logo
Anciano limpiando el piso | Foto: Getty Images
Fuente: Anciano limpiando el piso | Foto: Getty Images

A los 73 años, me convertí en conserje de la escuela solo para ver a mi nieto - Mi Historia

Mayra Pérez
17 ene 2023
19:20

Mi hija y yo siempre habíamos sido muy unidos, pero un día se alejó de mí para formar su propia familia. Nunca podría haber adivinado lo que nos reuniría años después.

Publicidad

Mi esposa Laura y yo habíamos intentado tener un hijo durante muchos años, sin éxito. Todo cambió cuando fuimos bendecidos con una niña, Raquel.

Desafortunadamente, la salud de Laura se deterioró después del parto. "José, prométeme que moverás cielo y tierra por nuestra niña", me dijo, mientras yacía en la cama de un hospital.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Poco tiempo después, mi esposa falleció. Nunca me volví a casar y dediqué mi vida a criar a Raquel. Durante muchos años, fuimos muy unidos. Intenté hacer de madre y padre para ella.

Cuando entró a la adolescencia, pude sentir que mi hija comenzaba a alejarse de mí. Ya no veía el partido de fútbol conmigo ni quería acompañarme en las excursiones. Cuando cumplió 16, traté de hacerle una fiesta y ella rechazó la idea.

"Papá, siento que me estás asfixiando", me dijo.

Todo lo que yo quería hacer era protegerla y cumplir la promesa que le había hecho a su madre. Con el tiempo, se volvió imposible razonar con mi hija.

Publicidad

Pensé que era solo angustia adolescente, pero cuando cumplió 18 años, las cosas fueron de mal en peor. Raquel me dijo que se mudaría a otro estado con su novio, Damián. Hasta ese momento, ni siquiera había oído hablar de este chico.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

"Creí que querías asistir a la universidad y obtener tu título de abogada. ¿De qué se trata todo esto?", pregunté con cierta incomodidad.

"Cambié de opinión, papá. Amo a Damián más que a nada. No te conté sobre él porque eres muy posesivo conmigo", dijo Raquel.

Me dejó desconcertado su respuesta. No podía entender por qué Raquel quería abandonar sus sueños por esa persona desconocida para mí. Me preocupaba que mi niña se escapara con un extraño y temía lo peor.

"Papá, necesito el dinero de mi fondo universitario para que Damián y yo podamos instalarnos cuando nos mudemos", dijo. Con ira, rechacé su pedido. Le dije que no confiaba en su nuevo novio y que no sabía nada de él.

Publicidad

Mi mundo se derrumbó cuando Raquel empacó sus cosas y se fue. No importaba la frecuencia con la que la llamara o le enviara mensajes de texto, nunca obtenía respuesta.

Algunos años más tarde, justo después de retirarme de la enseñanza, estaba comprando en el supermercado local cuando la vi. Ella estaba embarazada y compraba artículos para bebés cuando notó que la miraba desde el otro lado del pasillo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

"Mi niña. Mírate. No puedo creerlo. ¿Cómo estás? Te he extrañado demasiado", dije, sintiendo un nudo formarse en mi garganta. Tristemente, Raquel me miró con el mismo ceño fruncido que tenía la última vez que la había visto.

"Déjame en paz. Si quisiera hablar contigo, atendería tus llamadas", respondió enojada antes de salir de la tienda. Me sentí bastante deprimido después de nuestro amargo encuentro, pero continué tratando de mantenerme en contacto.

La busqué en las redes sociales y resultó que ella y Damián habían regresado a la ciudad cuando ella quedó embarazada. Algunos meses después, me enteré de que había dado a luz e intenté visitarla en el hospital.

Publicidad

"Puedes quedarte con tus felicitaciones. Mantente alejado de mi familia", me dijo.

Un año después, conduje hasta su casa y dejé los regalos de cumpleaños para su hijo, Efrén. Observé desde el auto mientras Raquel leía mi tarjeta y tiraba mis regalos a la basura.

Me sentí derrotado y comencé a reflexionar. Quizás había lastimado a mi hija al rechazar sus deseos. Pero no podía renunciar a mi familia, así que todavía enviaba tarjetas y deseos cada vez que podía.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Cuatro años después, la vi publicar una foto del primer día de escuela de Efrén. Tuve la idea de pedir trabajo en la misma escuela para ver a mi nieto.

Lee también: Chico pobre se rehúsa a vender el futbolín de su abuelo por $5.000: más tarde encuentra dinero escondido dentro - Historia del día

Me senté con el director, quien me dijo que no tenía vacantes disponibles en el área docente. También me dijo que yo era un poco mayor para cualquier otra posición. Pero no me rendí y le conté mi historia.

"Por favor, acepto cualquier trabajo. Ni siquiera necesito el dinero. Cortaré el césped o trapearé los pisos. ¡Solo quiero ver a mi nieto!", le supliqué al director de la escuela.

Publicidad

Por simpatía y tal vez incluso por lástima, estuvo de acuerdo cuando le revelé la verdadera razón. "Te aceptaré como conserje de medio tiempo, pero por favor trata de no meterte en problemas", me dijo.

Durante las próximas semanas, estuve feliz. Todavía deseaba hacer las paces con Raquel, pero ver a Efrén todos los días me hacía sonreír. Es un chico dulce que siempre me saludaba cuando pasaba.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Un día, escuché una conmoción en los pasillos. Encontré a otro chico golpeando a Efrén contra los casilleros. "¡Oye, qué crees que estás haciendo!", grité. Mientras el matón se escapaba, consolé a mi nieto y le dije que hablara con el director de inmediato.

Al día siguiente, me llamaron a la oficina del director como testigo del incidente. Para mi sorpresa, no solo estaba Efrén allí, sino también Raquel.

Pensando que se enojaría, admití todo en el acto. Le conté por qué había estado trabajando como conserje y cómo había ayudado a Efrén. Me giré para ver a mi hija llorando en su silla.

"Lamento mucho haberte hecho pasar por todo este problema solo para ver a tu familia", dijo mientras agarraba un pañuelo.

Publicidad

"Te he extrañado muchísimo, y movería cielo y tierra para protegerlos a ti y a Efrén", respondí mientras contenía las lágrimas.

Raquel me invitó a su casa para pasar el fin de semana. Finalmente, conocí a Damián y nos llevamos bastante bien. Me disculpé por no haberle dado una oportunidad años atrás y le expliqué que solamente había querido proteger a mi hija.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

Ahora, finalmente me he reconciliado con mi hija, y somos una familia otra vez. Raquel, Damián, Efrén y yo fuimos a ver el partido el fin de semana y estamos planeando irnos juntos de viaje en las próximas vacaciones escolares.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Nunca te rindas en el amor. A pesar de que su hija lo había rechazado reiteradamente, José nunca se rindió con su familia.
  • El perdón siempre es sanador. Tanto Raquel como José encontraron una forma de perdonarse mutuamente, y su familia es más fuerte gracias a ello.

Te puede interesar: Maestra ve a estudiante huérfana compartiendo el almuerzo con un indigente y se entera de que es su padre - Historia del día

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Hijos ignoran la invitación de Navidad de su viejo padre: solo se presenta el nieto de 7 años - Historia del día

25 de diciembre de 2022

Mujer le pide al conserje del parque que cuide a su hija brevemente y desaparece por 7 años - Historia del día

29 de diciembre de 2022

Mi novio me echó tras enterarse de que estoy embarazada: 26 años después mi hijo lo visitó - Mi Historia

15 de enero de 2023

Abuelo vende su finca para comprar un regalo por la boda de su nieto pese a estar distanciados - Historia del día

22 de noviembre de 2022

Pasé mi cumpleaños 75 solo en un hogar de ancianos: 2 hijos y 4 nietos de los que no sabía nada me visitaron - Historia del día

25 de octubre de 2022

Abuelo viudo finalmente se encuentra con sus nietos tras años separados y se siente como de 20 divirtiéndose con ellos - Historia del día

01 de octubre de 2022

Maestros se acercan a felicitar al conserje de la escuela en su cumpleaños 75: "Ustedes son mi única familia", dice - Historia del día

13 de enero de 2023

Susan Sarandon adora a sus 3 nietos "divinos" a los 76 años tras ayudar a su hija, quien se divorció estando embarazada

26 de octubre de 2022

Anciano vende su hogar para pagar el tratamiento de su nieto, luego recupera su casa - Historia del día

09 de octubre de 2022

Millonario juega con el hijo de la doméstica mientras ella trabaja: años después le pide al chico que dirija su empresa - Historia del día

10 de diciembre de 2022

Millonario descubre que su hija y sus nietos viven en una carpa bajo un puente - Historia del día

03 de octubre de 2022

Conserje que limpió por 12 años la escuela se convierte en director y le demuestra a su hijo que nada es imposible

13 de octubre de 2022

Hija de conserje va al banco a buscar su herencia y el cajero se ríe de ella hasta que abre la caja de seguridad - Historia del día

30 de noviembre de 2022

Goldie Hawn es una abuela cariñosa con sus nietos: su hijo habló sobre los problemas de su niña en la escuela

04 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited