había perdido a su madre, la hija menor de Christine, cuando tenía cinco años.

Lee también: En lugar de la herencia deseada, nieto recibe invitación para trabajar como cargador en la fábrica del abuelo - Historia del día

Publicidad

Después de eso, se mudó con su padre a su casa de campo en otro pueblo. La abuela llamó a Alicia con su corazón lleno de esperanza. Y lo que escuchó de la niña la ayudó a decidir el destino de su fortuna.

“¡Hola, Alicia! Cariño, ¿cómo estás? ¿Y tú…?”. Pero la jovencita la interrumpió antes de que pudiera completar la oración.

“¡Feliz cumpleaños, abuela! Te quiero mucho. ¡Estaba a punto de llamarte para saludarte!”.

Estas palabras fueron suficientes para derretir el corazón de Christine. La mujer mayor lloró por teléfono y le agradeció a su nieta varias veces por haber recordado su cumpleaños.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

También se dio cuenta de que había sido Alicia quien había enviado todos los regalos en nombre de sus primos. “Gracias, cariño. Sé que me enviaste todos esos regalos. ¿Por qué lo hiciste?”, preguntó ella.

Publicidad

“Ay, abuela, ¿cómo te enteraste?”.

“¡La letra! Era la misma en las cuatro cajas de regalo”.

“Lo siento, solo quería que tuvieras el mejor cumpleaños. Recuerdo que nos habías contado las cosas que te hubiera gustado tener”.

“Llamé a mis primos, pero estaban demasiado ocupados para atender mi llamada. Así que decidí planear esa sorpresa para ti. Espero que te gusten tus regalos”.

“Me encantan, cariño. ¡Gracias!”, exclamó Christine. “Pero, ¿cómo hiciste para comprarlos?”.

Después de unos segundos de vacilación, Alicia reveló la verdad, lo que llevó a la abuela a llamar a su abogado de inmediato.

Publicidad

“Tenía cinco años de ahorros en mi alcancía y los usé para comprar tus regalos”.

Christine estaba tan conmovida por lo que Alicia había hecho por ella que llamó a su abogado al día siguiente y preparó su testamento.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Envió un mensaje sobre la revelación de su última voluntad a sus hijos y nietos, y acudieron en masa a ella en poco tiempo. Pero se decepcionaron con lo que les dijo Christine.

“¡Lo siento! La elección de mi heredero estaba en sus manos, no en las mías. Los puse a prueba a todos, y solo un nieto me impresionó. ¡Alicia será la heredera de mis bienes cuando cumpla 18 años!”.

La noticia sorprendió a Jacobo, Simón y María, quienes salieron furiosos de la casa de Christine. Mientras tanto, Alicia se quedó atrás, abrazando a su abuela mientras lloraba.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Publicidad
  • Cosechas lo que siembras: Entre sus cuatro nietos, solo Alicia hizo un esfuerzo para que Christine se sintiera especial en su cumpleaños. Su amor y amabilidad le dieron una recompensa que nunca esperaba.

  • No recurras a tus mayores solo por riqueza. Ámalos de corazón y serás recompensado: Cuando Jacobo, Simón y María se enteraron de que su abuela había hecho su testamento, acudieron en masa para conocer su destino. No recibieron ni un centavo porque la mujer mayor sintió que no merecían nada debido a su negligencia hacia ella.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Antes de dejar una gran herencia, hombre le da a su nieto $1 millón en billetes falsos para ver cómo lo gasta - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mi nieto me dijo que era la peor abuela: 8 años después apareció de rodillas en mi puerta - Historia del día

10 de agosto de 2022

Abuela se gasta los ahorros en darle a su nieto el mejor día de su vida: solo lo vuelve a ver tras 15 años - Historia del día

20 de agosto de 2022

Chico es el único que asiste al funeral de la abuela, a pesar de que ella lo desheredó - Historia del día

14 de agosto de 2022

Abuela vende reliquias familiares para pagar la educación de su nieto y luego las encuentra de vuelta en casa - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Mujer cuida a su pobre abuela cuando todos le dan la espalda: halla su testamento tras su muerte - Historia del día

16 de agosto de 2022

Niña pobre consuela a niño rico cuyo padre está en coma: 19 años después ella acude a él en busca de ayuda - Historia del día

03 de septiembre de 2022

Mujer compra viejo abrigo en tienda de segunda mano y halla nota en el bolsillo que dice: "Ayuda a mis nietos" - Historia del día

23 de junio de 2022

Anciana dueña de mansión de $2 millones deshereda a su nuera tras oír el tono de llamada de su celular - Historia del día

07 de junio de 2022

Pobre adolescente es la única que visita la tumba de la abuela: una día se encuentra allí con la abogada de la difunta - Historia del día

30 de agosto de 2022

Hombre de 87 años regresa a casa del hospital y ve que sus cosas han sido sacadas a la calle - Historia del día

01 de junio de 2022

Ahorramos dinero para la universidad de nuestro nieto por 15 años y en el último momento desapareció - Historia del día

01 de julio de 2022

Anciano rechazado por sus hijos recibe llamada de una chica pidiéndole que la lleve al altar - Historia del día

19 de junio de 2022

Niño le da a la anciana todos sus ahorros por el dinero que ella perdió: recibe 10 veces más después - Historia del día

12 de septiembre de 2022

Madre de 3 niños es desalojada y se muda a casa de su difunta abuela: revisa el buzón y se da cuenta de que es rica - Historia del día

27 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited