logo
Mujer mayor dando un discurso de boda. | Foto: Flickr/Claytron (CC BY-SA 2.0)
Fuente: Mujer mayor dando un discurso de boda. | Foto: Flickr/Claytron (CC BY-SA 2.0)

Hijo se avergüenza de su pobre madre anciana en la boda hasta que ella toma el micrófono y hace un brindis - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando Arnold vio a su pobre madre en su boda, se enfureció porque le había dicho que no asistiera. Ella le entregó un regalo y le dedicó un brindis. El hombre rompió a llorar y cayó de rodillas al minuto siguiente.

Publicidad

“Ah, mira, alguien está saliendo del café sonriendo. ¡Solo mira su sonrojo!”, dijo el jefe de Diana mientras una ola de risas retumbaba en la cocina del restaurante.

“Allí estaremos, Sra. Diana. ¿A qué hora es la boda?”, preguntó un compañero de trabajo mientras otros rodeaban a la mujer, quien no podía dejar de sonrojarse.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Es a las 11 a. m. de este domingo. Espero verlos a todos en la iglesia”. La mujer de 60 años era limpiadora en el café. Se había tomado medio día libre para comprar el mejor traje de boda para su único hijo, Arnold.

Diana había pasado mucho tiempo reuniendo para comprar el traje azul. Era bastante caro, pero eso no le molestaba. “¡Mi hijo debería lucir lo mejor posible!”, pensó ella.

La mujer había gastado todos sus ahorros en comprar el atuendo para su muchacho, y no podía esperar a ver su reacción cuando lo sorprendiera en casa.

Lee más: Mamá que trabaja en supermercado oye que su hija se avergüenza de invitarla a su lujosa boda - Historia del día

Publicidad

“¡No puedo esperar a verlo casarse!”, pensó. Había estado esperando con impaciencia ese momento desde que Arnold le contó sobre sus planes de casarse con su novia, María.

“¡Hijo, mira lo que tengo para ti!”, dijo Diana cuando entró en su casa con el traje en mano y una sonrisa radiante en su rostro.

“¡Estoy segura de que te encantará! ¿Puedes probártelo? El vendedor me aseguró que podría cambiarlo si hay algún problema con el ajuste”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Sacó el traje de la bolsa de ropa y se lo mostró a Arnold, quien frunció el ceño. No estaba complacido.

“No usaré un traje tan ordinario para mi boda. Me casaré con la hija de un hombre rico y debo lucir lo mejor posible. Me vería de mal gusto con ese traje barato”.

Los ojos de Diana comenzaron a llenarse de lágrimas. Fingió estar bien, pero las palabras de su hijo la silenciaron. Estaba decepcionada y con el corazón apesadumbrado. Pero nada la aplastó más que cuando Arnold le dijo:

“Una cosa más... No quiero que vengas a mi boda, mamá. Todos los miembros de la familia adinerada de mi prometida asistirán”.

Publicidad

“No quiero que estés ahí con tu ropa sucia y arruines mi imagen. Todo el mundo me preguntará a qué te dedicas, y no quiero tener que decirles que solo eres una limpiadora”.

Diana ya no pudo contener las lágrimas. Corrió a su habitación y se encerró. Lloró el resto del día porque estaba terriblemente herida. Arnold estaba demasiado ocupado para ver cómo estaba y se fue para atender los preparativos de la boda. La celebración era en dos días.

Era domingo, el gran día tan esperado del joven. Y a pesar de las prohibiciones de su hijo, Diana no se perdería un momento tan especial. Se recompuso y revisó su guardarropa. Eligió el vestido más bonito que tenía, luego se preparó.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

“Eres demasiado joven para entender el deseo y el dolor de esta madre. No puedo darme el lujo de perderme tu gran día, hijo. Ya voy”, dijo en voz alta mientras se miraba en el espejo.

Publicidad

Diana empacó un viejo jarrón de cerámica que tenía la intención de regalarle a su hijo. Cuando llegó a la iglesia, vio que sus compañeros y su jefe ya estaban allí. Estaba feliz y, por un momento, olvidó que Arnold le había pedido que no asistiera a su boda.

“¡Hola, Sra. Diana! ¡Estoy segura de que es la madre más feliz del mundo!”, comentó su jefe.

La mujer mayor sonrió y entró con la pesada caja de regalo. Observó a los novios intercambiar anillos de boda y luego besarse. Diana no pudo evitar que sus lágrimas fluyeran. Ella estaba encantada. “¡Lo hice!”, dijo ella.

Después de la boda, se llevó a cabo una lujosa recepción. Varios invitados adinerados acudieron al lugar para saludar a los recién casados. Arnold vio a su mamá acercarse y se sorprendió. Levantó las cejas con disgusto. “¿Por qué ha venido? ¡Le dije que no me arruinara el día!”, pensó.

Publicidad

“¡Felicidades, cariño! ¡Ustedes dos se ven increíbles! ¡Mis mejores deseos!”, dijo la madre orgullosa, entregándole el regalo a su hijo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Flickr / claytron (CC BY-SA 2.0)

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Flickr / claytron (CC BY-SA 2.0)

Publicidad

Arnold miró a su alrededor y se dio cuenta de que el momento estaba siendo fotografiado. No quería hacer una escena, así que tímidamente tomó el regalo de su madre. Abrió ligeramente la caja y vio el jarrón dentro.

“¿Me dio un jarrón viejo que estaba en la casa? ¡Qué tacaña!”, gimió.

Arnold se alejó para tirar el regalo de su madre, pues pensaba que era “basura”, pero fue interrumpido por su voz en el micrófono.

Lee también: Tras 23 años casados, esposa invita a su marido a una cita y descubre que él se avergüenza de ella - Historia del día

El joven se puso pálido por la sorpresa. No tenía idea de que ese día se desvelaría un secreto de veinticinco años que ella le había estado ocultando.

Publicidad

“Hace veinticinco años, solo unos minutos antes de que mi mejor amiga muriera...”, comenzó Diana, quien rápidamente miró hacia el techo mientras las lágrimas comenzaban a acumularse en sus ojos.

“Me dio un jarrón viejo y me dijo que se lo diera a su hijo el día que se casara. Era un regalo de sus difuntos padres y quería que su pequeño lo tuviera”.

Arnold no entendía lo que decía su madre.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

“Después de que ella murió, adopté a su pequeño hijo y lo crie como si fuera mío. Nunca me casé con nadie porque quería dedicar mi tiempo y mi amor solo a él”.

“Hijo, es hora de que veas lo que tu difunta madre te dejó en ese jarrón. ¡Salud!”, agregó Diana levantando una copa para brindar mientras Arnold, sorprendido, inspeccionaba el jarrón.

Estaba estupefacto. Dentro de la vieja vasija de cerámica había fajos de billetes. Las lágrimas brotaron de sus ojos cuando cayó de rodillas.

Arnold se dio cuenta de que la mujer de la que se sentía avergonzado no era su madre biológica, sino la que había sacrificado toda su vida para criarlo. Ella era más que una madre para él. Ella era su salvadora y ángel guardián que lo había acogido después de quedar huérfano.

Publicidad

“He cumplido la promesa que le hice a mi difunta amiga. Me alegro por ti, hijo. ¡Cuídate y que Dios te bendiga!”, terminó Diana. Caminó hacia la entrada para irse, pero Arnold no podía dejarla ir así. Corrió tras ella y bloqueó su camino.

“Mamá, lo siento. Tu amor por mí no tiene precio. Lamento haberte lastimado. Nunca fui un buen hijo, pero tú siempre fuiste una buena madre para mí. ¿Por qué no me dijiste que era huérfano? Por favor, no me dejes. No quiero volver a ser huérfano”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Diana abrazó a Arnold y regresaron al escenario. Allí el novio bailó con su madre.

“¡Te quiero, mamá!”, susurró, y Diana sonrió, con lágrimas de alegría brotando de sus ojos.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Una madre hará cualquier cosa por su hijo, incluso mirar más allá de sus defectos para verlo feliz. Aunque su hijo le prohibió asistir a su boda por vergüenza, Diana optó por ignorarlo porque quería presenciar su gran día.

  • Ninguna cantidad de dinero puede compararse con el amor que una madre siente por su hijo. Cuando Arnold supo que Diana lo había criado y le había dado una vida mejor después de la muerte de su madre biológica, se arrepintió de no haberla invitado a su boda. Ninguna cantidad de riqueza podría estar a la altura del amor de Diana por él.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Chico se avergüenza de invitar a su abuela a su obra teatral escolar porque trabaja en limpieza: finalmente reconoce su error - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niño promete regar las plantas de la anciana cuando ella se muda a un asilo: halla una nota en la tierra - Historia del día

16 de agosto de 2022

Chico rompe con su novia por $25.000: años después se entera de que tienen un hijo - Historia del día

25 de agosto de 2022

Mujer queda atónita cuando su hijo adoptivo corre al basurero y abraza entre lágrimas a una mendiga sucia - Historia del día

07 de noviembre de 2022

Maestro refugia a chica que duerme en un banco: se entera de que su padre millonario fue su mejor estudiante - Historia del día

25 de septiembre de 2022

Papá solitario echa a su hija embarazada: 38 años después, nieto lo visita en asilo de ancianos - Historia del día

21 de julio de 2022

Embarazada salva a pobre chico de matones: él le devuelve el favor tras verla en el hospital años después - Historia del día

16 de septiembre de 2022

Madre llora al escuchar el último mensaje de su hijo militar: se despierta con una voz que dice "mamá" - Historia del día

23 de octubre de 2022

Niño cede su asiento a una anciana en el autobús: a cambio, ella convierte a su madre en millonaria - Historia del día

31 de agosto de 2022

Mamá soltera vende su vestido para hacer fiesta de cumpleaños para sus hijos, lo halla de vuelta en casa con $500 en el bolsillo - Historia del día

18 de octubre de 2022

Pobres trillizas recién nacidas son abandonadas: en su cumpleaños 18, la madre aparece por primera vez - Historia del día

02 de octubre de 2022

Pobre chico cuida a diario de su viejo maestro enfermo: su hijo aparece solo 1 año después - Historia del día

18 de septiembre de 2022

Cartero de 24 años me llevó a su casa después de que mi propio hijo se olvidara de mí por completo - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Mamá solitaria envía a su hijo mal portado a la estación de policía: él regresa con una medalla - Historia del día

02 de agosto de 2022

Madre de cuatro hijos deja entrar a su casa a un anciano empapado por la lluvia: al otro día vende su casa por $1 - Historia del día

24 de julio de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited