logo
Niño sentado en el suelo llorando con su rostro entre sus rodillas. | Foto: Getty Images
Fuente: Niño sentado en el suelo llorando con su rostro entre sus rodillas. | Foto: Getty Images

"Mereces sobras del basurero", se burla chico rico de un compañero pobre: una semana después le ruega por comida - Historia del día

Vanessa Guzmán
08 nov 2022
16:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un niño demasiado orgulloso de su riqueza insultaba a su pobre compañero de clase hasta que el karma lo humilló. Poco después aprendió una lección por las malas y terminó rogándole comida al pobre muchacho.

Publicidad

“¡Lo único que te mereces son sobras del basurero!”, le gritó Saúl a Juan, que lloraba en el suelo del aula.

“Por favor, déjame en paz”, dijo llorando. “¿Por qué siempre la tomas conmigo?”. Pero Saúl y sus amigos siguieron insultándolo hasta que la maestra los vio.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Los chicos se rieron. “¡Eso es porque te lo mereces, Juan!”, dijo Saúl. “¡Solo eres un nerd estúpido! ¡No mereces estudiar en la misma escuela que nosotros! ¡Este lugar no es para alguien pobre como tú!”.

“¡Me tengo que ir, por favor!”, suplicó el niño de nuevo, pero su compañero no había terminado de ridiculizarlo. Él y sus amigos siguieron insultándolo hasta que una maestra los atrapó.

Todos los estudiantes fueron llevados a la oficina del director, donde este telefoneó a sus padres.

Lee más: Chica rica se burla de mesero pobre hasta que un día él le salva la vida a su padre - Historia del día

Publicidad

“¡No puedo creer esto!”. El padre de Saúl estaba furioso cuando llegó a la escuela. “¿Intimidaste a alguien? ¿Cómo pudiste? Lo siento, Sr. Fernández”, le dijo al director. “Por favor llame a Juan. ¡Saúl se disculpará con él ahora mismo!”.

“Pero, papá…”

“¡Ni una palabra más, Saúl! ¡Haz lo que te digo!”.

El chico vio los ojos enojados de su padre y no se atrevió a discutir. Hizo lo que dijo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Está bien”, dijo Juan, todavía asustado de Saúl después de que el chico se viera obligado a disculparse.

El padre del chico acarició suavemente la cabeza de Juan y le dijo: “Eres un niño increíble. Ojalá Saúl fuera como tú. Escuché que trabajas en una granja para ayudar a tu familia”.

“¡Eso es maravilloso! No te asustes, está bien”, susurró. “Me encargaré de que mi hijo no te vuelva a molestar”.

Juan asintió y le agradeció en voz baja.

El karma sabe cómo humillar a los mimados y arrogantes.

Una vez en casa, el padre de Saúl le dijo que no recibiría su mesada y que no se le permitiría usar Internet ni jugar videojuegos durante todo un mes.

Publicidad

“¡Pero, papá! ¿Estás haciendo esto solo porque le mostré a Juan a dónde pertenecía? Es un estudiante becado. ¡Ese perdedor ni siquiera puede pagar la mensualidad del colegio!”.

“¡Y tú eres tan tonto que tengo que financiar tu matrícula, que no es barata, Saúl!”, replicó su padre. “¿Qué tal eso? ¡Cuidado con lo que dices, jovencito!”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Saúl no dijo nada después de eso. Se dio cuenta de que había cometido un GRAN error. Pero no había mucho que pudiera hacer ahora más que comportarse y demostrar que había cambiado. Pero, ¿realmente cambiaría?

Una semana después, cuando Juan salió del salón de clases, Saúl lo siguió. Juan se asustó y corrió para salvarse, pero el chico lo alcanzó y agarró su mochila por detrás.

“¡Por favor déjame ir!”, gritó Juan. “Por favor…”.

“¿Puedes traerme algo de comer?”, pidió Saúl. “¿Por favor?”.

“¿Qué?”, preguntó el otro niño, sorprendido. “¿Tienes hambre? ¿No quieres molestarme? ¿En serio?”.

Publicidad

Saúl asintió. “Papá le prohibió a mamá cocinar para mí. No tengo dinero para comprar comida porque no recibí mi mesada este mes. Por favor, ayúdame, Juan. Lamento haberte molestado”.

El otro niño le dedicó una sonrisa alentadora. “La abuela me hace el almuerzo todos los días. ¿Quieres comer conmigo?”.

“¡Sí! ¡Gracias!”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Así que Saúl almorzó en la casa de Juan y, aunque no era muy elegante, lo apreció. “Intenté cocinar hace una semana y quedó horrible”, admitió Saúl.

“Estoy harto de buscar un trabajo de medio tiempo. ¡Mis amigos son unos perdedores! ¡No me ayudaron cuando lo necesitaba!”.

“Bueno, podrías trabajar en la granja, pero no creo que sea algo que te gustaría”, sugirió Juan.

“Podría intentar...”, dijo Saúl, vacilante. “¿Qué tan malo puede ser?”.

Por decirlo suavemente, fue un desastre. Cuando Saúl vio inicialmente cómo era la granja, se negó a trabajar allí, pero luego se dio cuenta de que no había podido encontrar trabajo en ningún otro lugar.

Publicidad

Levantó la pala literalmente con solo dos dedos y un pulgar para limpiar los hediondos desechos animales, todo mientras se tapaba la nariz. Y mientras trataba de ordeñar a la vaca, el animal agitado lo tiró al suelo.

“¿Cómo haces esto todos los días?”, le preguntó Saúl, agotado, a Juan, quien sonrió y dijo: “No será agotador si llegas a amar a los animales y disfrutas pasar tiempo con ellos”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Pero, ¿cómo lo disfrutaría él? Cuando fue a recoger los huevos, la gallina lo atacó y lo derribó sobre el heno espinoso. Rompió más huevos de los que pudo recolectar.

El primer día en la granja fue peor de lo que se imaginaba. Parecía que los animales lo odiaban. Pero Saúl no se dio por vencido.

Con la ayuda de Juan y un poco más de paciencia con los amigos peludos, aprendió a hacer las cosas correctamente. Aprendió a ordeñar la vaca suavemente, limpiar el estiércol animal sin problemas, recoger cuidadosamente los huevos y limpiar la granja.

Lo más importante, aprendió a admirar a su compañero por ser tan trabajador. Un día, estaban trabajando en la finca cuando Juan se enteró de que su mamá había sido hospitalizada. Había tenido un accidente en su fábrica y necesitaba cirugía para poder volver a caminar.

Publicidad

El chico estaba en el hospital, sollozando. “¿Cómo ayudaremos, mamá, abuela? No tenemos dinero”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“Ten fe en Dios, cariño”, dijo su abuela. “Vamos a superar esto”.

Publicidad

Y bueno, Dios los ayudó. Saúl y su padre visitaron el hospital y se ofrecieron a pagar la operación de la madre de Juan.

“¡Vaya! Pero eso es mucho dinero, señor”, le dijo la abuela de Juan al padre de Saúl. “No podemos aceptarlo”.

El padre del niño sonrió. “No es nada en comparación con lo que Juan hizo por mi hijo. Él lo cambió... lo convirtió en un niño que quiere ayudar a un amigo necesitado. Saúl y él me han hecho sentir muy orgulloso. Por favor, permítanme hacer esto”.

Al final, el padre del chico pagó la cirugía de la madre de Juan y los dos niños se hicieron amigos. Saúl ahora protege a su amigo de los matones. Aprendió que burlarse de alguien debido a su origen o estatus social es algo terrible.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Nunca juzgues a alguien por su apariencia: Saúl lo aprendió de la manera más difícil cuando su padre canceló su mesada y se quedó sin dinero. Excepto Juan, nadie acudió en su ayuda.
  • El karma sabe cómo humillar a los mimados y arrogantes: Saúl era un niño rico mimado que rápidamente se dio cuenta de sus errores cuando tuvo que trabajar para ganar dinero.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Niño rico oye que su papá se burla de la abuela de compañero de clase en la graduación y la defiende - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

"Mami, por favor, ven", repite entre lágrimas un niño con una maleta hasta que el viejo guardabosques lo encuentra - Historia del día

11 de agosto de 2022

Niño ciego pide a su abuela que le describa sus alrededores: al día siguiente huye de memoria del poblado - Historia del día

01 de noviembre de 2022

Militar le compra flores a un niño que suplica por ellas: luego encuentra el ramo en la tumba de la mujer que amaba - Historia del día

06 de octubre de 2022

Papá solitario echa a su hija embarazada: 38 años después, nieto lo visita en asilo de ancianos - Historia del día

21 de julio de 2022

Hermanos pobres ayudan a anciano discapacitado con su finca por años: hallan accidentalmente fajos de dinero en el granero - Historia del Día

22 de agosto de 2022

Feligreses ignoran a hombre sucio e inconsciente afuera de la iglesia hasta que aparece una niña a su lado - Historia del día

08 de octubre de 2022

Mamá ahorra $120 mil para la educación de su hijo: tras su muerte, el chico descubre que el dinero no está - Historia del día

10 de agosto de 2022

Pobre anciano sale de casa una mañana y ve un auto de lujo en vez del suyo viejo - Historia del día

25 de agosto de 2022

Niño ahorra por 1 año para comprarle regalo a la abuela: recibe 20 veces más del dueño de la tienda al día siguiente - Historia del día

09 de septiembre de 2022

"Solo sirves para limpiar baños, como tu mamá": doctor oye a su hijo burlarse de una niña de familia pobre - Historia del día

29 de septiembre de 2022

Chico comparte su almuerzo con una pobre niña y al día siguiente ella los lleva a él con su abuela en su SUV - Historia del día

08 de septiembre de 2022

Indigente toca puertas al azar pidiendo comida: todos lo echan excepto una mujer ciega - Historia del día

20 de julio de 2022

Papá soltero ayuda a anciana a cortar el césped y poco después recibe una llamada de su abogado - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Niño rico oye que su papá se burla de la abuela de compañero de clase en la graduación y la defiende - Historia del día

27 de julio de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited