logo
Autobús en la carretera. | Foto: Flickr/charles cars (CC BY 2.0)
Fuente: Autobús en la carretera. | Foto: Flickr/charles cars (CC BY 2.0)

Chofer de bus es despedido por dar un viaje gratis a chica sin hogar: luego ella visita al jefe en una camioneta negra - Historia del día

Georgimar Coronil
05 oct 2022
12:10
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un pobre conductor de autobús pierde su trabajo cuando decide ayudar a una embarazada llevándola gratis al hospital.

Publicidad

Bruno tenía pocos sueños, pero uno de ellos era tener un carro Ford Mustang. A sus 31 años, el conductor de autobús era consciente de sus limitaciones económicas. Sus ingresos apenas le alcanzaban para llegar a fin de mes.

Todas las mañanas, Bruno se despertaba, preparaba el desayuno, se ponía el uniforme y sonreía ante su reflejo antes de irse a trabajar. La vida siempre fue monótona para Bruno, pero todo cambió después de conocer a Gaia.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Y luego, gira la dirección así. Ten cuidado con los badenes de la carretera, tienes que reducir la velocidad", le enseñaba Bruno a Javier las reglas de manejo. Javier estaba haciendo su capacitación para conducir un autobús.

Mientras Bruno manejaba, vio al otro lado de la calle la figura de una joven en la parada del autobús. El hombre se dio cuenta de que estaba embarazada y que necesitaba trasladarse a un lugar. Se detuvo cerca de ella y le preguntó a dónde quería ir.

"Necesito ir al hospital, pero no tengo dinero para el pasaje", dijo la joven. "Por favor, tengo que llegar a tiempo. Voy a dar a luz en un par de días, pero me ha empezado a doler la cadera".

Publicidad

Javier puso mala cara ante la mujer que estaba mal vestida y le dijo a Bruno que no la dejara entrar.

Lee también: Niño lleva a caballito a su amigo discapacitado hasta la casa: las facturas de la abuela son pagadas como recompensa - Historia del día

"Vámonos de aquí. Mira la ropa que lleva puesta... Probablemente sea una indigente. Dios mío, huele horrible y todo el autobús apestará si se sube. Y no tiene dinero para el pasaje. No podemos ofrecerle un viaje gratis".

Pero Bruno no quiso escuchar. Se dio cuenta de la impotencia de la mujer y le hizo un gesto para que subiera, ante la furia de Javier.

Publicidad

"Gracias, muy amable. Soy Gaia, y nunca olvidaré tu ayuda", dijo ella.

Bruno sonrió y empezó a conducir. Dejó a Gaia en el hospital y volvió a la ruta para continuar su entrenamiento con Javier.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

El día pasó volando. Bruno enseñó las diferentes tácticas de conducción a Javier. Era agotador, pero a Bruno le encantaba su trabajo. Después de su largo día de jornada laboral, decidió visitar a Gaia en el hospital.

"Voy a ver cómo está. De todos modos, nadie me espera en casa. Me aseguraré de que está bien", pensó.

Bruno se dirigió al hospital en su viejo Mustang. Este coche era su símbolo de orgullo.

"Sí, ella vino aquí por la mañana. Tenía un nombre peculiar... ¿Era Gala? No, se llamaba Gaia. ¿Puede decirme cómo está ahora?", preguntó a la enfermera de la recepción.

Publicidad

Bruno se alegró mucho cuando le informaron de que Gaia había dado a luz a un precioso niño. Volvió a visitar el hospital para conocer a la madre y al recién nacido con un pequeño regalo para el bebé.

"Oye, tranquila... tranquila... solo he venido a verte y a conocer a tu bebé. Felicidades", saludó a Gaia, que se alegró mucho de verle. Tomó su regalo y rompió a llorar, diciéndole que no tenía a nadie que la visitara.

"No tengo palabras para agradecerte que hayas venido a verme", dijo entre sollozos. "Si mis padres estuvieran vivos, no estaría luchando sola de esta manera. Pero ¿mi malvado marido? Él...", Gaia lloró e hizo una pausa.

Publicidad

"Espera, ¿dónde está tu marido y por qué no está aquí?", preguntó Bruno, curioso por saber más sobre Gaia y las circunstancias que la llevaron a quedarse sin hogar.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Heredé un enorme patrimonio y una buena cantidad de dinero de mis difuntos padres. Mi marido me robó la herencia y me echó. Estaba embarazada y le supliqué, pero se convirtió en un monstruo que solo amaba el dinero".

Bruno se compadeció de Gaia y volvió a buscarla al día siguiente. Le ofreció refugio en su humilde casa y la llevó con su recién nacido en su viejo coche. Dejó a Gaia en su casa y se fue a trabajar, para volver media hora después, angustiado.

"He perdido mi trabajo. Estoy despedido", le dijo a Gaia entre sollozos. "No se aprecia el bien que haces. Hay gente que solo sabe apuñalar por la espalda y arruinar la vida de los demás".

Publicidad

Gaia no tenía ni idea de lo que había pasado hasta que Bruno se lo contó todo. "Javier, el conductor al que estaba entrenando ayer, se ha quejado de mí con mi jefe. Mi jefe me ha despedido porque no te cobré el pasaje ayer”.

Lee también: Tras ser despedido, pobre conserje salva a perro atrapado en tubería: al otro día recibe oferta para dirigir una gran empresa - Historia del día

Como era de esperar, Javier ocupó el lugar de Bruno. Al fin y al cabo, estaba detrás de esto desde que empezó a entrenar y se abrió camino para arrebatarle a Bruno el puesto.

Gaia se dio cuenta de que era su turno de devolver la amabilidad de Bruno. Ideó un plan con él para restablecer la justicia. Decidieron contratar a un abogado, pero el dinero era un problema. Fue entonces cuando Bruno recordó su viejo Mustang y decidió venderlo. Le dolía saber que estaba regalando su símbolo de orgullo, pero no tenía otra opción.

Publicidad

Bruno vendió su preciado coche y contrató a un abogado con el dinero. Pero lo que sorprendió a Gaia fue que, en lugar de ocuparse primero de sus problemas, pidió al abogado que luchara por su caso y le ayudara a reclamar su legado perdido. El desinterés de este hombre tan amable conmovió a Gaia.

Su marido fue demandado por haberla defraudado. Las pruebas contra él eran sólidas y no tenía ninguna posibilidad de enfrentarse a Gaia. Ella recuperó su herencia y se mudó a su casa con su bebé. Pidió el divorcio e inmediatamente buscó la manera de mejorar la vida de su salvador.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Todavía nos queda una cosa importante por hacer", dijo y se fue con su abogado en un lujoso todoterreno negro a reunirse con el jefe de Bruno, Alex.

Ese día, Alex y Javier estaban en el depósito cuando un todoterreno negro se detuvo fuera. Gaia se bajó con su abogado y se quitó los lentes de sol. Javier se sobresaltó ante el cambio de imagen de Gaia.

"Señor Félix, enséñeles los papeles. Les han demandado por despedir a mi amigo, Bruno, sin ningún fundamento", dijo ella, señalando a Alex y a Javier.

Resultó que Gaia ya había demandado a Alex por despedir a Bruno por ayudar a una embarazada a llegar al hospital. Al final, Javier fue despedido de su trabajo porque Alex quería salvar su reputación. Volvió a contratar a Bruno y pagó una cuantiosa multa en los tribunales.

Publicidad

Bruno se sintió abrumado por la amabilidad de Gaia, pero la sorpresa mayor aún le esperaba. Más tarde ese día, Bruno volvió a casa y encontró el nuevo Ford Mustang de sus sueños fuera.

Tenía una nota de Gaia. "Gracias por demostrar que la humanidad aún existe. Espero que te guste tu nuevo coche", decía la nota, que hizo llorar de alegría a un emocionado Bruno.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • No juzgar a alguien por su apariencia: Javier miró con desprecio a Gaia cuando subió al autobús. Aconsejó a Bruno que no la dejara entrar, sabiendo poco que un día vendría a por él y haría que le despidieran del puesto que le arrebató.

  • La bondad siempre es recompensada: Bruno le dio a Gaia un viaje gratis e incluso hizo un esfuerzo extra para visitarla en el hospital. Incluso vendió su coche para contratar a un abogado que recuperara la herencia robada a su marido. Al final, Gaia devolvió la amabilidad de Bruno ayudándole a recuperar su trabajo y le regaló el coche de sus sueños como muestra de agradecimiento.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Exesposo deja a mujer sin un centavo: años después ella le da $1 de propina - Historia del día

15 de junio de 2022

Anciana rica se burla de pobre vecino que trabaja como albañil hasta que su casa se destruye - Historia del día

28 de junio de 2022

Pobre hombre adopta a una anciana y la hace parte de su familia: sus 10 hijos aparecen tras su muerte - Historia del día

09 de septiembre de 2022

Hijo recupera el conocimiento tras sufrir concusión y le dice a su madre que se divorcie de su padrastro de inmediato - Historia del día

13 de junio de 2022

"¿Cuándo regresan tus padres?", le pregunta señora a niña solitaria en el parque: "Nunca", responde ella - Historia del día

22 de julio de 2022

Maestro viudo no puede alimentar a sus 3 hijos por deudas del cuidado de su esposa: toda la escuela se reúne en su casa pronto - Historia del día

30 de septiembre de 2022

Hombre rico se entera de que su hijo de 12 años va al cementerio con amigo pobre y su padre todos los días - Historia del día

08 de junio de 2022

Chico rompe con su novia por $25.000: años después se entera de que tienen un hijo - Historia del día

25 de agosto de 2022

Niño le da su almuerzo en secreto a niña de la calle a diario y la ayuda a encontrar familia adoptiva - Historia del día

24 de junio de 2022

Vendedor callejero alimenta a anciana solitaria diariamente: un día ella lo lleva a su propia cafetería - Historia del día

07 de septiembre de 2022

Adolescente se muda a casa de abuela pobre para cuidarla: halla fajos de billetes en un viejo sofá - Historia del día

29 de agosto de 2022

Mamá de 3 niños que lloran de hambre descubre que no puede pagar sus hamburguesas: una voz le dice "No te preocupes" - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Visitantes de restaurante lujoso se burlan de anciana discapacitada: el dueño grita su nombre en plena cena - Historia del día

13 de julio de 2022

Viudo en duelo visita la tumba de su esposa y ve a un niño allí que dice: "Esta es mi mamá" - Historia del día

09 de junio de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited