logo
Perro en un vehículo | Foto: Flickr/Seattle Parks & Recreation (CC BY 2.0)
Fuente: Perro en un vehículo | Foto: Flickr/Seattle Parks & Recreation (CC BY 2.0)

Chico rompe la ventana de un auto para salvar a perro que se asfixia, luego recibe invitación para comparecer ante la corte - Historia del día

Mayra Pérez
11 ene 2023
15:40

Mientras caminaba, un chico escuchó el gemido de un perro que estaba encerrado en un automóvil. Al no encontrar al dueño, decidió romper el vidrio de la ventana para salvar la vida del canino, sin imaginar que su buena acción lo metería en problemas.

Publicidad

Daniel siempre había sido muy cariñoso y protector con los animales en la calle. Había querido tener un perro como mascota toda su vida, pero sus padres nunca le permitieron tenerlo.

Aunque no lo disuadieron de acariciar a cualquier animalito, tener uno en casa era un lujo que no podían permitirse. Debido a eso, Daniel comenzó a trabajar como voluntario en un refugio de animales local, donde pasaba horas con sus amigos peludos.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Como parte de su deber, Daniel visitaba a menudo la farmacia veterinaria para comprar medicamentos para animales enfermos, utilizando el dinero de las donaciones. Durante una de sus visitas, un evento inusual lo metió en problemas.

El jovencito debía cruzar el estacionamiento de la farmacia para llegar a la entrada. Ese día en particular, el sol era abrasador, y podía sentir que su piel ardía mientras caminaba.

Cuando estaba a punto de entrar a la farmacia, escuchó un débil gemido. "¿Es un perro?", se preguntó y giró la cabeza para ver si había alguno alrededor.

Escuchó el mismo sonido nuevamente unos segundos después, pero esta vez era fuerte y continuo. "¡Oh, sí, es un perro!", pensó. Esta vez, localizó el origen del sonido, y sin dudarlo se digirió hasta el lugar. Era una camioneta blanca, y el perrito estaba en el asiento trasero.

Publicidad

"¿Qué haces encerrado allí?", preguntó Daniel antes de intentar abrir la puerta del auto, sin éxito. Luego, miró alrededor para ver si el dueño estaba cerca, pero no encontró a nadie.

"Tenemos que sacarte de aquí, amigo", le dijo al perrito, que respiraba rápidamente por la temperatura en el interior del vehículo, mientras yacía sobre el asiento de cuero. "Debe estar sofocándose. ¡Necesito sacarlo!", se dijo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pixabay

Publicidad

Intentó activar la alarma del auto pateando las llantas, golpeando la carrocería e intentando abrir las puertas, pero nada funcionó. "¿Qué puedo hacer?", se preguntó.

De pronto, vio una roca del tamaño de una pelota de fútbol. Sin pensarlo dos veces, Daniel levantó la pesada piedra y rompió la ventana de la camioneta. Luego, deslizó cuidadosamente su mano dentro, abrió la puerta y con mucha delicadeza cargó al perro.

"¡Vamos, amigo! Tienes que ver a un médico", dijo, y se apresuró al refugio con el animalito en brazos. Al llegar, le pidió al veterinario que lo revisara. "¿Estará bien?", preguntó Daniel.

"Sí, Daniel. Tu pequeño amigo está deshidratado y su temperatura está muy alta", respondió el veterinario. "Debo decir que lo rescataste en el momento adecuado. De lo contrario, podría haber muerto por asfixia y golpe de calor".

Publicidad

Daniel respiró aliviado antes de agradecer al doctor. Ayudó a refrescar el cuerpo del animalito, he intentó hacerlo tomar agua hasta que poco a poco logró que se recuperara.

"Volvamos a la farmacia, ¿está bien?", le dijo al perro y alborotó su pelaje castaño.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Después de caminar unos minutos con el perro en brazos, Daniel llegó al estacionamiento de la farmacia. Sin embargo, lo que vio allí fue algo que no esperaba.

Un hombre de mediana edad estaba parado cerca de la camioneta, señalando los vidrios rotos y gritando al personal de la farmacia. Estaba furioso porque alguien había roto la ventana y se había llevado a su perro, pero no sabía quién lo había hecho.

"Aquí está su perro. Lo llevé a…", intentó explicar mientras mantenía a su nuevo amigo peludo en sus brazos, antes de que el dueño del perro comenzara a gritarle.

"¿Cómo te atreves a dañar mi auto y robar mi perro? ¿Qué creías que estabas haciendo?", gritó el hombre.

Publicidad

"Mire, señor, solo estaba tratando de ayudar a su perro", explicó Daniel. "Lo dejó en el auto con todas las ventanas cerradas y la temperatura adentro era de más de 40 grados. Estaba a punto de morir cuando lo vi".

"¡Nadie pidió tu ayuda!", espetó el hombre. "¡Solo fui a la farmacia por cinco minutos y rompiste mi ventana! ¡Eres un mentiroso! ¡Eres un ladrón!".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

"Señor, soy voluntario en el refugio cercano, así que llevé a su perro allí", respondió Daniel con calma. "Puede preguntarle al veterinario. Revisó al perro y dijo que lo llevé en el momento adecuado".

El hombre puso los ojos en blanco y puso a su perro en el asiento trasero antes de sentarse en el asiento del conductor. Luego le dio a Daniel una mirada de enojo y se alejó.

Más tarde ese día, todos en el refugio elogiaron a Daniel por haber salvado al perro de la muerte. Sin embargo, cuando fue a casa y se lo contó a su madre, ella dijo que no debió haber roto la ventana del auto.

"Mamá, no podía dejar que el perro muriera allí", le explicó a su madre.

Publicidad

"Lo sé, pero el hombre debe estar muy enojado. Dañaste su costosa camioneta, cariño", dijo la madre de Daniel. "No deberías haber hecho eso".

"No tenía otra opción, mamá", respondió Daniel.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Una semana después, cuando Daniel llegó a casa, su madre le dijo que habían recibido una carta de la corte que decía que el dueño del auto había presentado una demanda contra él.

"Te lo dije, Daniel. ¡No debiste haber roto la ventana!", dijo su madre. "¿Cómo vamos a pagar esta enorme multa? ¡Ni siquiera tenemos suficiente dinero para llegar a fin de mes!".

Daniel leyó el aviso de la corte y se sintió muy culpable. Aunque se sentía terrible, también sabía que no podía haber dejado morir al perro.

Al día siguiente, Daniel y su madre hablaron con un abogado sobre el caso. El abogado no les cobró honorarios, pero les dijo que necesitaban probar que el hombre había dejado al perro dentro del auto cerrado por demasiado tiempo.

Publicidad

Se despidieron del abogado, cargados de preocupación. Daniel sabía que no había nadie alrededor cuando había rescatado al perrito de una muerte segura.

Ese día le tocaba trabajar en el refugio, y tuvo que ir nuevamente a la farmacia. Sus pensamientos estaban en lo ocurrido, y cuando llegó al estacionamiento vio una cámara de circuito cerrado de televisión.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Evidencia! ¡Puedo usar esto como evidencia!", pensó y corrió hacia la sala de seguridad de la farmacia. Allí, le pidió al personal que le mostrara la grabación de la semana anterior.

"¡Sí! ¡Sabía que estaba mintiendo!", exclamó después de ver las imágenes que mostraban que el hombre había dejado al perro en su automóvil durante más de una hora.

"¿Pueden proporcionarme una copia de este video? Lo necesito para fines legales", explicó Daniel al personal.

Lee también: Niño gasta su dinero en regalo de cumpleaños para la abuela enferma de su amigo: luego se convierte en dueño de su finca - Historia del día

Publicidad

Cuando regresó a casa con las imágenes de la cámara de seguridad, se las mostró a su madre en su vieja computadora de escritorio.

"¡Mira, mamá! ¡Las imágenes prueban que está mintiendo!", dijo antes de que su madre lo abrazara y lo felicitara por haber obtenido la prueba. "¡Estoy tan orgullosa de ti!", le dijo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pixabay

Publicidad

Al día siguiente, Daniel y su madre le mostraron las imágenes de la cámara de seguridad a su abogado y así ganaron el caso contra el hombre. Después de que el video demostró que había mentido, el juez ordenó a las autoridades que le quitaran el perro.

Unas semanas más tarde, los trabajadores de bienestar animal dejaron al perro en el refugio donde trabajaba Daniel y se les pidió que lo cuidaran hasta que alguien lo adoptara.

"Mamá, ¿podemos adoptarlo?", le preguntó Daniel a su madre esa noche. "Él llegó al refugio hoy".

"Oh, hijo. Sabes que no tenemos suficiente dinero para alimentarlo", respondió ella.

Publicidad

"Mamá, no te preocupes. Lo resolveremos", dijo Daniel. "Le pediré a los administradores del refugio que me ayuden a alimentarlo. ¡Y lo llamaré Max! Por favor, dime que sí".

Dos días después, Daniel trajo a Max a casa. Su madre le permitió quedarse con él como recompensa por su amable acto. Se sintió inmensamente orgullosa de su hijo por cuidar a los animales en un mundo donde algunos pueden llegar a ser tan crueles con ellos.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Las buenas acciones son recompensadas de una forma u otra: Daniel recibió una notificación judicial por dañar el automóvil del hombre, pero no solo pudo probar que había actuado bien, sino que su madre lo recompensó por su gran corazón.
  • Las mascotas no son objetos, son seres vivos que merecen amor y cuidados de por vida: El dueño del perro lo dejó encerrado en el vehículo sin ventilación en un día caluroso, exponiéndolo a una muerte segura. Por suerte, Daniel llegó a tiempo para salvar su vida. Sin embargo, son muchos los que no tienen esa suerte.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Te puede interesar: Adolescente pobre deja la universidad de sus sueños para cuidar a su abuela: luego se convierte en dueño de hotel 5 estrellas - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Tras la muerte de sus padres, mujer solitaria se muda a su casa de la infancia y oye inquietante llanto en el ático - Historia del día

26 de octubre de 2022

Chica sin hogar sacrifica su almuerzo por una mujer ciega y se queda con hambre, luego hereda su mansión - Historia del día

07 de noviembre de 2022

Mujer recibe donaciones anónimas para su refugio de niños: se entera de que son de su madre, a quien nunca conoció - Historia del día

30 de diciembre de 2022

Hombre ignora las cartas que su madre le manda cada día hasta que recibe una invitación a su funeral - Historia del día

02 de noviembre de 2022

Niño rescata a cachorrito enjaulado de una casa abandonada: al día siguiente un indigente llama a su puerta - Historia del día

18 de octubre de 2022

Vecinos le dan un perro guía a un hombre ciego: el can le salva la vida 1 hora después - Historia del día

10 de enero de 2023

Mamá rica prohíbe a su hija compartir el almuerzo con un mendigo y sus perros hasta que ellos le salvan la vida - Historia del día

28 de octubre de 2022

Mamá soltera camina 3 horas al trabajo por un año: un día halla un auto nuevo con las llaves junto a su ventana - Historia del día

01 de octubre de 2022

Niño corta césped a cambio de dinero para ayudar al conserje de su escuela a pagar la hipoteca y jubilarse - Historia del día

27 de diciembre de 2022

"No tengo suficiente dinero para comida" le dice la madre a su hijo: él se detiene en un camión de comida al otro día - Historia del día

30 de diciembre de 2022

El día después de que mi prometido desapareció de nuestra boda, lo vi firmando papeles en la oficina de mi padre - Historia del día

13 de diciembre de 2022

Hombre se burla de señora que no puede parquear su auto: se entera de que es la doctora que llegó a salvar a su esposa - Historia del día

02 de octubre de 2022

Al visitar la tumba de su esposa fallecida, hombre ve a su perro cavando y decide revisar - Historia del día

07 de enero de 2023

Reprendí a un mendigo que rondaba mi auto y resultó que acababa de evitar que me robaran - Historia del día

05 de noviembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited