logo
Anciano barre un depósito. | Foto: Shutterstock
Fuente: Anciano barre un depósito. | Foto: Shutterstock

"Oye, viejo pordiosero, ¿dónde está la sala de tu jefe?" me pregunta un aspirante a un empleo sin saber que soy el jefe - Historia del día

Mayra Pérez
08 nov 2022
20:50
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre solicitó un trabajo ejecutivo en una fábrica de conservas y le preguntó a un trabajador pobremente vestido dónde estaba el jefe. Lo que sucedió a continuación fue totalmente inesperado.

Publicidad

Me limpié la frente y me alejé del piso de la fábrica. Estábamos teniendo un gran problema con una máquina esencial en la fábrica de conservas y los ingenieros no lograban resolverlo.

Pero yo sabía lo que esa máquina requería porque había estado allí por más tiempo. Entonces, cambié mi traje por mi ropa de trabajo y puse manos a la obra.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Al final terminé cubierto de grasa y suciedad, pero había valido la pena porque la máquina estaba funcionando y yo estaba feliz. Había sido parte de esa empresa de conservas durante décadas y había lidiado con muchas situaciones similares.

Había comenzado como obrero simple y ahora era gerente general. Pero siempre que era necesario, echaba una mano y no me importaba si me ensuciaba para reparar algo. Cada trabajo era importante.

“¿En serio? ¿Después de... lo ocurrido?”, preguntó Leonardo, inseguro después de lo ocurrido.

Cuando regresé a la oficina, limpiándome las manos grasientas con una toalla mojada, un joven bien vestido me detuvo.

Publicidad

“Disculpe”, me dijo el joven. Me di la vuelta y vi que el hombre se había sorprendido por mi apariencia. “Oh, no importa”.

“¿Hay algo que necesites? Puedo ayudarte”, ofrecí amablemente.

“Descuida, no puedes ayudarme. Necesito hablar con un superior", dijo el joven, sacudiendo la cabeza.

Suspiré ante la actitud y seguí siendo amable. “Confía en mí. Puedo ayudarte con lo que sea. ¿Qué necesitas?”.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

“¿En serio?, lo dudo”, se burló el joven, y se encogió de hombros. “Bien, oye, viejo pordiosero, ¿dónde está la oficina de tu jefe?”.

Mis cejas se elevaron visiblemente ante esas palabras. Estaba tan sorprendido de que alguien me hablara así en la actualidad. Sin embargo, fue un recordatorio de cómo me habían tratado antiguos gerentes en el pasado.

Yo logré ir ascendiendo a fuerza de trabajo duro y mucha responsabilidad y eso me había hecho ganarme el respeto de todos. Ahora tenía un cargo gerencial en la empresa, pero no podía olvidar mis inicios.

Lee también: Niña vende sus muñecas favoritas para reparar el vehículo averiado de mamá: la familia recibe uno nuevo al día siguiente - Historia del día

Publicidad

Me había prometido que nunca trataría mal a nadie ni menospreciaría a los trabajadores. Animé a otros a ser de la misma manera, y por eso nuestro ambiente de trabajo era tan estable y cordial.

Así que, aunque el hombre estaba siendo desagradable, recordé por qué estábamos entrevistando a jóvenes. Realmente necesitábamos a alguien para un puesto especializado, y quería saber más sobre esta arrogante persona.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

“¿A quién estás buscando?”, insistí.

“Al señor Flores”, dijo el joven en tono de burla. “¿Sabes quién es?”.

“Sí... soy yo. Acompáñame”, respondí y me giré. Caminé rápidamente a su oficina, sin mirar si el hombre me seguía.

“Señor, lo siento mucho”, comenzó el joven, cerrando la puerta de mi oficina.

“No necesito tus excusas. Estamos aquí por un empleo. Así que comencemos esta entrevista”, le dije. Me senté detrás de mi impresionante escritorio y miré al joven, quien titubeó mientras se sentaba y se presentaba como Leonardo.

Publicidad

Asentí y comencé una ráfaga de preguntas técnicas difíciles. Sorprendentemente, el joven las respondió. Se atragantó un poco con sus palabras por el nerviosismo, pero finalmente recuperó su confianza.

Me impresionó su conocimiento y experiencia a su corta edad. Había algo en él que me hizo querer saber más. Me vi reflejado en los ojos del joven por su pasión y profesionalismo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Pero también quería enseñarle más; a ese joven le faltaba mucha humildad y empatía. Obviamente, había sido criado con dinero y privilegios, pero yo le tenía fe. Leonardo era competente y estaba calificado, así que le ofrecí el trabajo.

“¿En serio? ¿Después de... lo ocurrido?”, preguntó Leonardo, inseguro después de su exitosa entrevista.

“Sí. Dar segundas oportunidades es una de las mejores cualidades de esta empresa; creo que encajarás aquí. Después de un poco de entrenamiento”, asentí, frunciendo los labios. “Felicitaciones”, dije dándole la mano.

Leonardo estaba extasiado y comenzó a trabajar rápidamente. Lo tomé bajo mi protección y le mostré que ser un ejecutivo en cualquier empresa requería más que solo las habilidades que había aprendido en la escuela.

Publicidad

Necesitaba conectarse con todo el personal. Ser alguien en quien los trabajadores pudieran confiar. Alguien que todos respetaran.

Y aunque la actitud de Leonardo hacia mí fue desagradable y hasta insultante, el joven demostró su valía. Cuando me jubilé tiempo después, Leonardo se hizo cargo y supe que la empresa estaría bien en sus manos.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Nunca juzgues a los demás por su apariencia: Leonardo cometió el error de hablarle mal al jefe, sin saber quién era. Pero aprendió la lección.
  • Es importante aprender a dar segundas oportunidades: A pesar de sus palabras insultantes, el señor Flores vio algo en Leonardo. Le dio una segunda oportunidad y no se equivocó.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Niño irrumpe en el trabajo de su padre 1 día después de su muerte para enfrentarse a su jefe - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Conserje se entera de que su hija está saliendo con su jefe: un día el jefe se burla de él frente a su hija - Historia del día

24 de agosto de 2022

Niño irrumpe en el trabajo de su padre 1 día después de su muerte para enfrentarse a su jefe - Historia del día

06 de agosto de 2022

Jefe furioso con madre soltera que llevó a su hijo al trabajo hasta que el niño los ayuda a cerrar trato de $1 millón - Historia del día

13 de agosto de 2022

Hombre pasa sus vacaciones ayudando a colega con su bebé recién nacido: ve a su jefe tocar su puerta - Historia del día

13 de septiembre de 2022

Empleado halla un anillo de oro y le pide al jefe que busque al dueño: quiere comprarlo después de que el jefe lo vende - Historia del día

26 de octubre de 2022

Repartidor de pizza arriesga su trabajo para salvar a una anciana atrapada en incendio: al otro día el jefe llega a su casa - Historia del día

25 de agosto de 2022

Jefe despide a mesera por llevarse las sobras del restaurante: al día siguiente le da todo su dinero - Historia del día

26 de octubre de 2022

Chofer de bus es despedido por dar un viaje gratis a chica sin hogar: luego ella visita al jefe en una camioneta negra - Historia del día

05 de octubre de 2022

Hombre ayuda a pobre señora y lo despiden por llegar tarde: recupera el trabajo después de que ella irrumpe en oficina del jefe - Historia del día

19 de septiembre de 2022

"Pareces un barril", mesero se burla de mujer de talla grande hasta que ve a su jefe besándola - Historia del día

20 de julio de 2022

Anciano es despedido de su trabajo de toda la vida: 1 mes después se convierte en dueño de la empresa - Historia del día

29 de septiembre de 2022

"¿Cuándo regresan tus padres?", le pregunta señora a niña solitaria en el parque: "Nunca", responde ella - Historia del día

22 de julio de 2022

Madre soltera se desmaya tras semanas trabajando en exceso por el gerente: ella se convierte en su jefa al día siguiente - Historia del día

03 de noviembre de 2022

Bombero rescata a niño de casa en llamas: "¿Dónde está Sam?", pregunta el chico - Historia del día

21 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited